Mensajera Global de Olimpiadas Especiales

La vida más allá del diagnóstico

Atleta, mensajera de las olimpiadas especiales y dedicada cocinera, Nitzeida Gálvez es testimonio de lo que con esfuerzo se puede lograr.

Temas:

Nitzeida Gálvez fue escogida entre más de mil atletas para ser la Mensajera Global de Olimpiadas Especiales para la región de América Latina. Nitzeida Gálvez fue escogida entre más de mil atletas para ser la Mensajera Global de Olimpiadas Especiales para la región de América Latina.
Nitzeida Gálvez fue escogida entre más de mil atletas para ser la Mensajera Global de Olimpiadas Especiales para la región de América Latina. LA PRENSA/Ana Rentería

Hace dos décadas, una niña de 12 años de edad sentada frente a un televisor en una pequeña casa en Samaria, un barrio de San Miguelito, vio un comercial que cambió su destino.

En la pantalla se anunciaban las Olimpiadas Especiales, con imágenes de niños corriendo y saltando, y Nitzeida Gálvez supo en ese momento que debía ser uno de ellos. Ese día se lo contó a su abuela, primero emocionada por la posibilidad, y luego triste por la negativa que había recibido: esas cosas seguramente costaban y ellos no tenían dinero.

Ahora, con 32 años, Nitzeida ríe cuando recuerda esa versión de sí misma, que esperó el momento justo para escapársele a su abuela y dirigirse sola a donde entrenaban los atletas que había visto en televisión. Aunque cuando regresó a casa lo que le esperó fue un regaño, conoció a muchas de las personas que aún siguen motivándola a seguir adelante. De eso jamás podría arrepentirse.

Su abuela, cuando supo que Nitzeida podía participar en las Olimpiadas Especiales, aunque no tuviesen recursos, se convirtió inmediatamente en la compañera de entrenamientos sabatinos, en los que Nitzeida empezó interesada primero por el atletismo y luego por disciplinas como el tenis y los bolos.

Unos breves segundos en televisión le habían abierto la puerta a un mundo distinto, aunque en ese momento no tuviese claro qué tan diferente sería.

El camino para erradicar la discriminación

Nitzeida cuando habla de su vida, especialmente de los momentos más difíciles, sorprendentemente no tiene problemas para encontrar las palabras correctas.

Creció sabiendo que su mamá la había dejado a cargo de un padre que no entendía cómo manejar la condición de su hija y una abuela que, hasta que iniciaron juntas el proceso de participar en las Olimpiadas Especiales, solía no dejarla siquiera salir caminando a la tienda de la esquina porque los niños del vecindario, que no entendían lo que significaba tener un coeficiente intelectual limítrofe (justo por debajo del rango normal), le decían “mongolita”.

Pero las palabras hirientes, para Nitzeida, son solo un peldaño más en el camino recorrido.

Ser atleta en la organización trae una validación sin la que ella no podría ahora concebir su vida. Mientras crecía, cuando los prejuicios sobre su discapacidad llegaban de vecinos y hasta de familiares, ella solía refugiarse dentro de sí misma: en ser cada vez más fuerte, más impenetrable. En no dejarse vencer. Esa joven, que respondía cada comentario hiriente con alguno de regreso, ya no es la misma.

“Muchos atletas pueden decir yo soy feliz porque Olimpiadas Especiales me ha ayudado. Me pongo por delante: cambió mi vida”, dice.

En la organización de Olimpiadas Especiales, en esas personas que la recibieron cuando con 12 años llegó a escondidas a una práctica, encontró la que sería su segunda familia, una que la vida le brindó como sabiendo que la necesitaría: en los últimos años fallecieron su madre, su padre y su abuela, su más grande amor.

“Sin los entrenadores no somos nada. Dejan de atender a sus familias para venir a atendernos a nosotros, y es algo que da orgullo”, comparte segura de que así cada quien deja su grano de arena en la labor que realizan.

El año pasado fue nombrada, junto con otros 11 atletas con capacidades especiales, como Mensajera Global de las Olimpiadas Especiales. En el caso de Nitzeida, su labor es representar a la región de América Latina y estará a partir del 23 de julio en Los Ángeles, Estados Unidos (EU), participando de numerosas actividades que se realizarán dentro del marco de los Juegos Mundiales de las Olimpiadas Especiales.

Entre sus responsabilidades como Mensajera Global está llevarle a los padres un importante mensaje: “A pesar de que tengas un hijo con discapacidad, no debes de dejarlo, debes seguir con él, porque no sabes por qué Dios te lo mandó, pero no es un obstáculo en tu vida”, explica con convicción.

Cuando piensa en cómo hubiera sido su vida sin esta experiencia, asegura que lo más probables es que estaría en un cuarto, escuchando música en un pequeño radio, sin haber tenido la oportunidad de descubrir que podía ser buena en algo.

Es por eso que está segura de que a veces parte de la labor para erradicar la discriminación empieza con los propios padres. Que entiendan que las limitaciones de sus hijos son solo una característica más, pero no algo que les impedirá ser felices o sentirse útiles.

Los frutos del esfuerzo

En su caso, su futuro siempre estuvo dentro de la cocina. La pasión que Nitzeida siente por la gastronomía se le escapa, casi sin querer, cuando habla.

Todo lo puede explicar con una analogía referente a la comida. Las cosas que toman esfuerzo son como “cuando machacas un ajo” y todo rinde fruto como “cuando exprimes un limón y siempre sale una gotita más”.

Mientras crecía, su abuela inició encomendándole la preparación del arroz y poco a poco ella fue buscando programas de cocina y cualquier otro material que pudiera conseguir sobre el tema.

Pronto estaba tomando cursos de cocina en el Instituto Panameño de Habilitación Especial (IPHE) y aventurándose en el mundo laboral.

Ha hecho de todo: desde cargar bolsas de supermercado por 50 centésimos, lavar carros hasta limpiar oficinas. Nunca ha querido no trabajar y comparte, como un secreto para una sociedad que aún no sabe cómo crear oportunidades para todos sus ciudadanos, que así es el caso de muchos panameños como ella.

En una ocasión, relata ahora con la frialdad propia de haber superado una época difícil, llevó sus papeles para aplicar a un puesto en un restaurante de comida rápida, solo para que el encargado viera sus cursos en el IPHE y le dijera que allí “no se contratan locos”.

Durante un tiempo trabajó en el área de Mensajería y Correspondencia del Ministerio de Educación, en el período presidencial de Martín Torrijos y como parte del programa de inclusión desarrollado por Vivian de Torrijos, pero como en el caso de muchos funcionarios de turno, con el cambio de gobierno fue despedida.

Tiempo después tuvo la suerte de ser becada para estudiar una Licenciatura en Artes Culinarias en la Universidad Interamericana de Panamá y, aunque el camino ha sido difícil y constantemente se ha tenido que apoyar en otros para superar cada prueba, la universidad le dio la oportunidad de estudiar y este año terminará la carrera.

El año pasado realizó su primera práctica profesional en la cocina del Palacio de las Garzas y desde entonces permanece allí, trabajando desde las 4:00 a.m. “Mientras ustedes duermen, yo estoy despierta tirando cuchillo”, bromea.

Ha viajado con el presidente Juan Carlos Varela a Consejos de Gabinete y ríe cuando dice que muchos de los atletas de Olimpiadas Especiales llegan a ella diciéndole que les consiga un puesto en alguna institución gubernamental. Las ganas, explica, están allí, pero hace falta que las instituciones y las empresas les den la oportunidad de demostrar de lo que son capaces.

Es por eso que su sueño, el que ve cerca -como sucede cuando se quieren las cosas y se está dispuesto a trabajar para llegar a ellas- es tener su propia pastelería en donde empleará solo personas con necesidades especiales.

No hay obstáculo o tristeza pasada que disminuya la felicidad con la que hoy habla: “Como dicen en el barrio, lo que viene bajando es alegría y felicidad”.

 

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

CORRUPCIÓN El Salvador: imputan nuevo delito al expresidente Elías Antonio Saca

El exmandatario, que vestía una camisa color blanco, lucía visiblemente cansado. El exmandatario, que vestía una camisa color blanco, lucía visiblemente cansado.
El exmandatario, que vestía una camisa color blanco, lucía visiblemente cansado. AFP

El expresidente salvadoreño Elías Antonio Tony Saca regresó el jueves a los tribunales de justicia para enfrentar nuevos ...

ÓRGANO JUDICIAL Pleno de la Corte no sesiona; magistrados se ausentan

Un reciente fallo de la Corte Suprema anuló una orden de la Anam que había revocado el EIA a Vertikal Corporation, Inc., para la construcción del oleoducto. Un reciente fallo de la Corte Suprema anuló una orden de la Anam que había revocado el EIA a Vertikal Corporation, Inc., para la construcción del oleoducto.
Un reciente fallo de la Corte Suprema anuló una orden de la Anam que había revocado el EIA a Vertikal Corporation, Inc., para la construcción del oleoducto. LA PRENSA/Archivo

La reunión ordinaria del pleno de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) no se pudo efectuar este jueves 17 de agosto por la ...

Hospital Roosevelt Guatemala: dan último adiós a muertos en ataque de pandilleros

Despiden a Margarito Sucuc, una de las víctimas mortales de los pandilleros. Él trabajaba como agente de seguridad en el Hospital Roosevelt. Despiden a Margarito Sucuc, una de las víctimas mortales de los pandilleros. Él trabajaba como agente de seguridad en el Hospital Roosevelt.
Despiden a Margarito Sucuc, una de las víctimas mortales de los pandilleros. Él trabajaba como agente de seguridad en el Hospital Roosevelt. AFP/Johan Ordoñez

Familiares y amigos despedían este jueves en distintas ceremonias a las siete personas que murieron la víspera durante un ...