Está navegando en la edición del Jueves 6 de Diciembre del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Vivir +

Detrás de la impotencia

El urólogo José Ardón Acosta, de Costa Rica, vino a Panamá recientemente para aclarar conceptos sobre la disfunción eréctil y la importancia del abordaje médico.

06/12/2012 - Más de 100 millones de hombres en el planeta tienen problemas para lograr una erección.

Una buena parte de estos, en lugar de verlo como una enfermedad que podría traer un desenlace serio para su salud, creen que padecer disfunción eréctil es una situación que solo perjudica sus relaciones sexuales.

Se equivocan. Como lo ignoran, a la hora de buscar ayuda se dirigen a la farmacia, cuando en realidad necesitan, además de tratamiento farmacológico, atención médica. Un estudio halló que 60 de cada 100 nuevos pacientes con impotencia visitan al farmacéutico antes del médico.

Por esto, el urólogo José Ardón Acosta, del hospital San Rafael de Alajuela de Costa Rica, vino a Panamá para compartir información con farmacéuticos que despachan tratamientos para la disfunción eréctil.

Según el médico, es necesario conocer que existen cuatro niveles de erección del pene (según la Escala de Firmeza de la Erección), y que detrás de una mala erección hay enfermedades de fondo, entre ellas, diabetes, hipertensión, etc.

“Si no somos proactivos en buscar el diagnóstico de la disfunción, esos pacientes van a seguir sin ser diagnosticados, y una buena parte de ellos, si no los tratamos, se van a infartar, y dentro de cinco años ya no van a ir al médico porque tuvieron problemas de erección, sino porque tuvieron un derrame o un infarto”.

¿La sociedad tiene un concepto claro de lo que envuelve esta enfermedad?

La disfunción eréctil ha existido toda la vida. El tema es que ha habido un “antes” y un “después” del Viagra.

Antes del fármaco nadie hablaba del tema. Habían dos esquinas: ir al psiquiatra o al urólogo. El psiquiatra le hacía la palmadita en la espalda al paciente, y el urólogo lo que hacía era recetar testosterona, porque se pensaba que era una cuestión de fortalecimiento, pero ninguna de las dos esquinas funcionaban, ya que se entendía mal el problema. Aparejado al descubrimiento del Viagra se pudo determinar cuál era el mecanismo normal de la erección. Eso hizo ganar el Premio Nobel en 1996.

Los médicos recibieron el premio no por descubrir el fármaco, sino por descubrir cuál era el mecanismo que permitía la erección. Y por regalo de Dios, pienso yo, apareció un medicamento que estaba siendo estudiado para pacientes con problemas coronarios, y en las investigaciones los pacientes reportaron una mejoría en sus erecciones. Ahí fue cuando el descubrimiento del mecanismo de la erección hizo match con la acción de ese producto, entonces se entendió cuál era el problema.

¿Qué hay detrás de la disfunción eréctil?

Hay que entenderla a manera de una enfermedad que tiene un trasfondo como la hipertensión arterial, diabetes, colesterol alto, tabaquismo, etc. Producto de ello, las arterias de estos pacientes comenzarán a cerrarse, y como manifestación van a tener problemas de erección. La disfunción eréctil es la incapacidad permanente para lograr y/o mantener la erección en la relación sexual.

¿Por qué surgieron los grados de erección?

Al principio se decía que el paciente con disfunción es aquel que no tiene erecciones; el que está bien es el que sí tiene. Luego, fuimos entendiendo que algunos tienen erecciones, pero pésimas. Así apareció el concepto de los niveles de erección en 2004. El grado 1 es una erección flácida; el grado 2 es una erección un poco más firme, pero también es incapaz penetrar a su pareja; el grado 3 es cuando ya se logra una erección adecuada, pero se tiene un temor enorme a no poder terminar; y el grado 4 es cuando se tiene una erección que, desde el punto de vista subjetivo, es buena.

¿Qué recomendaciones brinda al respecto?

Esto es una enfermedad, como tal trátela. Si tiene problemas de disfunción eréctil entienda que es porque algo le está pasando. Puede ser que controlando su presión arterial y su diabetes mejorará su erección.

 

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A. Nos reservamos el derecho de editar y/o eliminar comentarios por:

  • Salirse del tema que trata la nota.
  • Postear enlaces (links) a otras páginas.
  • Promover servicios o páginas web.
  • Insultar a otros foristas.
  • Hacerse pasar por otro forista.
  • Usar obscenidades en sus comentarios.

EDICIONES ANTERIORES