Está navegando en la edición del Jueves 2 de Enero del 2014. Para volver a la versión actual presione aquí.

Panorama

Se complica ejecución del proyecto más importante de Panamá

GUPC amenaza con abandonar ampliación

ACP mantiene su posición de llevar cualquier reclamo a las instancias fijadas en el contrato. El consorcio cuenta los días para que resuelvan su pedido.

OBRA. GUPC, a cargo del tercer juego de esclusas, se acogió al derecho de entregar un preaviso de acuerdo a la ley panameña.LA PRENSA/Eric Batista.


02/01/2014 - Grupo Unidos por el Canal (GUPC) reveló que no puede continuar la construcción del tercer juego de esclusas, obra en la que proyecta sobrecostos por mil 600 millones de dólares.

El consorcio hizo pública las interioridades de un documento en el que dio un ultimátum a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) para que resuelva sus peticiones financieras, lo que implicaría atender los costos adicionales generados por la ejecución del proyecto.

En la carta, remitida a la administración del Canal, el contratista dio un preaviso de suspensión de los trabajos. De acuerdo con la nota, la entidad tiene 21 días para cumplir con sus requerimientos.

GUPC indicó ayer, en un comunicado, que la administración de Jorge Luis Quijano en la ACP ha fallado en el cumplimiento de sus obligaciones y puso como ejemplo la “inexactitud de la información proporcionada al consorcio para ejecutar el proyecto...”.

La ACP, en tanto, rechazó las presiones de GUPC, que, según la institución, tienen el único propósito de forzarla a negociar fuera de los términos establecidos en el contrato.

“No importa qué tipo de presión se haga contra la ACP, nosotros mantenemos nuestra exigencia de que GUPC respete el contrato que ellos mismos aceptaron y firmaron”, manifestó Quijano.

La relación entre el contratista y el Canal se encuentra en su punto más crítico, lo que complica la entrega oportuna de la obra de ingeniería más importante del hemisferio.

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES