Está navegando en la edición del Viernes 21 de Diciembre del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Vivir +

Sobre espectros históricos

Los fantasmas del Canal es la primera pieza teatral de Sonia Ehlers Prestán, en la cual da voz a personajes claves en la construcción de esta obra de ingeniería.

21/12/2012 - Durante su infancia, Sonia Ehlers Prestán (1949) afirma haber tenido un “vacío de información histórica”. Aunque considera que cursó estudios en una buena institución y que, además, contó con excelentes educadores, sentía una vacuidad en cuanto al conocimiento de los hechos históricos de Panamá.

Ahora, en su madurez, ha querido cubrir esas faltas. Su primera obra de teatro Los fantasmas del Canal (Fuga Editores, 2012) es el resultado de esta búsqueda: “He leído bastante sobre nuestra historia para tener un criterio sobre los acontecimientos de la época”, manifiesta.

En esta obra, compuesta de 15 escenas, pululan los fantasmas de personajes como Pedro Prestán, Ferdinand De Lesseps, Adolphe Godin de Lepinay, Jules Dingler , Philippe Bunau Varilla, John Wallace, George Goethals y William Gorgas, entre otros.

Los hizo fantasmas porque “la historia nos persigue, aunque no la veamos físicamente. No debemos olvidar nuestras raíces”, señala.

¿Qué pensarían estos fantasmas hoy si vieran el funcionamiento del Canal?

“Que valió la pena el sacrificio. Y en su fantasmagórico andar, supongo que desearían que seamos dignos de su esfuerzo y no dejemos que se malogre con la política criolla”, expresa.

Los hechos se relacionan con la época de la construcción del Canal de Panamá, cuando los franceses emprendieron esta tarea que terminó en un fracaso económico. Luego, los estadounidenses adquirieron la empresa hasta lograr zanjar la tierra y abrir el Canal.

A Ehlers le pareció que el teatro era el género adecuado para abordar este tema, porque le permitía “hacer un trabajo dinámico y en forma de cápsulas informativas despertar la curiosidad de los jóvenes”.

Igual que esta escritora no encontró respuestas a sus inquietudes históricas durante sus primeros años, se preguntaba si a los jóvenes de hoy les ocurrirá lo mismo. “Siento que con este tipo de trabajo puedo ayudar a despertarles la curiosidad por nuestra historia, que es muy rica”, manifiesta.

 

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A. Nos reservamos el derecho de editar y/o eliminar comentarios por:

  • Salirse del tema que trata la nota.
  • Postear enlaces (links) a otras páginas.
  • Promover servicios o páginas web.
  • Insultar a otros foristas.
  • Hacerse pasar por otro forista.
  • Usar obscenidades en sus comentarios.

EDICIONES ANTERIORES