Está navegando en la edición del Lunes 21 de Noviembre del 2011. Para volver a la versión actual presione aquí.

Vivir +

Manifestaciones con mensaje

Por espacio de dos años, cinco instructores de cultura cubanos formaron a docentes panameños para mejorar su metodología de trabajo en los salones.

21/11/2011 - Alos docentes captados para ser coordinadores del proyecto “Del aula al escenario”, se les conocía una labor de promoción cultural previa en los planteles en que laboraban.

Llevaban actividades dispersas que ahora se pretende organizar, según Humberto Llamas, coordinador de los instructores de arte del proyecto.

Según Llamas, con más de 40 años desempeñándose como promotor de la cultura en el continente americano, la labor de llevar las manifestaciones artísticas y el folclore a escuelas y comunidades en todo el país se compara con iniciativas similares desarrolladas en Colombia, México, Cuba y Venezuela.

Esto es “el arte llegando a los lugares más apartados”, opina.

Explica Llamas que al capacitar a los maestros a través del arte, también se forma a los futuros artistas profesionales que tendrá Panamá, pues “la cultura llega a los jóvenes y a los niños a través de un verdadero trabajo comunitario”, señala.

A la vez, “esto hará posible que los teatros en Panamá tengan público”, recalca.

Metodología

De acuerdo con Humberto Llamas, se formó a los docentes con una adecuada metodología de trabajo acompañada del recurso artístico necesario.

Esa enseñanza cubre aspectos como la correcta pronunciación, la aplicación del español a la lógica del pensamiento, técnicas para hablar frente a un grupo de estudiantes, herramientas para modular la voz, aprender a cultivar un vocabulario amplio, y cómo llamar la atención a un alumno sin interrumpir la clase.

Señala como otro aspecto esencial el habituarse a que los niños lean en voz alta y aprendan a interpretar lo que leen, entre otros.

En la parte teatral se les preparó a los docentes para que puedan elaborar sus propios libretos. Y que estén en capacidad, junto a sus estudiantes, de construir ideas a partir de historias que puedan adaptar o surjan de la región que habitan, dice.

Llamas comenta que en cada provincia la preparación duró mes y medio.

Previo al entrenamiento se hizo un trabajo de investigación “haciendo observaciones sociales”, una forma de retroalimentación para lograr integrarse a la realidad y al “ritmo de cada provincia”, indica.

Menciona como dos observaciones destacables que hiciera el equipo formado por cinco instructores cubanos: que en Panamá las provincias son diferenciadas por sus características y costumbres diversas, y que en cada región a la población le gustaba hablar de su pasado.

Cada preparación culminó en cada región con la puesta en escena de un sociodrama.

Ganancia

Para Elizabeth Villamil, directora de cultura del Meduca, fue motivador ver a los docentes dispuestos y preocupados por aprender la metodología. Piensa que el teatro corrige la disciplina del estudiante, y los docentes aprenden nuevas técnicas.

Villamil señala que ya se han creado Clubes de Teatro en el Instituto José Antonio Remón Cantera, Instituto Bolívar, en el Colegio Panamá y en el Instituto Nacional, como una forma de garantizar que no se pierda lo aprendido.

Por su parte, la profesora Mara Gálvez, coordinadora del proyecto en el Instituto José Antonio Remón Cantera, considera que “Del aula al escenario” es positiva porque los estudiantes “más que formarse académicamente, deben saber de dónde venimos, conocer sobre influencias foráneas, aprender a conducirse y a expresarse”.

Considera que aprender sobre teatro, además, les ayuda a los alumnos para trabajar su proyección ante cualquier público, a ser más sociables y seguros de sí mismos. “Habían muchos callados, con una habilidad que no conocían, y que ayudamos a que saliera a flote”.

Al respecto, la estudiante Ana Lucía Espino, quien participó en la obra Reflexión sobre el sida como parte del Grupo Fusión de la Escuela Pedro Pablo Sánchez de La Chorrera, considera que participar en actividades relacionadas con el teatro permite a los jóvenes ampliar sus conocimientos y habilidades.

A la vez que cada presentación “siempre nos aporta un mensaje valioso”, opina.

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES