Está navegando en la edición del Martes 18 de Diciembre del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Panorama

La fiesta del Niño

TEXTO: WENDY TRIBALDOSFOTO: ALEX AROSEMENA
panorama@prensa.com

18/12/2012 - El bunde es una fiesta popular religiosa originaria de Garachiné, provincia de Darién, que gira en torno al nacimiento del niño Jesús. En la ciudad capital, los garachineños residentes en San Miguelito celebran todos los años en diciembre la fiesta que trajeron de su pueblo natal.

La imagen original de Garachiné es muy pequeña: mide menos de 10 centímetros. Cuenta la tradición que una viuda estaba lavando en el río San Antonio, cuando vio una hoja sobre la corriente, en la cual descansaba la imagen. A partir de ese momento los lugareños le dieron forma a la festividad. Se cuentan muchas historias milagrosas en el pueblo. Por ejemplo, se dice que una vez el altar se incendió y la imagen salió brincando entre las llamas.

Durante 11 meses la imagen del niño Jesús central en el bunde es custodiada por una viuda o un matrimonio católico.

El 6 de diciembre se la viste, en preparación para su salida en procesión cantada hasta su altar casero el 24 de diciembre, donde se la deposita a las 12:01 de la noche. La celebración culmina el 6 de enero con la fiesta de los Magos de Oriente. Dos padrinos se encargan de organizar la logística del bunde en el mes que dura.

La música original del bunde usa el requinto, que ha sido reemplazado por el tambor; ya no se encuentran personas que lo confeccionen. Se acompaña con maracas y una caja de madera sin cuero, que solo se usa en esta celebración. Una o un cantalante entona canciones en torno a Jesús o acontecimientos del pueblo; deben ser muy hábiles porque les toca improvisar para engalanar y chistear.

Al bunde se asiste con cualquier vestuario. Su danza en fila es de relevo; cuando se llega delante del altar, se hace una semirreverencia, independientemente de que esté o no la imagen.

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES