Está navegando en la edición del Miercoles 19 de Diciembre del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Vivir +

Construir un mundo mejor

Los responsables de la obra ´Rudolph, el reno que salvó la Navidad´ producen y dirigen teatro infantil para colaborar con la construcción de una sociedad mejor.

19/12/2012 - Pablo Salas, actor, director y dramaturgo panameño, se inspiró en un popular villancico navideño para escribir el libreto de la obra infantil Rudolph, el reno que salvó la Navidad.

Este montaje se presenta hasta el 23 de diciembre en el Teatro ABA, de miércoles a viernes a las 6:00 p.m. y 8:00 p.m., este sábado 22 a las 11:00 a.m., 6:00 p.m. y 8:00 p.m.; y el domingo 23 a las 11:00 a.m., 2:00 p.m., 4:00 p.m., 6:00 p.m. y 8:00 p.m.

Alejandro Rodríguez Tristán, miembro de Producciones Doble A, y Félix Gómez, director y uno de los protagonistas de esta puesta en escena familiar, charlan sobre este proyecto.

APRENDIZAJE

¿Qué tiene la historia de Rudolph que sigue cautivando la imaginación de grandes y chicos?

Rodríguez Tristán (RT): Es una historia aleccionadora, inspiradora y conmovedora. Cuando a nivel de producción la conocimos, nos cautivó. Un mundo mágico de renos, duendecillos, Santa Claus, el Polo Norte, nieve, auroras boleares y una importante enseñanza hacen que esta historia sea interesante para todos.

Félix Gómez (FG): Encanta a los niños por tres razones. Primero, la nariz roja y luminosa de Rudolph les resulta mágica. Segundo, los niños se sienten identificados con Rudolph porque descubren que ellos también son valiosos, sin importar el tamaño o el físico que tengan. Tercero, Rudolph hace que todo niño o adulto que se haya sentido rechazado por familiares o compañeros de escuela se sienta mucho mejor al descubrir a través de Rudolph que, a pesar de las burlas de otros, cada persona tiene un valor y un propósito en la vida.

¿ Qué enseñanzas les gustaría que los niños se lleven a casa luego de ver la obra?

RT: Que a pesar de nuestras diferencias, complejidades y características, con nariz roja o no, todos somos muy importantes y valiosos, y merecemos respeto y valoración, ya que tenemos una misión muy importante en la vida y podemos contribuir a hacer de este un mundo mejor.

FG: Queremos que los niños y los adultos se lleven con ellos las siguientes enseñanzas: Debemos aprender a valorar y a respetar a todos por igual. No debemos discriminar a nadie ni burlarnos de otros. No debemos avergonzarnos jamás de nuestros familiares y amigos. Debemos aprender a apreciar la belleza espiritual de las personas y no la belleza física, y debemos aprender que no importa cuán diferentes seamos a los demás, porque cada uno tiene un propósito en la vida.

FUNCIÓN

¿De qué forma el teatro colabora con los padres para que no pierdan ese espíritu infantil que a veces perdemos en el camino?

RT: Hace unas semanas, vimos un reportaje que hablaba de un estudio realizado en España en donde se demostró que el teatro infantil, además de favorecer a los niños, ejerce una gran influencia en los adultos, ya que incentiva su imaginación y creatividad, lo cual repercute en su capacidad para resolver problemas, afrontar situaciones, tomar decisiones y socializar en un mundo cada vez más competitivo.

FG: Al ver los padres a sus hijos pendientes de lo que pasa en el escenario, verlos cómo “viven” las situaciones y hasta toman parte activa en el desarrollo de la trama, los papás también se divierten y hasta quedan participando y cantando las canciones con sus hijos.

Por eso, procuro siempre como director realizar un montaje que recuerde a todos que la imaginación es el mejor instrumento para viajar y que los padres y los niños necesitan disfrutar de una experiencia única: la de jugar juntos. Así que mientras divierto a los chicos, procuro hacer meditar a los padres.

¿Qué los impulsa a ustedes dos a llevar a escena obras infantiles como ´Rudolph, el reno que salvó la Navidad´?

RT: Creemos que a través del teatro, se puede mejorar nuestra sociedad. Por eso, nuestras obras infantiles están siempre cargadas de mensajes positivos y valores éticos y morales para incentivar y motivar a que nuestros niños nunca lo olviden y siempre lo apliquen, con la ayuda, guía y asesoría de sus padres y maestros.

FG: Quiero lograr, a través del teatro infantil, aportar mi granito de arena para inculcar de una manera divertida a los niños buenas enseñanzas y valores. Transmitirles el mensaje de que todos debemos ayudar a la construcción de un mundo mejor; como también reforzar la unidad familiar. Y el teatro infantil une a la familia, porque los hijos van con sus padres y hasta con sus abuelos a ver las obras. Además, me gusta hacer teatro infantil para poder ir sembrando una semilla en los niños, que irán creciendo con un gusto por el teatro; así ellos en el futuro seguirán asistiendo al teatro por sí solos. De este modo, lograremos una mayor asistencia de público a las salas de teatro. También tengo 2 encantadores sobrinos: Marco Daniel y Deborah Itzel, a los que quiero mucho y que les encanta ir al teatro.

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES