Lavítola quería ser ‘cónsul de Panamá en Italia’

Todos los medios coinciden en que Valter Lavítola es como un río incontenible, vistas la cantidad de cosas que está contando. Por ejemplo, la reconstrucción de la visita que Ricardo Martinelli hizo a Cerdeña en el año 2010.

NÁPOLES, Italia (ANSA). –Con el grupo Finmeccanica “podría haber ganado siete, ocho millones de euros. Yo era su consultor”. De las interminables declaraciones a la justicia de Valter Lavítola siguen surgiendo sorpresas, como confirman las indiscreciones publicadas hoy por la prensa italiana sobre los problemas judiciales en los cuales se encuentra el exdirector del diario Avanti, acusado, entre otras cosas, de haber facilitado el pago de presuntos “tangenti” (sobornos) en Panamá.

Tras el nuevo interrogatorio del miércoles y el primero (tras su regreso a Italia) de hace diez días atrás, los diarios publican algunos de los resultados de esas declaraciones, que Lavítola está dando desde la cárcel de Poggioreale, en Nápoles, y que están centradas en sus relaciones con el expremier Silvio Berlusconi y con Ricardo Martinelli, presidente de Panamá.

Por ejemplo el hecho que el hombre de negocios italiano “no quería ser cónsul de Italia en Panamá, sino viceversa, o sea, ser cónsul de Panamá en Italia”. Martinelli “no es un ‘tangentaro’”, precisó Lavítola quien, interrogado sobre el controvertido tema del presunto helicóptero regalado al presidente panameño afirmó: Era para el Estado, no para Martinelli.

Todos los medios coinciden en que Lavítola es como un río incontenible, vistas la cantidad de cosas que está contando. Por ejemplo, la reconstrucción de la visita que Martinelli hizo a Cerdeña en el año 2010, ocasión en la que –acompañado por Lavítola– visitó la mansión de Berlusconi, quien estaba a su vez de viaje, en esa isla del Mediterráneo.

Ante los jueces que le preguntan cómo se organizó el viaje y cuál era su objetivo con esa visita, Lavítola respondió destacando precisamente que quería ser “cónsul de Panamá en Italia. Además –prosigue en su relato– quería que fuese Finmeccanica a reembolsarme el viaje, como gastos por representación.

La posición de Lavítola ante la justicia es la de una persona que se ha comprometido a favor de Italia en el exterior, visto que frente a la acusación de “corrupción internacional” él se plantea casi como una suerte de diplomático, aunque no oficial.

En sus declaraciones, Lavítola habló, por otra parte, sobre el tema de los cinco millones de euros pedidos a Berlusconi: “sí, es cierto, traté de contactarlo para hacerme prestar 5 millones, pero no logré ninguna de las dos cosas”, cuenta, precisando que de ninguna manera se trató de un “chantaje”, sino de dinero pedido como “reconocimiento” por haber tenido que estar por siete mese prófugo de la justicia italiana por haber dado dinero a Gianpaolo Tarantini “por su cuenta”, a raíz de las investigaciones del expremier en la ciudad de Bari.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Lo último en La Prensa

ORGANO JUDICIAL Justicia está rezagada

El magistrado presidente de la Corte Suprema de Justicia, José Ayú Prado, atribuyó la baja productividad en la tramitación de ...

Entretenimiento Muere uno de los creadores de la escala Saffir-Simpson

El meteorólogo Bob Simpson, uno de los dos desarrolladores de la escala Saffir-Simpson que clasifica los huracanes según los ...

Mundo 'El cambio en Cuba podría ser lento', Barack Obama

Atemperando su histórica modificación de política hacia Cuba con una dosis de realismo, el presidente Barack Obama dijo el ...