Cien años de las lloronas

Cien años de las lloronas Cien años de las lloronas
Cien años de las lloronas

9:56 a.m. - SAN FRANCISCO, Veraguas. -Por más de un siglo, en el pintoresco poblado de San Francisco de la Montaña, provincia de Veraguas, se ha escuchado el grito de dolor y lamento de las lloronas, una fiesta que se ha convertido en una tradición en este lugar.

Todos los Domingos de Resurrección en esta comunidad se escucha el alegre sonido de las murgas, lo que da inicio a la festividad, que va por todas las casas visitando a los moradores.

Vicente Torres, residente del área, explica que este tipo de representaciones les brinda identidad ante el país y atrae a muchos visitantes.

Añade que desde muy pequeño ha vivido esta alegre fiesta y lo mejor es que las nuevas generaciones están tomando su papel y han continuado celebrándola para impedir que desaparezca.

Esta actividad simboliza a las hijas de Judas, el apóstol que traicionó a Jesús, quien será ahorcado y luego quemado, pero éstas, que le tienen tanto cariño, lo lloran y piden que no acaben con su vida.

Judas es representado por un muñeco que se pasea por el poblado y las lloronas son hombres que se disfrazan con vestidos de mujer, con máscaras y chácaras para taparse el rostro.

De acuerdo con la información de los propios moradores, esta actividad se realiza en San Francisco desde finales del siglo XIX e inicios del XX, y se mantiene hasta la fecha.

EL PASEO La despedida de Judas se inicia en la mañana; el muñeco, bien vestido, se pasea cargado por los asistentes al evento y en ocasiones es sentado en una silla.

A su alrededor danzan las lloronas, con gritos de enojo y lamentos suplicando que su padre no sea quemado.

Además, se simulan reacciones violentas cuando los asistentes piden que Judas sea quemado, pero como parte del espectáculo fingen agresiones que no pasan a mayores.

Las alegres tonadas de la murga nunca dejan de sonar y tanto lloronas como asistentes aprovechan para bailar las alegres melodías.

EL TESTAMENTO Una parte de la festividad que le da mayor jocosidad es la lectura del testamento, a través del que Judas deja deudas, ropa vieja, compromisos y hasta novias a los moradores del poblado.

Allí se hace una pausa para que los asistentes descansen luego de un largo recorrido y puedan distraerse escuchando qué les quedó de Judas.

LA HORCA

Al final Judas es colgado y quemado, las lloronas no paran de sufrir y de rogar por perdón, todo en medio de esta fiesta, que logra aglomerar a cientos de personas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

DEBERÁ EMPEZAR A REGIR A PARTIR DEL 1 DE ENERO DE 2018 Instalan la Comisión Nacional de Salario Mínimo

Durante la primera reunión ordinaria tomaron posesión los comisionados principales y técnicos (nuevos y por reemplazos). Durante la primera reunión ordinaria tomaron posesión los comisionados principales y técnicos (nuevos y por reemplazos).
Durante la primera reunión ordinaria tomaron posesión los comisionados principales y técnicos (nuevos y por reemplazos). LA PRENSA/Urania Cecilia Molina

La Comisión Nacional de Salario Mínimo, conformada por representantes de los sectores empleador, trabajador y gubernamental, ...