Está navegando en la edición del Viernes 21 de Diciembre del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Vivir +

Tradición: el árbol de Navidad

Su significado se ha deteriorado con el tiempo y el arbolito de Navidad, como tantas otras cosas de la sociedad moderna, se ha vuelto ´light´.

Temas:

21/12/2012 - El árbol de Navidad es uno de los principales adornos que acapara la atención a la hora de decorar las casas, oficinas y establecimientos durante estas fiestas. Pero, ¿cuál es su significado?

De alguna forma, el árbol resume en sí misma la Navidad, con su estrella de Belén y los bombones como frutas, considera el sociólogo e historiador Milciades Pinzón.

Da una idea de perennidad, y su forma triangular tiene mucho significado en la cultura europea, añade.

“Sin duda, la conquista y la colonización europea trajeron a América tales concepciones que con el tiempo echaron raíces en nuestros países”, dice.

Dentro del catolicismo, el pino sugiere la Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo, resalta, por su lado, la catequista Isabel González.

Agrega que también trae a la mente el árbol de cuyos frutos comieron Adán y Eva.

CAMBIOS

Sin embargo, el significado se ha deteriorado con el paso del tiempo y el arbolito de Navidad, como tantos otros elementos de la sociedad moderna, se ha vuelto light, resalta Pinzón. “Gran parte de la espiritualidad que representa ha terminado adulterada. Ha dado un salto de lo religioso y espiritual a lo decorativo, distante de sus orígenes”, destaca.

Su decoración ha estado vinculada a la propia transformación de la sociedad, plantea Pinzón.

Por eso, de los primeros árboles de Navidad se ha evolucionado hacia otros que ya no son naturales sino de plástico, y si en algún momento se colgaron elementos, como frutas, también terminaron por ser un artículo industrial, dice.

González opina que en un inicio se colgaban manzanas para adornarlo y, desde hace unas décadas, se colocan bolas. Igual ocurre con las luces, antes eran velas y luego los focos de colores eléctricos. Algunos mantienen la tradición de colocar los lazos, y lo que no puede faltar es la estrella en la cúspide, añade.

 

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A. Nos reservamos el derecho de editar y/o eliminar comentarios por:

  • Salirse del tema que trata la nota.
  • Postear enlaces (links) a otras páginas.
  • Promover servicios o páginas web.
  • Insultar a otros foristas.
  • Hacerse pasar por otro forista.
  • Usar obscenidades en sus comentarios.

EDICIONES ANTERIORES