Está navegando en la edición del Jueves 22 de Noviembre del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Vivir +

Amor al folclor

El pintor ecuatoriano Iván Delgado presenta en Galería Imagen una exposición retrospectiva en la que muestra el trabajo realizado en 40 años de trayectoria.

22/11/2012 - Un viaje de descubrimiento de América Latina trajo al artista ecuatoriano Iván Delgado a suelo istmeño. “Salí de mi casa un día, quise conocer qué había más allá de los linderos de mi patria. Conseguí una mochila, me la cargué al hombro y me tiré al camino para ver hasta dónde llegaba. Y llegué aquí a Panamá, donde he hecho carrera”, relata.

De ese evento han pasado más de 40 años, los mismos que Delgado lleva ejerciendo el oficio de pintor.

Para celebrar este tramo de trayectoria vital y artística presenta una exposición en la galería Imagen, que consta de más de más de 30 obras que estarán expuestas hasta el 12 de diciembre.

Conocido por sus obras en las que empolleradas deslumbran con sus galas típicas, el artista, quien se confiesa panameño de corazón, explica que su obra siempre estará inscrita dentro del folclor nacional. “Me fascina el folclor de los pueblos porque estoy convencido de que allí es donde radica la verdadera identidad de una nación”.

Sus obras, plenas de luz y color, son eminentemente realistas. Su amor por este estilo se remonta a su niñez en un pueblo en la cordillera de los Andes. “Allí todo es real, el trabajo del campo, los paisajes . Mi pueblo es muy rico en folclor indigenista y me llamaba la atención la vestimenta de las indígenas, así que empecé a estudiar visualmente esos objetos y de allí nació la pasión por este tipo de arte”.

Esta recreación de lo real se hizo aún más viva cuando viajó a Italia a completar sus estudios de escultura. “Allí conocí ´en persona´ a los grandes maestros del Renacimiento. Hice muy buena amistad con ellos y me regalaron muchas cosas bellas que he ido incorporando a mi obra”, comenta.

En cuanto al aspecto formal, precisa de un trabajo técnico muy delicado. “El realismo tiene que ver directamente con el tiempo de ejecución. Requiere mucha meticulosidad, desde el inicio que comienza con el dibujo. Poco a poco se va dando el proceso, pero es paulatino. No es tan rápido como el arte moderno que es más bien espontaneidad. Acá hay mucho que pensar y meditar”.

Su exposición está dividida en obra reciente y un segmento dedicado a una muestra retrospectiva de piezas trabajadas al óleo y al pastel.

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES