Está navegando en la edición del Lunes 27 de Mayo del 2013. Para volver a la versión actual presione aquí.

Vivir +

Inclusión en el turismo

En Panamá se hacen esfuerzos para lograr la igualdad de condiciones para que las personas con discapacidad tengan acceso a instalaciones recreativas y turísticas.

FOTOLIA

27/05/2013 - En Argentina, el hotel Solar del Pago ofrece ocho de sus nueve habitaciones en planta baja para que las personas con discapacidad puedan hospedarse y movilizarse en sus sillas de ruedas a las distintas áreas.

También dispone de un menú especial para celiacos o hipertensos y para el uso de la piscina tiene un aparato que permite a personas con movilidad reducida sumergirse al agua.

Lugares recreativos aptos para que personas con algún tipo de discapacidad puedan disfrutar de ellos, es una tendencia que está tomando fuerza y se le denomina turismo inclusivo.

En Panamá se hace necesaria su introducción, pues un estudio sobre la prevalencia y la caracterización de la discapacidad hecho en 2006 arrojó que 370 mil habitantes tienen alguna condición de discapacidad. Este mismo informe detalló que la depresión y el aburrimiento de personas discapacitadas se deben al poco aprovechamiento de su tiempo libre en actividades de recreación y distracción.

Es por ello que la Secretaría Nacional de Discapacidad (Senadis), lleva a cabo la implementación de políticas para que hoteles, restaurantes, centros comerciales y lugares recreativos ajusten sus espacios con entornos accesibles para las personas con discapacidad.

Sin embargo, hasta el momento, Ritella Moreno Castillo, jefa de desarrollo y fortalecimiento asociativo en Senadis, evalúa que “en Panamá el turismo inclusivo no está empleado ni siquiera en un 60%”.

Los esfuerzos se dirigen en la corrección de dos realidades: la construcción y diseño de los lugares y en la capacitación de personal que se encargará de atender a las personas con discapacidad.

Asegurar la inclusión de las personas con algún tipo de discapacidad en actividades recreativas se contempla en el artículo 30 de la Ley 25 de 10 de julio de 2007, iniciativa ya establecida en la Convención sobre de los derechos de las personas con discapacidad por parte de la Organización de la Naciones Unidas.

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES