Está navegando en la edición del Martes 18 de Diciembre del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Panorama

Hotel de Coronado apela expulsión

18/12/2012 - Los abogados de Desarrollo Golf Coronado, S.A. (DGC) sostienen que la directora de Desarrollo e Inversiontes Turísticas, Teodolinda Quintero, se extralimitó en sus funciones, dado que no tenía competencia para expulsar a la empresa del Registro Nacional de Turismo.

El pasado 7 de diciembre, Quintero firmó una resolución en la que ordenó cancelar la inscripción de DGC del Registro, lo que conlleva el retiro de los incentivos fiscales que le corresponden por ley.

Ayer, José Javier Rivera, en representación de DGC, presentó un recurso de reconsideración en el que señala que se cometió un “flagrante abuso de autoridad” contra su cliente, ya que Quintero decidió la expulsión del Registro, pese a que estas decisiones competen a instancias superiores. En ese sentido, recordó que fue la junta directiva del Instituto Panameño de Turismo (hoy reconvertido en Autoridad de Turismo de Panamá (ATP) la que autorizó el ingreso de DGC en el Registro, en el año 2007, decisión que fue ratificada en 2009 por el administrador de la ATP, Salomón Shamah.

Quintero apoyó su decisión en que la empresa hotelera acreditó como suyas 3 de las 44 fincas sobre las que opera el hotel de 115 habitaciones Coronado Golf & Beach Club, en el distrito de Chame. No obstante, desde julio pasado, DGC advirtió a la ATP de este error y pidió su corrección a Shamah.

En aquel entonces se entregaron documentos que prueban que el error en las fincas se cometió en el Registro Público, que expidió las certificaciones con información equivocada. Entre los errores está, por ejemplo, que DGC aparece como propietaria de dos fincas, cuando en realidad es arrendataria.

El administrador nunca dio respuesta. “Mantuvo el expediente de manera silenciosa y no comunicó a nuestra representada ninguna decisión, a pesar de que la petición de corrección es muy clara y bien sustentada”, indicó Rivera.

Agregó que, en la resolución del 7 de diciembre, Quintero aplicó a su cliente la Ley 8 de 1994, pese a que esta dejó de existir hace más de un mes: fue derogada y reemplazada por la Ley 80 del 8 de noviembre de 2012.


Independiente420
Hace 2 aos

Paguen sus impuestos y dejen de llorar !

GANDHI
Hace 2 aos

HAY QUE ESPERAR QUE SE VAYA EL CAPO DE AQUI, DESPUES ARREGLAMOS TODO, PRIMERO HAY QUE IR CONTRA EL Y SU GRUPITO DE LADRONES CORRUPTOS!, NACIONALICEMOS LOS 99!!!!!!!, QUITEMOSLE TODO POR LADRON!!!!!!!

LucyM
Hace 2 aos

lo claro esta que este senor falsifico documentos y que ademas e eso debe de pagar todos sus impuestos y no lo hace.

Pablito
Hace 2 aos

Donde está claro esto? Usted lo vió, tiene pruebas o es que camacho le dijo de calumniar a Eisenmann usando el anonimato?

ale23
Hace 2 aos

Hasta cuando vamos a tener que aguantarle al CapoCoronado todas sus corrupciones,falsificaciones,no al pago de sus impuestos etc.

Pablito
Hace 2 aos

Hasta cuando vamos a tener que aguantarlas a las mentiras descaradas de los batallones de la falta de dignidad de camacho?

Pablito
Hace 2 aos

Hasta cuando vamos a tener que aguantarlas a las mentiras descaradas de los batallones de la falta de dignidad de camacho?

Leonardo
Hace 2 aos

Si vas hablar de pruebas, sabes que es imposible de obtenerlas, porque todos los gobiernos cometen corrupción y este ha sido el mayor corrupto con el Capo en la dirección. Reza un dicho que el peor ciego es el que no quiere ver y la ciudadanía lo esta viendo pero tu no. Sigue ciego que por algo sera. Tu tendrás tu razones economicas. Además la deuda se esta disparando tan exhorbitantemente que tendra consecuencias futuras. Te invito a que analices, sitienes capacidad para eso.

jack hammer 3
Hace 2 aos

pero si tenian documentacion falsa, no pueden volver apelar, ni a tener los beneficios que antes tenian, no juzgo a nadie, pero si el hizo una falta como emresario debe pagar las consecuencias

Pablito
Hace 2 aos

donde estan las pruebas por lo que dice usted? Calumniador.
Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES