llegó a 601 rescates y empató a hoffman

Mariano Rivera, la leyenda

El cerrador de los Yankes reconoció que le gustaría fijar la nueva marca de salvados en el Yankee Stadium, en Nueva York.
CONTROL. Mariano Rivera lució efectivo en su salida de ayer para preservar el triunfo de los Yankees y conseguir el salvamento 42 de la temporada. AFP/Brad White CONTROL. Mariano Rivera lució efectivo en su salida de ayer para preservar el triunfo de los Yankees y conseguir el salvamento 42 de la temporada. AFP/Brad White
CONTROL. Mariano Rivera lució efectivo en su salida de ayer para preservar el triunfo de los Yankees y conseguir el salvamento 42 de la temporada. AFP/Brad White

Toronto. El sol brillaba en el Rogers Centre, hogar de los Azulejos de Toronto. El cielo azul y una temperatura fresca invitaba a los fanáticos a presenciar el segundo juego de una serie de tres contra los Yankees de Nueva York. Los que aceptaron dicha invitación, presenciaron una nueva historia en el béisbol de las Grandes Ligas.

Ayer, el panameño Mariano Rivera, de los Yankees, se convirtió en el líder de por vida, junto a Trevor Hoffman, en salvamentos en las mayores, con 601.

Lo hizo en la victoria de los Yankees 7-6 sobre los Azulejos de Toronto.

Además, con dicho candado, el de Puerto Caimito acumuló 42 esta temporada, siendo su séptima campaña más productiva en este sentido, con todavía 12 partidos por jugar.

Tras la hazaña, el serpentinero chorrerano se mostró tranquilo e hizo declaraciones humildes, algo por lo que se ha caracterizado durante sus 17 años en las gran carpa.

“Lo más importante es que íbamos abajo 6 a 1 en el marcador y el equipo logró remontar”, dijo Rivera en los camerinos del estadio canadiense.

“No me malinterpreten, me gusta esforzarme y dar lo mejor, pero hacerlo por el equipo, para el bien del equipo, no de forma personal”, respondió al ser cuestionado si estaba pendiente de que podría empatar el récord antes de salir a la lomita.

“Nunca pienso si va a ser mi día. El bullpen hizo tremendo trabajo y tuve la oportunidad de trabajar”.

“Esto no depende de mí, si mi equipo metiera muchas carreras, ni siquiera tendría la oportunidad de lanzar. Solo tengo que estar listo para cuando me necesiten”, manifestó el chorrerano.

HISTORIA

Con Curtis Granderson en primera base, y con solo una ventaja de una carrera, cuando Mark Teixeira conectó un elevado hacia José Bautista, jardinero derecho de los Azulejos, Mariano Rivera, quien calentaba en el bullpen, sabía que le había llegado la hora de salir. No a romper el récord, sino en darle una victoria más a sus Yankees.

Nuevamente, la salida del chorrerano no fue presentada con su clásica canción de Enter Sandman, de Metallica, sino con la agrupación de música pop de los 80 Dead or Alive, y su éxito You Spin Me Round.

Al ritmo de la canción, la voz del estadio, ante la corta ventaja de los visitantes, le pedía a los cerca de 30 mil almas que estaban en el estadio que gritaran y apoyaran lo más posible a su equipo para empatar el partido y llevarlo a episodios extra, instancia en la que los Azulejos habían derrotado a los neoyorquinos una noche antes.

El receptor de los Yankees, Russell Martin, quien acababa de ingresar al compromiso, intercambió algunas palabras antes y después de los lanzamientos de práctica del panameño.

La primera víctima fue Colby Rasmus, quien solo pudo observar cómo Rivera lo ponchaba con seis lanzamientos.

El segundo out le correspondió a Brett Lawrie, quien rompió el bate intentando conectar con fuerza un lanzamiento venenoso de Rivera que llegó al guante del primera base Mark Teixeira, quien con calma simplemente pisó la almohadilla.

La última víctima del panameño fue Eric Thames, quien no pudo más que conectar un fácil elevado al jardinero central Curtis Granderson.

No hubo celebración, pero sí sonrisas y felicitaciones de los compañeros en la acostumbrada doble fila antes de ingresar a los camerinos. “Hubo más celebración en el salvamento 600, pero creo que los muchachos están esperando por el 602. Ahora mismo en nuestra mente está solo clasificar a la postemporada, es lo primordial”, dijo Rivera de 41 años de edad.

RESPETO

“Tengo mucho respeto para Trevor Hoffman, ya que lo que hizo, lo hizo respetando el juego y eso es lo que uno espera de un lanzador como él”, indicó el panameño, quien también señaló que ya tiene las pelotas con las que logró el 600 y el 601, que junto a la que le dé el récord, pondrá en un lugar que es muy especial para él.

Los Yankees de Rivera completarán hoy (12:00 p.m.) la serie de tres partidos contra los Azulejos en Toronto, para luego ir a Nueva York, donde sostendrán ocho partidos para luego viajar hacia Tampa Bay, quizás ya con su futuro en la postemporada resuelto.

“Es cuestión de tiempo, pasará donde tenga que pasar”, dijo Rivera. “Me encantaría lograrlo en casa, pero no pienso en ello.

En el béisbol juegan dos equipos y hay que ver qué pasa mañana (hoy)”.

El cerrador celebró su proeza en familia

A pesar de no haber mostrado gran emotividad luego de empatar la marca de Trevor Hoffman de 601 salvamentos en las Grandes Ligas, Mariano Rivera sí lo estaba.

Tras regresar a las duchas en el camerino de visitante del Rogers Centre, hogar de los Azulejos de Toronto, Rivera atendió a los periodistas locales e internacionales, entre ellos La Prensa. Una vez terminó de vestirse salió solo del camerino y caminó con una sonrisa por los anchos pasillos del coliseo.

Y es que a un lado del pasillo lo esperaba Clara, su compañera de toda la vida, quien junto a sus hijos, Jafet y Jaziel, le dieron un fuerte abrazo en celebración del récord histórico que había logrado hacía menos de 30 minutos.

Sin muchas palabras, el lanzador de los Yankees de Nueva York se mostró tremendamente regocijado de haber podido compartir aquel momento con sus seres más queridos.

“Estamos acostumbrados a estar agradecidos y orgullosos de lo que siempre hace él, había confesado Clara segundos antes de que Mariano fuera a su encuentro. “Ha sido una gran carrera”, agregó la pareja sentimental del serpentinero, quien aceptó que siempre ha sentido nervios cuando ve lanzar a Mariano. Tras el emotivo encuentro, Rivera prefirió esta vez no viajar en el autobús que siempre utilizan los equipos de las mayores cuando juegan de visitante, sino irse abrazado con sus hijos, mientras les respondía a sus inquietudes con una gran sonrisa en el rostro.

Luis Burón-Barahona

A pesar de estar en la carretera es aplaudido

Logrado el récord en Toronto, Canadá, es lógico pensar que Mariano Rivera no recibió el mismo apoyo que si lo hubiera hecho en su casa, en el estadio de los Yankees en Nueva York.

Sin embargo, a pesar que la comparación sería desmedida, el lanzador panameño fue ovacionado y aplaudido por los fanáticos locales, no solo al empatar la marca de Trevor Hoffman de 601 salvamentos en las mayores, sino también cuando salió del bullpen trotando hacia la lomita.

Según algunos fanáticos canadienses, se le tiene cierta estima al lanzador por la seriedad, responsabilidad y bajo perfil con los que Rivera ha afrontado su carrera.

A diferencia del chorrerano, por ejemplo, el capitán del equipo, Derek Jeter, de igual forma es conocido por su humildad y seriedad en el juego, pero que ha salido en varias revistas por su agitada vida amorosa, es abucheado cada vez que se acerca al plato.

Alex Rodríguez, uno de los jugadores más completos que hayan estado en las mayores es recibido con peores gritos e insultos que Jeter.

Además, no solo el público canadiense ha mostrado afinidad para con Rivera.

En Seattle, donde el panameño llegó a los 600 salvamentos en su carrera, el lanzador derecho fue aplaudido al arribar a dicha cifra. Igualmente, los asistentes al Safeco Field, hogar de los Marineros, se habían mostrado contentos cuando Rivera fue llamado a la lomita para que mantuviera el marcador que les propinaba la derrota a los locales.

Luis Burón-Barahona

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

PRODUCTOS Aduanas incauta 260 sacos de banano procedente de Costa Rica

Se presume que el banano venía de Costa Rica. Se presume que el banano venía de Costa Rica.
Se presume que el banano venía de Costa Rica. Especial para La Prensa/Sandra Rivera

Mediante un operativo en la zona fronteriza de Renacimiento, Chiriquí, la Autoridad Nacional de Aduanas decomisó 260 sacos de ...

Fotografía Novias protestan contra 'honor' de la familia

Novias protestan contra 'honor' de la familia Novias protestan contra 'honor' de la familia Galería
Novias protestan contra 'honor' de la familia Beirut/AFP / PATRICK BAZ

CRIMEN DE MENOR DE 7 AÑOS Colombia consternada por violación y asesinato de niña indígena

El Instituto de Medicina Legal informó que la niña Samboní murió por asfixia y estrangulamiento, además fue objeto de abuso sexual. El Instituto de Medicina Legal informó que la niña Samboní murió por asfixia y estrangulamiento, además fue objeto de abuso sexual.
El Instituto de Medicina Legal informó que la niña Samboní murió por asfixia y estrangulamiento, además fue objeto de abuso sexual. AFP/Guillermo Legaria

Una Colombia consternada por la violación y asesinato de una niña indígena de siete años reflexionaba este miércoles sobre los ...