POLÍTICA. HISTORIA DE UN PARTIDO fundado en la década de 1990.

CD, de pocos a muchos

Fundado por el hoy mandatario de la República, Ricardo Martinelli, CD se ha convertido en el colectivo con más inscritos.

Cambio Democrático (CD) tiene el mayor número de inscritos en el país: pasó de ser una especie de cenicienta política para convertirse en el partido más seguido, logro que, según la oposición, ha alcanzado por medio de la “compra de conciencia, presión y chantaje”.

Aun así, los dirigentes de CD –que desestiman esas críticas– celebrarán ese logro este domingo cuando el partido cumpla 14 años, fiesta que han anunciado con bombos y platillos.

Habrá “actos de masas” en distintas partes del país y una gran fiesta en el área este de la ciudad, dice Luis Cortés, directivo del partido. Será una fiesta para el pueblo, para sus adherentes que provienen de diversos partidos e ideologías.

Algunos militaron por años en el opositor Partido Revolucionario Democrático siguiendo una ideología “socialdemócrata”; otros, en el panameñismo, un partido liberalista y nacionalista; y otros, en el Partido Popular, de pensamiento socialcristiano.

Además, hoy tendrán una cena de aniversario -organizada por el frente sectorial de la juventud del colectivo– en el exclusivo hotel Riu, en Calle 50.

LOS NÚMEROS

Los números oficiales indican que CD creció principalmente en el último año, ejerciendo el poder. Cuenta con 483 mil miembros, una cifra que contrasta con la que tenía hace unos años.

CD nació el 20 de mayo de 1998. Su fundador, el hoy presidente Ricardo Martinelli, encabezó esa aventura de cara a las comicios generales de 1999, cuando apoyó a Mireya Moscoso. En las elecciones de 2004, cuando Martinelli corría como Presidente –y solo sacó el 5% de los votos–, el partido tenía cerca de 56 mil miembros.

La última cifra publicada por el Tribunal Electoral (TE) precisa que CD es el mayor colectivo: 483 mil adherentes, sobre 480 mil que tiene el Partido Revolucionario Democrático (PRD).

Según el presidente del PRD, Francisco Sánchez Cárdenas, ser un partido enorme no garantiza la victoria electoral. “CD ha crecido por dar dádivas”, dice.

Para el analista Edwin Cabrera, el problema que tiene hoy CD es precisamente “haber crecido, como ha crecido, desde el ejercicio del poder y eso, sumado a las denuncias que le hacen sus adversarios, hace que se le comience a ver como uno más de ese tradicionalismo otrora cuestionado por ellos”.

Pero para el analista político Mario Rognoni, el problema de CD radica en que “no logra establecer ideología ni propósito, simplemente es un partido electorero. El respaldo económico sigue dependiendo de Martinelli y otros empresarios allegados... no hay cuotas ni aportes de miembros. Las oficinas están en propiedades de Martinelli y su suerte parece atada a su voluntad”.

¿CÓMO CRECIÓ?

Una estrategia que ayudó a CD a convertirse en una poderosa maquinaria política fue la fusión por absorción con otros partidos.

Tras meses de reuniones, Unión Patriótica, que previamente había surgido de los partidos Solidaridad y Liberal, decidió fusionarse a CD. El 26 de julio de 2011 el TE aprobó esa unión.

Por esos días, CD quería fusionarse con el Molirena. El TE le rechazó la fusión dos veces tras hallar irregularidades en el proceso.

Aun así, CD continuó sumando diputados, alcaldes y representantes de oposición, que a su vez inscribieron a sus seguidores.

El reto que tiene ese colectivo ahora, piensa Cabrera, es “saber si puede maniobrar de tal forma que se constituya en una opción de poder hacia 2014. Si no fuera así y pasa a la oposición, tal vez podría desinflarse”.

Similar es la opinión de Rognoni: “A mediano plazo, como cuando un niño descarta un juguete, CD podría disminuir y llegar a desaparecer cuando Martinelli le pierda interés”.

El colectivo, en sus cifras

Cuando fue reconocido en mayo de 1998, Cambio Democrático (CD) tenía 54 mil 237 adherentes, poco más del mínimo requerido por el Tribunal Electoral (TE) en aquella época. Un año después, cuando se celebraron las elecciones en las que ganó Mireya Moscoso, bajó 20% (a 44 mil 76, según cifras del TE).

Esa caída pudo deberse a que era un colectivo pequeño en una alianza en la que las opciones las tenían los partidos grandes (principalmente el Panameñista). En 2004, cuando Ricardo Martinelli culminaba su período como ministro del Canal, los inscritos en CD aumentaron a 55 mil 909, recuperando poco más de lo que había perdido en las elecciones anteriores.

Estando en oposición a Martín Torrijos, y habiendo sido Martinelli candidato a la Presidencia en esas elecciones, su colectivo aumentó más de 200%. En 2009, cuando ganó las elecciones, CD alcanzó los 126 mil 807 miembros. Ahora, tres años después, tiene 483 mil 270 (otros 300% más). Esto quiere decir que el partido, desde que se constituyó hasta la fecha, ha aumentado casi 10 veces su tamaño.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

EN SU PRIMERA FASE 15 empresas buscan precalificar para construir la Línea 3 del Metro de Panamá

La construcción de la Línea 3 del Metro de Panamá tiene un valor de $2 mil 600 millones. La construcción de la Línea 3 del Metro de Panamá tiene un valor de $2 mil 600 millones.
La construcción de la Línea 3 del Metro de Panamá tiene un valor de $2 mil 600 millones. LA PRENSA/Isaac Ortega

Un total de 15 empresas están interesadas en ganar la licitación para la planificación de la Línea 3 del Metro de Panamá se ...