Está navegando en la edición del Sabado 31 de Agosto del 2013. Para volver a la versión actual presione aquí.

Panorama

CUESTIONAN PROGRAMA DE GOBIERNO

PAN condiciona ayuda social

Disputa en el oficialismo por la manera como se controla la entrega de bolsas de comida. La oposición dice que la medida es política.

SEDE. El Programa de Ayuda Nacional (PAN) hasta mayo pasado había manejado $172 millones de presupuesto. LA PRENSA/Archivo.

31/08/2013 - Una vez más, el Programa de Ayuda Nacional (PAN) es cuestionado por el presunto manejo político de los recursos que administra.

La entidad, que desde agosto de 2012 está en manos de Rafael Guardia, condiciona la entrega de bolsas de comida, y a cambio les pide a los beneficiarios la copia de la cédula y su firma, una solicitud que según sectores de oposición puede ser utilizada para el chantaje político y favorecer al gobernante partido Cambio Democrático (CD).

LA QUEJA

Fue el diputado Carlos Afú, de CD, quien el pasado jueves en la Comisión de Presupuesto de la Asamblea Nacional se quejó de esta medida frente al propio director del PAN, Rafael Guardia, y del ministro de la Presidencia, Roberto Henríquez.

Afú le pidió permiso al presidente de la Comisión de Presupuesto, el también oficialista José Muñoz, para hablar del tema públicamente. Luego de recibir la autorización, explicó que cuando los diputados solicitan las bolsas de comida ante la entidad social, se les exige que entreguen la lista de los beneficiados con su firma y la copia de cédula.

“Si yo voy a entregar bolsas de comida no puedo pedirle la cédula a la gente y que me firme, no puede ser. Ya hablamos con la contralora de la República [Gioconda de Bianchini] y dice que van a ir a donde ti [Rafael Guardia] para que quites eso, porque es una ofensa para las personas a las que uno les va a entregar la bolsa de comida”, narró.

“Mejor no me des ninguna bolsa de comida... no la necesito, porque yo no le voy a decir a mi gente que me tiene que dar copia de la cédula firmada. Yo les puedo dar una foto, el día de la entrega y la firma, sin ningún problema”, precisó.

El diputado oficialista manifestó no temer que lo investiguen si detectan algo irregular en las entregas de estos recursos, pero dijo que espera que no se mantengan por años procesos judiciales como el que está vigente en su contra y otros 16 diputados desde 2009, por supuestos manejos irregulares del antiguo Fondo de Inversión Social (FIS) hoy PAN.

“A mí que me investiguen y me digan si yo me cogí las bolsas de comida o lo que ellos dicen allí. En la entrega de materiales creo que sí se debe pedir este requisito, que firme el beneficiario, que dé la copia de la cédula y se retrate porque es algo más tangible”, expresó.

El PAN ha estado bajo la lupa durante los últimos cuatro años, especialmente cuando era dirigido por Giacomo Tamburrelli, que fue acusado de entregar ayuda social de forma política para beneficiar a autoridades locales y diputados del oficialismo.

Medida sospechosa

El exmagistrado del Tribunal Electoral (TE) Gerardo Solís, que también dirigió el llamado Fondo de Emergencia Social (hoy PAN), asegura que pedirle copia de la cédula y la firma a quienes reciben las bolsas de comida del PAN, genera “suspicacias”.

“Debe existir una rendición de cuentas para que la Contraloría pueda determinar quién es el beneficiario de la ayuda, pero pedirle copia de la cédula a una persona en un gobierno que practica el clientelismo, y en el cual todos tenemos la convicción de que dan cosas a cambio de votos, nos parece sospechoso”, aseguró Solís.

Sostuvo que exigir este requisito se presta para que extorsionen al elector a cambio del voto. “Tienen que buscar otros mecanismos de control”, expresó.

El también exmagistrado del TE Guillermo Márquez Amado manifestó que pedir copia de cédula al beneficiario de una ayuda social no es un mecanismo de control normal, ya que el recurso no es prueba de nada y no tiene ningún valor jurídico.

“Es una práctica fuera de lugar, y no descarto que se use políticamente; no atino a pensar cómo, pero yo también sé que la imaginación de la gente es muy grande”, precisó.

Para el diputado del Partido Panameñista José Luis Varela es inusual que se esté solicitando copia de cédula para hacer estas entregas, porque es incómodo pedirle este requisito a mil, 2 mil o 3 mil personas. En tanto, el diputado del opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD) Rubén De León manifestó que es sabido que el PAN desde 2009 es utilizado para presionar a los opositores y para que estos fueran adeptos al gobierno, por lo que no le extraña que este tipo de prácticas se mantenga.

“Es seguro que quieran manejar esto políticamente, pidiéndoles la copia de la cédula a los beneficiarios de sus programas para tener la manera de ubicarlos y así presionarlos y hacerlos adeptos al gobierno”, indicó.

Otros miembros del Legislativo, que pidieron reserva de su nombre, ven como válida la medida implementada por Guardia, ya que aseguran que hay varios diputados que solicitan bolsas de comida y estas no llegan a los supuestos beneficiarios.

Buscan transparencia

Aunque el director del PAN, Rafael Guardia, se encontraba presente en la Comisión de Presupuesto, este no le respondió a Afú.

En su lugar, lo hizo el ministro de la Presidencia, Roberto Henríquez, quien manifestó que el deseo de Guardia es que todo se maneje de manera transparente.

Dijo que si la Contraloría opina que esta medida no es necesaria, “con mucho gusto la van a revocar”. “Lo que queremos es que se entienda que la medida se ha tomado para mantener las operaciones del Programa de Ayuda Nacional con la transparencia con la que se está llevando a cabo”, apuntó Henríquez.

LOS ESCÁNDALOS

El programa ha sido cuestionado por suministrar ayuda social con fines políticos, especialmente a autoridades locales, diputados del gobierno, e incluso a precandidatos y candidatos del partido de gobierno Cambio Democrático.

Una publicación de este medio destacó que varios diputados se promocionan en comunidades marginadas, regalando artículos comprados con fondos del Estado a través del PAN, como bolsas de comida, lámparas solares, bastones, estufas, entre otros artículos.

A esta entidad le fue recomendado un presupuesto de $11.6 millones para 2014, una cifra similar al aprobado por ley para 2013, sin embargo, esta partida, a mayo de este año se había incrementado a $172.2 millones, a través de créditos extraordinarios y traslados de partidas por parte del Ministerio de Economía y Finanzas.

El PAN está adscrito al Ministerio de la Presidencia; incluso su ubicación física está a pocos pasos del Palacio de las Garzas.

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES