Está navegando en la edición del Domingo 10 de Febrero del 2013. Para volver a la versión actual presione aquí.

Panorama

un viejo sueño político

La clase obrera y el partido que no cuaja

Las reglas del ´Código Electoral´, la división y el lenguaje radical de algunos dirigentes impiden sumar simpatizantes, señalan sectores populares.

Isidro Rodríguez
irodriguez@prensa.com

10/02/2013 - La cantidad de firmas de adherentes que se exige, la falta de recursos económicos, el clientelismo político y la división ideológica del movimiento obrero son los principales factores que han impedido la formación de un partido político por parte de los trabajadores.

Esta es la conclusión a la que llegan dirigentes sindicales, de movimientos populares y sectores políticos. “El problema principal está en la propia ley electoral. El Código Electoral es de los más antidemocráticos de América Latina y del mundo, porque exige una cantidad exagerada de firmas que representan el 4% (64 mil firmas) del padrón electoral, lo cual es el más alto de América Latina”, sostiene Olmedo Beluche, del Movimiento Popular Unificado.

Además de esto, explica Beluche, existe un sistema clientelista basado en la compra de las firmas y el voto por los partidos políticos tradicionales, creando así una cultura completamente corrupta en torno a los adherentes.

inicios

Los intentos de crear partidos obreros siempre han estado latentes. Desde febrero de 2011, organizaciones sociales y obreras que forman el Frente Nacional por los Derechos Económicos y Sociales (Frenadeso), un movimiento creado al calor de las reformas a la Ley de la Caja de Seguro Social (CSS) en 2005, anunciaron que buscarían convertirse en partido político.

Se denominan Frente Amplio por la Democracia (FAD) y se ubican como un partido de izquierda “que buscará la justicia social y la igualdad”, aseguran. Pero a casi dos años de que dieran a conocer su proyecto, todavía no logran entrar a la arena política.

Según las últimas cifras del Tribunal Electoral (TE), este colectivo en formación había logrado inscribir 18 mil 584 personas hasta noviembre de 2012. Les faltan 45 mil 416 adherentes para ser reconocidos como partido político.

El viejo sueño de armar un partido de trabajadores es de vieja data. En 2005, la dirigente de los funcionarios de la Caja de Seguro Social, Priscila Vásquez, también propuso la idea de comenzar uno, pero no prosperó. Desde la década de 1940 ha habido varios intentos. Entre ellos el Partido del Pueblo, el Partido Socialista de los Trabajadores, el Partido Independiente de la Clase Obrera y el Partido Revolucionario de los Trabajadores. Todos desaparecieron.

¿RADICALES?

Sin embargo, pese a estos precedentes hay quienes persisten en sus intenciones de crear un partido de este tipo. “Las experiencias anteriores no son muy alentadoras, pero hay necesidad de seguir generando participación de otros sectores sociales”, afirmó Fernando Cebamanos, presidente del FAD.

No obstante, el galeno reconoce las dificultades que hay y también afirma que formar un partido se hace más difícil por la cantidad de adherentes o firmas que se exigen. “Eliminaron los libros móviles en los que se podía salir con una hoja membretada a recoger firmas”, se quejó.

Cebamanos apunta que el lenguaje radical que utilizan algunos dirigentes es otro factor que impide sumar adherentes. “Hay que ser inclusivo, por eso nosotros hablamos de una fuerza democrática de diversos sectores”, afirmó.

Mientras que el dirigente del Consejo Nacional de Trabajadores Organizados (Conato), Rafael Chavarría, sostiene que la división ideológica del movimiento sindical ha afectado la unificación de los obreros para formar un partido.

“Lo ideal es que hay que construir un liderazgo que unifique a las clases populares; mientras eso no ocurra, no habrá una expresión política de las clases populares de este país”, señaló el dirigente sindical.


Tablon
Hace 1 ao

el fad cada dia va sumando mas adherentes, a pesar de la antidemocratica cifra de 64,000 firmas que le impone el Codido Electoral; una camisa de fuerza diseñada por cd, el panameñismo y el PRD. Pero debemos seguir apoyando el esfuerzo del pueblo organizado para avanzar a un pais realmente democratico y con justicia social. Hay que demostrarle a los vendepatrias y callcenters del dictador martinelli que comentan aqui, de que un pueblo unido, jamas sera vencido

volta
Hace 1 ao

lo mejor que puede hacer esta gente es hacer lo que siempre han hecho, seguir el juego de sus verdaderos lideres, el cen de prd, y anclar o retrasar la nacion cuando ellos se lo ordenan, son prd disfrazados de rojito que unen sus fuerza con los otros prd nobes que proponen su estilo de vida a toda una nacion

Sandokan
Hace 1 ao

En panamá la izquierda aún no ha dado muestras de madurez. Su modelo no es Brasil o Chile, sino Venezuela y Cuba. Se reconocen más por revoltosos que cierran calles que por enunciar políticas serias y coherentes. Por cada Raúl leis (qepd) hay tres Genaro lopez o jovanes. Para panamá sería beneficioso tener un partido de centroizquierda inteligente, pero eso no es lo que propone Beluche ni su fad.

Coldblood
Hace 1 ao

a estos hay que ponerles el ojo encima, hay tres vivos, sebamanos, jované y un par más, que andan aprovechandose de los maleantes sindicalizados de genaro lopez y saul mendez para formar un partido y si no ganan al menos pelechar el subsidio electoral y negociar una alianza. Imaginenselos de gobernantes, despilfarro, maleanteria, delincuencia, abuso...

Jack Sparrow
Hace 1 ao

A estos hay que ver que clase de maleantes son. Mentirosos a matarse. Sólo vean el ejemplo de sus comandantes Saúl Méndez y Genaro López que llevan años dentro de su fortín y no hay quien los saque. Y hablan de justicia y democracia. No tienen vergüenza..........

john powers
Hace 1 ao

es mejor que un partido llegue a buscar el respaldo,que intentar organizar oposicion.es demasiado pedir que un individuo deje su partido de preferencia a que acepte que fondos sean utilizados para impulzar partido.

john powers
Hace 1 ao

establecer un aconglomerado de todos bajo un nombre pero manteniendo independencia podria traer el beneficio al ser un numeral de poder para lanzar un partido al exito. fijense afl-cio y demases son influentes cuando en numeros y finanzas,alianzas son un win win.

ySigmund
Hace 1 ao

El p.a.p., paso años tratando de inscribir y no pudo, se extinguió en la mesa al no reunir la suficiente cantidad de firmas. Estos no se cuantas firmas llevan pero tienen mas que lo que tienen los parásitos de la estrella verde en adherentes.
Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES