Está navegando en la edición del Sabado 13 de Octubre del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Panorama

Dos consorcios ofertan en polémica licitación

De seis empresas que inicialmente mostraron interés en la licitación millonaria de alimentos para custodios e internos, solamente dos grupos foráneos participaron.

13/10/2012 - Solo dos consorcios extranjeros presentaron ayer sus propuestas y ofertas económicas en la licitación de $101 millones para alimentar diariamente a los custodios y reclusos de las cárceles de Panamá y Colón, durante los próximos siete años.

El Consorcio Alimentando Panamá –de capital colombiano– ofertó un costo unitario de $3.15 por alimentar diariamente a los reos y custodios; siendo este el precio tope que fijó el Ministerio de Gobierno.

En tanto, el Consorcio Panameño para el Desarrollo –de capital salvadoreño e integrado por Alimentos Prácticos S.A. (Aliprac), actual proveedor de este servicio– ofertó $2.99 por cada plato.

Además del precio, en esta licitación se evaluarán aspectos como la capacidad financiera de las empresas, cantidad de equipos de cocina a instalar en las cárceles y la experiencia. Ambas propuestas serán analizadas por una comisión conformada por abogados, financistas y una dietista, que debe rendir un informe en 10 días hábiles y así conocer el ganador.

El titular de Gobierno, Jorge Fábrega, evitó referirse a la acusación que hizo la Asociación de Restaurantes y Afines de Panamá de que esta licitación es un “traje hecho a la medida”. “Estamos en un país de derecho y hay instancias para los reclamos”, dijo parcamente el ministro.

Este gremio advirtió con antelación que ninguna empresa panameña participaría, pues los requisitos son excluyentes y alertó –al igual que lo hizo el actual proveedor Aliprac– que en el pliego aparecían términos de uso común en Colombia (como “agua de panela” y “arepa”).

Esto último, explicaron los encargados de la licitación, fue un “error” porque copiaron de internet fragmentos de licitaciones.

Por su parte, el consorcio colombiano desestimó estas críticas y citó que la Ley 69 de 2001 regula “la actividad panelera o raspadura” en Panamá. “Desde hace años se habla en Panamá de panela”, dijo Gabriel Fernández, uno de los abogados de la empresa. Sin embargo, no dijo nada sobre el término “arepa”.


watchman
Hace 2 aos

Mas dinero para los ya ricos y poderosos del pais y todo sigue igual y todo esta bien. Pues todo no esta bien porque le roban el dinero al pueblo mientras ellos engordan sus cuentas de banco. Cuando la justicia de este pais va a actuar en beneficio de los intereses del pueblo?

Garoto
Hace 2 aos

Apuesto $10 a que gana Consorcio Alimentando Panamá.

svmendezw
Hace 2 aos

algo que ya aprendi de los ladrones del cd, y es que aqui en panama se puede robar descaradamente y aunque la gente chacharree y proteste, despues de que la plata este en mi bolsillo, no debo preocuparme de nada ya que todos son una bola de cobardes que no se atreven a defender sus impuestos.

SakPasse'la
Hace 2 aos

TOTALMENTE CONCUERDO CON USTED , LA FLOJERA Y COBARDIA DEL PUEBLO PANAMENO SE REFLEJA EN QUE NO MUEVE UN DEDO AUN CUANDO LOS ESTAN JODIENDO , PERO SI LES CANCELARAN EL CARNAVAL , ALLI SI LOS VERIAS QUEJANDOSE Y HACIENDO ALBOROTOS . EL DIA EN QUEESTEMOS COMO ARGENTINA ALGUNA VEZ Y COMO GRECIA Y ESPANAN ESTAN AHORA LOS VERE LLORANDO . EL DINERO MALGASTADO NO DURA PARA SIEMPRE.

sonina
Hace 2 aos

como tambien fueron excluyentes los terminos para compra de carros / maquinas de bomberos, solo una empresa fabrica autos con grua tan alta a todas luces peligrosisima, y no creo q nuestros bomberos quieran subirse tan alto por cuestion de su seguridad.
 

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A. Nos reservamos el derecho de editar y/o eliminar comentarios por:

  • Salirse del tema que trata la nota.
  • Postear enlaces (links) a otras páginas.
  • Promover servicios o páginas web.
  • Insultar a otros foristas.
  • Hacerse pasar por otro forista.
  • Usar obscenidades en sus comentarios.

EDICIONES ANTERIORES