Está navegando en la edición del Sabado 16 de Febrero del 2013. Para volver a la versión actual presione aquí.

Panorama

PINTADA DE VERDE... Y MÁS

16/02/2013 - RECUERDOS. Extraños esos laberintos de la vida que, si se tiene paciencia, se ve el cadáver del enemigo pasar, como dice el proverbio chino. Y es que ahora que Benedicto XVI ha decidido retirarse del mundanal ruido, es inevitable recordar lo sucedido en 1985 con Leonardo Boff, uno de los representantes de la hoy demonizada teología de la liberación. “El cardenal Ratzinger me ha condenado al silencio”, contó acongojado el entonces sacerdote franciscano, que a partir de ese momento no pudo enseñar, predicar, escribir ni hablar en público. Al momento de impartir la dura condena, Benedicto XVI dirigía la Congregación para la Doctrina de la Fe, heredera de aquella temible inquisición. Atrás quedaban las emocionantes vivencias que ambos habían compartido durante el esperanzador Concilio Vaticano II. Boff no pudo quedarse callado y en 1992 renunció al sacerdocio para defender la tierra. Desde entonces no ha parado. “La ecología es un nuevo paradigma... tenemos que vivir ´junto´ y no ´a costa´ de la naturaleza”, afirma, al tiempo que alega que la Tierra ya no aguanta la perspectiva de dominación del hombre surgida de la tradición judeo-cristiana. Leonardo Boff sigue hablando claro, 28 años después.


monica gorospe
Hace 1 ao

lo que le hizo a boff fue terrible, pero la vida es justa y con paciencia se consigue todo, hemos ganado mucho los ecologistas y el planeta...

PanamayLey
Hace 1 ao

La iglesia perdió a Leonardo Boff, la causa ecologista ganó a un gran hombre. Es la acumulación de decisiones como ésta que poco a poco causa una fuga de cerebros, con todas las consecuencias que ello conlleva.

Casas Viejas
Hace 1 ao

suele pasar cada vez. esas almas miopes, mezquinas, arteras se quedan en la loma y nos toca pasarlas en su miseria y verlas con compasión. sólo hay que tener un poco de paciencia.
Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES