Está navegando en la edición del Viernes 12 de Julio del 2013. Para volver a la versión actual presione aquí.

Panorama

Investigan a tres altos funcionarios por morosidad

Jorge R. Fábrega LA PRENSA/Archivo

12/07/2013 - El Ministerio Público (MP) admitió una denuncia penal contra el ministro de Gobierno, Jorge Ricardo Fábrega; el jefe del Consejo de Seguridad, Alejandro Garuz; y el administrador de la Autoridad Nacional de Ingresos Públicos, Luis Cucalón, a quienes se acusa de delitos contra el orden económico tras la retención de cuotas obrero patronales en sus empresas.

La denuncia fue presentada a título personal por el activista de derechos humanos Pedro Montañez, que entregó como prueba un informe de la Caja de Seguro Social (CSS), de enero de 2013, en el que los funcionarios aparecen en un listado de morosos.

La acción legal destaca que con la retención de las cuotas obrero patronales los funcionarios crearon un daño en el orden económico de la CSS y contribuyeron con su debilitamiento.

En la página 35 del listado está el jefe del Consejo de Seguridad, Alejandro Garuz, con una razón social del Laboratorio Dental Ceramitec, S.A. y número de empleador 87-319-0058.

En la página 70, en cambio, figura el ministro de Gobierno, Jorge Ricardo Fábrega, con la razón social de Inversiones Marbelli, S.A. y número de empleador 87-640-2118.

Finalmente, en la página 77 del cuadernillo se encuentra el administrador de la Autoridad Nacional de Ingresos Públicos, Luis Cucalón, con la razón social de Asesores Financieros Profesionales y el número de empleador 87-833-1115.

Este diario habló con el ministro Fábrega, pero prefirió no hacer comentarios.

Cucalón, por su parte, respondió a través de la oficina de prensa del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) que “siempre ha cumplido con sus obligaciones como empleador” y que para poder hablar del caso tendría que ver primero la denuncia de Montañez.

A Garuz se le buscó a través de la Secretaría de Comunicación de la Presidencia de la República, pero no respondió.

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES