Está navegando en la edición del Domingo 9 de Diciembre del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Panorama

ANAM INTENTÓ FRENAR LAS OBRAS DE Agroforestal Quebrada Ancha CINCO VECES ESTE AÑO

Inquietud en Quebrada Ancha

Fernando Johnson, el rescatista de la Cruz Roja que murió por el derrumbe en la carretera Boyd-Roosevelt, advirtió de irregularidades en la vía.

09/12/2012 - La Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) intentó este año, en cinco oportunidades, suspender el proyecto Agroforestal Quebrada Ancha, en Colón, del que las autoridades sospechan pudo causar el derrumbe de un tramo en la carretera Boyd-Roosevelt.

El hundimiento de la vía, el pasado 25 de noviembre, cobró la vida de los rescatistas de la Cruz Roja Fernando Johnson y Jorge Alemán.

La directora de la Anam en Colón, Noris Toribio, sostuvo que en tres de las diligencias que hizo la institución estuvieron acompañados por policías y funcionarios de la corregiduría de Limón.

Sin embargo, los trabajos de la obra, cuyo promotor es Guojie Huang, continuaron los fines de semana, de acuerdo a la versión de Toribio.

Informes de la Anam destacan que para mayo de este año los daños ecológicos ocasionados por el proyecto ya ascendían a $10 mil.

Toribio advirtió que a esta cifra ahora se le agregarán las afectaciones ambientales producidas por el deslizamiento de tierra en la carretera.

Paralelo a esta información, se conoció que el estudio de impacto ambiental del proyecto, categoría II, fue aprobado el 3 de febrero de este año, y un mes más tarde la Anam ya habría detectado diversas anomalías.

Por esta razón, la institución abrió un proceso administrativo a la compañía, remitiendo el caso ese mismo mes a la Fiscalía Cuarta de Colón.

Pese a las diligencias y notificaciones hechas al promotor de Agroforestal Quebrada Ancha, el 31 de julio de este año la división del Ministerio de Obras Públicas en Colón preparó un informe en el que señalaba que la carretera podría colapsar por el movimiento de tierra que efectuaba la empresa.

Las irregularidades encontradas incluían afectaciones al sistema pluvial y a la rodadura de la carretera, entre otros aspectos.

Cuatro meses más tarde, específicamente el 12 de noviembre de este año, el inspector Leonardo Ceballos, de Ingeniería Municipal de Colón, levantó un nuevo informe en el que se señalaba que el sistema pluvial del lugar estaba tapado por un relleno de la compañía.

“El agua extraída del canal provisional puede afectar el hombro de la carretera”, advirtió el funcionario en el documento.

Con este reporte, el ingeniero municipal de Colón, José Peralta, ordenó nuevamente la suspensión de los trabajos en el área de la servidumbre.

JOHNSON LO ADVIRTIÓ

Además, fuentes de Ingeniería Municipal de Colón afirmaron que Fernando Johnson, uno de los rescatistas de la Cruz Roja que falleció junto a un compañero por el hundimiento de la carretera, laboró en este departamento como inspector de obras.

De hecho, según sostiene la fuente, en 2010 Johnson inspeccionó el proyecto Agroforestal Quebrada Ancha, debido a que la compañía había solicitado un permiso para remover tierra en el terreno.

De acuerdo con esta versión, ratificada por otros dos voceros gubernamentales que pidieron no revelar sus identidades, Johnson informó que la empresa trabajaba a orillas de la carretera, la misma en donde dos años más tarde fallecería.

Un pueblo afectado

A 15 días del desplome de la carretera en la curva del Cebo, pobladores que viven en las inmediaciones se encuentran en zozobra.

Quince años atrás, Carmen Abre, moradora del lugar, instaló un quiosco de frituras, buñuelos y bollos.

Esta comerciante, luego del deslizamiento de tierra, tuvo que cerrar su negocio a falta de clientes.

Así como Abre, otros seis locales en el área corrieron la misma suerte sin que ninguna autoridad les haya ofrecido ayuda.

La mayoría de los residentes en la zona son de apellido Abre y 18 viviendas cercanas al área del derrumbe deben ser evacuadas.

Elida Abre de Alba, otra de las habitantes, sostiene que solo el personal del Sistema Nacional de Protección Civil les ha advertido que deben dejar el sitio, por lo que solicitó apoyo del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial para ser reubicados.

La emergencia en el área ocasionó que moradores como Son Herrera hayan tenido que abandonar su hogar para mudarse a casa de familiares.

A Herrera le llama la atención que en el estudio de impacto ambiental, categoría II, aprobado para este proyecto, se hablaba de la siembra de árboles maderables y frutales.

Sin embargo, de acuerdo a su relato, se hicieron detonaciones en el área rocosa.

Sobre este aspecto, la directora de la Anam en Colón sostiene que en la actualidad no mantiene reportes sobre ello.

En el estudio de impacto ambiental, el promotor también reportó la existencia de 173 árboles.

Sin embargo, la Anam contabilizó que en las obras ejecutadas se derrumbaron 70 árboles y no se llegó a sembrar.

En Quebrada Ancha, a unos 50 metros de donde ocurrió la tragedia, hay un letrero que advierte el cierre de la vía en ambos tramos carreteros.

Moradores de la zona dijeron que entre miércoles y jueves de esta semana, personal de la empresa Norberto Odebrecht ejecutó un corte de carretera provisional al cerro que se derrumbó, para el paso peatonal de los lugareños.

Huang optó por guardar silencio en su ferretería

Guojie Huang es el promotor del proyecto Agroforestal Quebrada Ancha, cuyo estudio de impacto ambiental, aprobado el 3 de febrero de 2012, establece la siembra de árboles maderables y frutales.

Informes de la Autoridad Nacional del Ambiente, del Ministerio de Obras Públicas y de Ingeniería Municipal de Colón señalan que la empresa no cumplió con lo prometido y generó daños ambientales. Las instituciones estudian si la compañía tiene responsabilidad en el derrumbe de la carretera Boyd-Roosevelt que cobró la vida de dos rescatistas de la Cruz Roja. Este medio trató de entrevistar a Huang en su oficina de la ferretería Súper Descuento, ubicada a orillas de la carretera en Cativá de Colón. Una de sus secretarias indicó que su patrón no estaba disponible. Aldo Sáenz, representante legal de la empresa, dijo que están dispuestos a cooperar con la investigación, aunque estima que las autoridades solo buscan a quién culpar.


Davidson
Hace 2 aos

Nadie a cuestionado quien es el que físicamente realizó los trabajos, porque quien sea que sea debía conocer que medidas tomar para evitar ese desastres. Hay empresas en el área que se dedican a realizar estos trabajos de manera irresponsable y son tan culpables como los promotores. Que se averigue quien hizo físicamente los movimientos de tierra, que tal vez tenga su "padrino".

cory amo mi panama
Hace 2 aos

Vean la tumba muerto estos chinos no se como consiguen estos permisos, despues de el san miguel arcangel va a ver una tragedia, no hay que ser geologo para saber que ese cerro colapsara por la tierra que estan removiendo.

a50pma
Hace 2 aos

a quien conoce Guojie Huang, promotor del proyecto Agroforestal Quebrada Ancha? exponiendo los nombres de esos individuos es lo que la población queremos saber. deben también ser llevados a cortes judiciales para sus debidas sanciones y encarcelamiento(s). periodista DIDIER HERNÁN GIL GIL, ponte a trabajar o es que tienes miedo?

Poncio
Hace 2 aos

Y quiénes son los padrinos del promotor? Todos deben ser juzgados por homicidio.

George Gustav
Hace 2 aos

Desde el año 2010 se venia el problema encima y no hicieron ni cebo.....Definitivamente este es un desgobierno de grandisimos HPs....a parte de capos y locos.

Tanai7
Hace 2 aos

abogaducho gilipollas y lambon! cuanto le estara pagando el tal Huang para que intente negar lo que es obvio! con su silencio ya esta admitiendo huang que su desmedida ambicion no le llevo a considerar a los pobladores del area! por otra parte se Habra sentido protegido por las coimas que pago! a boicotearle la ferreteria y obstruirle la massacre que desato en quebrada ancha! que actue el pueblo; del desgobierno nada se podra esperar! maldito seas huang, y toda tu casta!
Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES