Está navegando en la edición del Lunes 13 de Mayo del 2013. Para volver a la versión actual presione aquí.

Panorama

PRIMARIAS PRESIDENCIALES DEL PARTIDO CAMBIO DEMOCRÁTICO

´Que se preparen los Juan Carlos´: José D. Arias

TRIUNFO. José Domingo Arias, de 47 años, y economista de profesión, dijo anoche que ‘ya el calor de la campaña pasó’, y pidió a sus copartidarios trabajar unidos ‘para vencer a los enemigos del cambio’. LA PRENSA/Jorge Fernández

13/05/2013 - Con un discurso lleno de elogios para Ricardo Martinelli, mandatario del país y máxima figura de partido Cambio Democrático (CD), José Domingo Arias aceptó la candidatura presidencial del oficialismo para las elecciones de 2014.

A pesar de los pronósticos de una contienda cerrada, el exministro de Vivienda y Ordenamiento Territorial fue proclamado ganador de las primarias con un 67%, frente a un 27% de Rómulo Roux y 3.8% de Giselle Burillo.

“Que se preparen los Juan Carlos. Lo dije al principio y lo ratifico hoy. No avanzarán ni un milímetro”, destacó Arias, en referencia a Juan Carlos Navarro y Juan Carlos Varela, candidatos presidenciales del Partido Revolucionario Democrático y del Panameñismo, respectivamente.

FIESTA ELECTORAL

Conocedor de su triunfo y vestido con camisa negra y gorra blanca, Arias fue recibido por Martinelli a orillas de la avenida José Agustín Arango. Un honor de pocos.

El gesto del mandatario fue devuelto con elogios, incluidos en las primeras palabras del discurso del nuevo abanderado presidencial de CD.

“Viva Cambio Democrático, viva el presidente, Ricardo Martinelli”. En su lista de agradecimientos también estuvo el titular de Desarrollo Social y aspirante a la Alcaldía de Panamá, Guillermo Ferrufino, quien no desaprovechó el homenaje y dio un paso adelante con su puño derecho en alto.

Mientras Ferrufino se reubicaba detrás del candidato presidencial, en el pelotón compuesto por Martinelli, funcionarios y los precandidatos derrotados, entre otros, Roxana Méndez, actual jefa de la comuna capitalina, le dijo algo al oído a Roux, quien sonrió.

“Viva CD, viva Ricardo Martinelli, viva Panamá”, gritaba Arias, interrumpido de forma intermitente por Luis Eduardo Camacho, secretario de Comunicación del Estado y su vocero, quien en su ímpetu electoral sirvió de pregonero de la noche. “Unidad”, repetía una y otra vez Camacho.

“Soy un hombre sencillo”, destacó Arias, mientras una asistente le facilitaba la siguiente hoja de su discurso. “Soy un hombre honesto”, destacó.

Después de enumerar las obras de la actual gestión, Arias se despidió de sus copartidarios: “Gracias a Dios, a Ricardo Martinelli y al partido”.

Al finalizar su intervención, el cierre le correspondió al gestor de CD y objeto de los halagos de Arias.

Martinelli, que vaticinó un triunfo arrollador de su partido en las próximas elecciones, recordó a sus rivales políticos que debían comprar medicamentos contra la diarrea.

Arias y Ferrufino rieron a carcajadas, mientras Roux y la primera dama, Marta Linares, apenas esbozaron una sonrisa.

El mandatario, incluso, le ofreció la secretaría general del partido a Roux, que de inmediato aceptó.

Martinelli y Camacho clausuraron la ceremonia con consignas de unidad y la continuidad de CD.

Mientras los políticos se retiraban de la tarima, en las gigantescas bocinas sonó una canción de Dj Black, [Ricardo Weeks], secretario de la Etnia Negra de Panamá, con el verso “este pueblo está cabriao”.

EN LA BELISARIO PORRAS

La jornada electoral empezó temprano, y se tenía la mirada puesta en la escuela Belisario Porras, en San Francisco, donde se esperaba que votara la mayoría de los miembros del Gabinete y parte de la cúpula de CD.

El asesor presidencial y vicepresidente de CD Aníbal Galindo fue uno de los primeros en llegar.

Después apareció el titular de Seguridad Pública, José Raúl Mulino, y, antes de las 12:00 de mediodía se vio llegar a Roux, que acudió para acompañar a votar a su prometida Victoria Heurtematte.

A su lado estaba la alcaldesa de Panamá, Roxana Méndez. Más tarde, una murga anunció la llegada de Arias, que todo el día hizo mancuerna con Ferrufino. Después de que ambos dejaron el lugar, apareció Giselle Burillo.

Allí, ella denunció que en el periódico La Opinión, propiedad del exsecretario de Comunicación del Estado Alfredo Prieto, se mencionaba una encuesta que daba como ganador a Arias, en un día en que estaba prohibido divulgar ese tipo de información.

Sobre el tema, Fausto Fernández, presidente del cuerpo de Delegados Electorales, dijo que en efecto se trataba de delito electoral, por lo que remitiría el caso ante el Tribunal Electoral para su investigación.

Prieto se defendió al manifestar que el semanario está circulando desde el pasado miércoles. No fue el único incidente relacionado con delito electoral.

Ferrufino, en uno de los centros de votación, pidió el votó para Arias, lo que de acuerdo con el exmagistrado del TE Guillermo Márquez está prohibido por el Código Electoral.

El punto cumbre de la actividad política en la escuela Belisario Porras se dio con la llegada del presidente Martinelli y su esposa Marta.

El jefe del Ejecutivo tuvo que abrirse paso entre una multitud, y en el camino dos mujeres se liaron a puños por causas confusas.

Martinelli celebró el proceso de la forma que hasta ese momento se desarrollaba y aseguró que no se “bajaría” al ganador.

LOS MARTINELLI EN LA POLÍTICA

La primera dama manifestó que por ahora no le interesa participar en política, luego de que se le consultara sobre si aspiraría a la vicepresidencia de la República.

En cambio, su hijo Luis Enrique Martinelli Linares ya está en carrera para obtener un cargo de elección en 2014.

El propio Martinelli dijo en la escuela Ricardo J. Alfaro, en Tocumen, que su vástago será el suplente del diputado José Muñoz.

Martinelli, en compañía del presidente del Movimiento Liberal Republicano Nacionalista (Molirena), Sergio González Ruiz, y del diputado Francisco Alemán, manifestó que su hijo siempre ha votado en ese circuito electoral.

Más adelante, Martinelli Linares manifestó que su padre quedará en la historia “como uno de los mejores presidentes de Panamá”.

Cuando esta noticia se propagó, algunos de los críticos de la gestión del mandatario Martinelli manifestaron que “lo que busca es inmunidad”.

LA CONTRALORA VOTÓ

Cerca de allí, en Juan Díaz, Gioconda Torres de Bianchini, encargada de fiscalizar el uso correcto de los fondos públicos, tampoco dudó en emitir su voto.

Llegó a las 2:10 p.m. al instituto Profesional y Técnico Don Bosco, acompañada de varios escoltas. Preguntó dónde se encontraba su mesa y de inmediato votó.

Acostumbrada a esquivar las cámaras, omitió las preguntas de este medio.

“No daré declaraciones”, fue la única frase que se le escuchó, mientras tomaba por los brazos a uno de sus escoltas para evitar las fotos.

Cuando salió del colegio corrió a su carro, subió, cerró la puerta y desapareció entre los demás autos.

En los pasillos, algunos presentes preguntaban: “¿esa era la contralora?”, “¿por qué no se quedó más tiempo?”. Dos horas antes, su hijo, el cónsul en Argentina, Al Bianchini, también votó en el lugar.

El diplomático aclaró que solicitó un permiso especial para viajar desde ese país para participar en el proceso electoral de CD.

EN SAN MIGUELITO

Mientras, la contienda en el circuito 8-6, en San Miguelito, estuvo concurrida, especialmente en horas de la mañana.

El respaldo de los diputados Dalia Bernal, Marcos González y Abraham Martínez hizo inclinar la balanza a favor de Arias.

Mientras que el alcalde de ese distrito, Héctor Valdés Carrasquilla, también acudió a las urnas a emitir su voto, pero a diferencia de los diputados de CD, fue más cauto al no portar una camiseta o alguna gorra que lo identificase con algún aspirante.

Sus seguidores tampoco comentaron a quién apoyaban y se limitaron a ondear banderas de este colectivo.

(Con información de Luis Burón-Barahona, Urania Cecilia Molina, Alicia Mon y Ohigginis Arcia ).

ENFOQUE

Jornada de clientelismo y primarias

CARLOS GUEVARA MANN
[email protected]

PROCESO. Cuando las denominadas primarias fueron introducidas en la política partidista, hace aproximadamente 20 años, crearon la expectativa de que la selección de candidatos a puestos de elección popular, mediante el voto directo de los integrantes de los partidos, ayudaría a profundizar la democracia panameña.

Se esperaba que la apertura del compás para permitir que los miembros pudiesen optar por las candidaturas partidarias –sin más restricciones que las que señalan la ley y el estatuto partidario– contribuiría a aumentar la participación ciudadana, lo mismo que a romper el control de las cúpulas sobre los partidos y, a través de ellos, sobre la política nacional.

Las experiencias registradas desde 1993, cuando se llevó a cabo la primera elección de este tipo, hasta la fecha, han demostrado que aquella aspiración inicial no se ha cumplido.

La mala práctica de los candidatos de comprar simpatías mediante la distribución de enormes cantidades de recursos privados o estatales, sin ningún control efectivo, ha terminado por mercantilizar las elecciones primarias (lo mismo que los comicios generales), en detrimento de los criterios de igualdad y justicia que son la base de todo ejercicio democrático.

Hoy, queda claro que quien no tiene acceso a millones de dólares no puede ser candidato. Triste escenario para la democracia panameña.

*Politólogo e historiador

José Domingo Arias y su escudero 24/7

Desde horas muy tempranas, José Domingo Arias se preparó para el día más importante hasta ahora en su carrera política. De buen humor y con paciencia respondió las mismas preguntas que los periodistas repetían una y otra vez.

Antes de las 8:00 a.m. ya estaba acompañado por su esposa, Aime de Arias, y del precandidato a la alcaldía capitalina Guillermo Ferrufino, su sombra a lo largo de la campaña.

Debían detenerse en el Super 99 de Costa del Este para arrancar con una caravana, la que finalmente no se hizo a causa de una queja que la denunciaba como proselitismo. No se dejen asustar, exclamó, palabras más, palabras menos, Ferrufino, quien señaló que la supuesta denuncia provenía de la campaña de Rómulo Roux. Lo decía el que se apartó de la carrera de las primarias, pese a ser uno de los favoritos.

Pero Arias prefirió evitarse una posible sanción del Tribunal Electoral. El atraso era evidente: la agenda repartida a los medios en días anteriores no se iba a cumplir.

En la primera parada, la escuela Ricardo J. Alfaro en Tocumen, se hallaba el diputado José Muñoz. El recibimiento pareció frío si se le compara con lo ocurrido en la escuela Carlos A. Mendoza, en San Miguelito. Allí le dieron bienvenida de estrella de cine. Largas colas de jóvenes intentaban tomarse una foto con él, saludarle o darle un beso. Poco tiempo duró la escala. Ya era hora de llegar al destino final en la capital: la escuela Belisario Porras donde emitiría su voto. Tomó más tiempo del esperado llegar a ese destino. El caso es que debía esperarse la salida de ese centro electoral de su oponente, Rómulo Roux, donde su prometida emitiría su voto. Durante el trayecto en el bus, Mimito (como es conocido entre sus amigos) se dedicó a conversar de su otra pasión: la música.

Mientras tanto, su escudero Guillermo Ferrufino, que hace poco hizo cambio de residencia de La Chorrera a la capital, preguntaba despistado: “¿Dónde es que queda la Belisario Porras?”.

María Cristina Ramírez

´Los peces gordos no hacen la diferencia´

Los copartidarios que disputan con Giselle Burillo la candidatura presidencial de CD hablan a las cámaras de TV respaldados por figuras de Cambio Democrático (CD). Ella, en tanto, cuenta anécdotas a los periodistas que la acompañamos en un patio interno a la espera de que empiece su recorrido de este día.

Mientras esperamos, aprovecha para sacar un muñeco que baila y canta el paso del ´Gangnam Style´, orgullosa de cómo lo emuló en su viral video de campaña.

Y en la televisión, los otros precandidatos siguen rodeados de dirigentes de la cúpula del partido.

No le hace caso a lo que dicen de los favoritismos y confía en la victoria, porque “tengo 12 mil seguidores en mi cuenta de Twitter, y los otros tienen 3 mil y 7 mil”.

A pesar de su gestual tranquilidad, sonríe y hace hincapié en que la noche del sábado llegaron muchos dirigentes a manifestarle apoyo y que, a pesar de “no tener recursos para pagar helicópteros y aviones como ellos, Giselle Burillo es la que va a ganar a las 7:00 p.m.”, resalta en tercera persona. “Los peces gordos no hacen la diferencia en una campaña interna”, dirá en un momento del día.

Después de asistir a misa en la iglesia Santa Marta, la sonrisa con la que llegó al instituto América se le borró cuando un delegado del Tribunal Electoral le dijo que estaban retirando a los observadores de mesa de cada precandidato, por entender que era hacer proselitismo, algo prohibido.

“Esa es una regla absurda. Yo estoy clara. En 34 años que tengo de política, nunca había visto que tu representante no pueda estar debidamente uniformado. Eso lo inventó el señor José Pablo Ramos y nos metió un golazo”, denunció molesta.

Llegó el momento de votar para quien aprendió a bailar en el instituto Fermín Naudeau, a donde llegó sobre las 10:30 a.m. y fue recibida con una murga.

Primer intento, fallido: No llevaba consigo su cédula. Segundo, lo mismo, tampoco le sirve la de casada. A la tercera va la vencida, dice el refrán, y deposita su voto en la mesa 898.

Luis Bellini

Roux, pulcritud contra cronómetro

La jornada en la que Rómulo Roux definía sus aspiraciones presidenciales por Cambio Democrático (CD) empezó temprano. A las 7:10 a.m. bajó al lobby de su edificio, el Teen Tower, en Costa del Este, de la mano de Victoria Heurtematte, su prometida. Estaba igual que en las fotos: afeitado, cabello engominado y ni una arruga en la camisa celeste.

Su primera parada fue en el hotel Westin, apenas a unas calles de su residencia, donde desayunó por más de una hora con un puñado de simpatizantes, entre los que estaban Alma Cortés, ministra de Trabajo y Desarrollo Laboral; Aníbal Galindo, vicepresidente de CD; y Ricardo Quijano, ministro de Comercio e Industrias.

Al finalizar, oración incluida, Roux partió a toda velocidad en una Toyota Prado negra hacia la escuela San Judas Tadeo, en Campo Lindbergh, su centro de votación. Allí se encontró con Roxana Méndez, alcaldesa capitalina, quien lo recibió con un grupo de seguidores y periodistas que complicaron el desplazamiento del precandidato hacia la mesa 933.

A las 9:15 a.m., sorteando cámaras, abrazos y un tráfico pesado, tomó rumbo hacia la escuela Belisario Porras, en San Francisco, para que su pareja ejerciera también el sufragio.

Siendo este centro de votación uno de los más importantes en la maquinaria electoral de CD, el recibimiento fue aún más numeroso que en Campo Lindbergh. Aplausos y vítores fueron la nota en el lugar.

Afuera, algunos seguidores de José Domingo Arias, principal rival de Roux, ansiaban su partida. “Ya les avisé que aguanten”, dijo un joven de camiseta y gorra blanca. “Es que él se tiene que ir”, ripostó una señora con la foto de Arias en su pecho.

A las 10:00 a.m., el equipo de campaña de Roux partió hacia Chiriquí y Veraguas. Con el cabello inalterable y sin arrugas en la vestimenta, llegó a las 3:00 p.m. a La Chorrera.

A las 7:30 p.m., con los resultados de las elecciones ya en su conocimiento, Roux aceptó los hechos. “Esta es la bandera que va a derrotar a la oposición”, dijo.

LUIS BURÓN-BARAHONA


Kunta Kinte
Hace 1 ao

Es increible que estos comediantes salen a rofiar por que sacaron 180,000 personas a votar estando en gobierno, usando recursos del estado (veias los carros, buses y pickups al servicio de los ministros y directores) , cuando el PRD hizo una primaria estando en gobierno, saco 450,000 personas a votar....

ySigmund
Hace 1 ao

De los 3 Arias es el mejor, el peor el bin bin (paso 10 años sin hacer nada como alcalde), el pésimo el seco.

Sandokan
Hace 1 ao

Ayer el mensaje que dio el cd al país fue claro: este es un partido de martinelli, para martinelli y por martinelli. su hermano mario es el que encabezó el conteo. Fue martinelli el que dio el discurso de cierre ---no arias. Será martinelli el que sufragará (con plata suya y nuestra) la campaña de su partido. Y si ganase arias, será un bufón en la corte del rey martinelli. para martinelli, será solo el equivalente a designar un gerente general de otra empresa suya.

PapaMoi
Hace 1 ao

Es triste pensar en nuestras alternativas para el 2014. Hasta el momento es una carrera de quien es EL MENOS MALO. Y este.. JD Arias es el peor.....

john powers
Hace 1 ao

lo mas comico es que se le va a crecer el coco ,tanto que van a tener que ensanchar las entradas a los edificios tambien,ahora si se va joder la vaina.no creo vaya a ningun lado.

Gustavo Chen
Hace 1 ao

A JD Arias le falta olfato folítico y autonomía de vuelo. no se da cuenta de que lo están usando como pantalla, no impresiona al 33% de indiferentes que no piensan votar en el 2014. es falso que votó más del 35% de los inscritos. jd arias no es contrincante ni para navarro y menos para varela. hoy, no suben la limita.

Atila
Hace 1 ao

Huy huy huy....... que miedo. Llego Mimito, el nuevo hijito de martinelli. Despues de ese discurso.... como le llaman ahora?. Mimito la alfombrita?. Pobre títere. Para completar el ridículo deberia nombrar como su vice a la gladiolita Camacho.

ale23
Hace 1 ao

Veo a una oposición descolorida, este Gobierno esta mas fuerte que nunca y en el 2014 CD seguirá Gobernando...

Atila
Hace 1 ao

Que encuestas lees?. Las de mimito patito?.

palette
Hace 1 ao

la opsicion debe unirse todos los del grupo F.A.D tambien aver si logran llamar la atencion del electorado porque a diferencia de otras elecciones el partido gobierno esta fuerte!! y lo mejor que dbee hacer la oposicion es comenzar a dar propuestas.
Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES