Está navegando en la edición del Viernes 28 de Diciembre del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Panorama

Veterana. La LIBRERÍA CULTURAL PANAMEÑA abrió en 1952.

El último rincón literario

Después de 60 años, la Cultural Panameña es toda una institución entre los intelectuales del país, y la última librería auténtica en la que perderse.

28/12/2012 - El Nobel estadounidense John Steinbeck decía que “por el grosor del polvo en los libros de una biblioteca pública, puede medirse la cultura de un pueblo”.

La librería Cultural Panameña no es exactamente una biblioteca, pero por el aspecto desgastado de algunos de sus libros –aunque no estén usados– podría intuirse que, en general, en este país se lee poco y se compra menos.

Y, sin embargo, este establecimiento lleva 60 años abierto, resistiendo contra viento y marea, adaptándose a los tiempos y poniendo su granito de arena para fomentar la lectura y la creación literaria en Panamá.

“Es la librería del pueblo y donde realmente acuden los intelectuales del país”, dice tímidamente Manuel Fraguela que, con su hermano Fernando, dirige un establecimiento fundado por su padre Amador en 1952.

Su primera ubicación fue en la avenida Central, a un costado del café Coca Cola. Por entonces aquel era el centro de la intelectualidad del país, con sus librerías (Palacios, Avance, Selecta, Santa Ana, etc.) y sus cafés.

De Amador Fraguela se puede decir que amaba los libros, “los tocaba, los miraba, los acariciaba...”, dice Manuel, quien reconoce que la biblioteca personal de su padre cuenta con volúmenes casi únicos.

Tal era su devoción, que llevaba a España a restaurar algunos de sus tesoros. Y fue en uno de esos viajes cuando encontró su joya más preciada, Antonia Ruiz, a la postre su esposa y compañera al frente de la librería.

En los años dorados (60, 70 y 80) llegaron a contar con sucursales en San Miguelito, Crisol, Santa Ana y Universidad Católica. Sin embargo, el orgullo familiar era un local situado en la avenida Perú donde había “exposiciones, conversatorios, obras de arte, algo muy innovador para la época”, recuerda Fernando.

Finalmente, la familia se quedó con el local de Perejil donde llevan ya más de 40 años, y por donde cualquier intelectual o estudiante del país habrá pasado casi con toda seguridad.

“Y muchos más; aquí han estado escritores como García Márquez, Rogelio Sinán, Joaquín Beleño; políticos como Omar Torrijos, Guillermo Endara, Aristides Royo, etc.”, cuenta orgulloso Fernando.

Lo cierto es que entrar en la librería Cultural Panameña es como hacerlo en un túnel del tiempo, tanto por la antigüedad de algunos de los volúmenes, como por las fotografías y objetos que decoran sus paredes y que colecciona Manuel. Incluso la música traslada al visitante al Panamá de hace 50 años.

“Hay mucho libro viejo, pero no hay librería que sea buena que no tenga libros viejos”, comenta Fernando.

Con más de 35 mil títulos disponibles, los dos hermanos se ha adaptado a los tiempos, tienen una web desde la que se pueden hacer pedidos, y venden a bibliotecas de Estados Unidos obras de autores panameños, “que elegimos con cuidado y editamos nosotros”.

Un viaje en el tiempo a la vuelta de la esquina.

Como una gran familia

Que en Panamá se lee poco, es un secreto a voces.

En la librería Cultural todos coinciden en que antes la gente compraba libros, pero que ahora “regalar uno en Panamá es algo rarísimo”, dice Fernando. Sin embargo, el negocio lleva 60 años y da de comer a varias familias.

Horacio, el “patriarca”, trabaja allí desde hace 44 años. Ahora tiene 82 y se conoce la librería “casi mejor” que su casa. “De aquí yo creo que me van a sacar mirando el dedo gordo del pie”, comenta entre risas.

Los clientes entran y salen entre saludos y hasta mañanas; la clientela es fiel. En sus pasillos hallamos a Fernando Reina, escritor panameño para el que “por variedad y tradición es la única con un ambiente literario real”. Las alternativas son Exedra y El Hombre de la Mancha, menos auténticas pero con gran variedad en novedades, o Argosy, ideal para amantes del arte y el cine.


templario9001
Hace 2 aos

en la libreria cultural se pueden ver definitivamente muchas màs variedad que las librerìas comerciales... donde bàsicemnte solo se encuentran literatura light... biografìas oficiales, libros de superaciòn, etc, etc.... si usted quiere conseguir algo como .... rusell, solsteniyin, etc, etc... mejor busque por internet....

templario9001
Hace 2 aos

dicen que durante la invasiòn... los ùnicos negocios que ni voltearon a ver.. que no le dañaron las puertas, ni saquearon... fueron las librerias... porquè no se lee en panamà?.... hay muchas razones..... padres ignorantes, crìan hijos ignorantes.... escuelas que no hacen nada para que los chiquillos lean.... el precio de los libros que es ridìculo... y por supuesto la tecnologìa..

Oiram
Hace 2 aos

Estoy de acuerdo con usted en casi todo, pero se pueden encontrar libros de todos los precios. Claro que las novedades son más caras, pero hay un sinnúmero de excelentes opciones en el mercado. ¿Y qué decir de las bibliotecas? Por ejemplo, la Biblioteca Nacional ofrece una gran variedad y un ambiente fantástico.

templario9001
Hace 2 aos

de todos los precios?... seguro?.. yo hace 1 semana pase por un hombre de la mancha.. tenian esta colecciòn de ensayos de umberto eco y otros intelectuales... saque un librito.. como de 90 paginas.. portada de papel.. hojas baratas.... 20 palos... ya nadie hace ediciones de bolsillo?.. antes yo veìa ediciones de imprentas colombianas, argentinas, cubanas a 4-6 dolares... tengo años que no veo eso..

Casas Viejas
Hace 2 aos

hace unos día estacioné el carro en un centro comercial. en el asiento de atrás llevaba unos libros recién comprados. mi esposa me advirtió que los escondiera porque algún ladrón podía romper la ventana del carro para robarlos. casi me muero de la risa. mi amor, le dije, aquí nadie se roba un libro ni aunque le pagues. por eso tenemos a martinelli de presidente.

Kampunia
Hace 2 aos

Enhorabuena a la Libreria Cultural, a Fernando, Manuel y sus trabajadores. Muchas gracias a la familia Fraguela por tantos años de dedicación a este trabajo y por poner al servicio de los panameños su empeño y su entusiasmo por los libros y la cultura. Con afecto.
 

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A. Nos reservamos el derecho de editar y/o eliminar comentarios por:

  • Salirse del tema que trata la nota.
  • Postear enlaces (links) a otras páginas.
  • Promover servicios o páginas web.
  • Insultar a otros foristas.
  • Hacerse pasar por otro forista.
  • Usar obscenidades en sus comentarios.

EDICIONES ANTERIORES