PUNTO DE VISTA

Y ya la gente quiere que vuelva Wever

OPINIÓN

El expresidente de la Fedebeis, Franz Wever, fue objeto de insultos y reclamos en su momento. Muchos lo acusaban de ´jugar vivo´, y de tratar de aprovecharse del béisbol nacional para su propio beneficio.

Los aficionados querían un justo cambio.

Sin embargo, en la última final del torneo juvenil, no pude evitar leer incontables mensajes que hacían mención al exmandamás del béisbol local: “Esto no pasaba cuando estaba Wever”.

El hecho de que la gente ya, a menos de dos años de la nueva administración, comience a pedir a Wever, denota que Wigberto Quintero y su combo están haciendo un pésimo trabajo.

Desde su llegada al trono de la pelota criolla, Quintero se ha destacado por su invisibilidad.

Quintero delega funciones a diestra y siniestra, y es que su otro trabajo, el que de verdad le paga, el que de verdad le importa, le impide tener una agenda abierta para el desarrollo del béisbol panameño.

Mientras los presidentes de liga (otros voraces incapaces) se explayan en aplicaciones y entendimiento de normas, Quintero está en su silla apuntando quiénes votan a favor o en contra de una (probablemente inútil) ley en la Asamblea Nacional.

El primer episodio de caos en la final juvenil, en el Kenny Serracín, demostró el poco entendimiento de Quintero para con la organización de la liga.

Un colega periodista de un medio televisivo le interrogó por la poca presencia policial en la cancha, a lo que Quintero respondió que la cantidad de uniformados cumplía con la ley. La respuesta hubiese sido buena, si tan solo el presidente del béisbol panameño hubiese atinado con el número de unidades que realmente custodiaban el coliseo.

En el siguiente cotejo, en el que era previsible que los fanáticos pudieran nuevamente perder la cordura, como efectivamente ocurrió, Quintero volvió a sacar su capa de invisibilidad.

Incluso, luego que se dieran los lamentables hechos y que Chiriquí amenazara con no volver a salir al cuadro, el presidente de la liga de esta provincia manifestó, notablemente molesto, que tenía mucho tiempo tratando de localizar a Quintero por celular, y que ni siquiera le contestaba las llamadas.

Presidir un deporte, y más aún uno tan importante en Panamá como lo es el béisbol, no debe estar en un segundo plano.

Es inconcebible que todavía se maneje un torneo de esta magnitud con la misma organización con la que se hacen ligas de calles y de barriadas. Hay que poner seriedad y comenzar a actuar de la forma en la que este puesto exige.

Muchos ya mandaron el mensaje: no tienen ni la mitad del término en la Fedebeis, y ya la gente quiere que vuelva Wever.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Medellín Las modelos de tallas grandes desfilan por primera vez en Colombiamoda

Modelos en el desfile de la marca de lencería Leonisa. Modelos en el desfile de la marca de lencería Leonisa.
Modelos en el desfile de la marca de lencería Leonisa. AFP/Joaquín Sarmiento

Colombiamoda, una de las ferias textiles y de confecciones más importantes de Latinoamérica, abrió sus pasarelas en ...

Deportes Yankees doblegan a Rojos con jonrones de Gregorius y Frazier

Todd Frazier conectó su primer cuadrangular con los Yankees. Todd Frazier conectó su primer cuadrangular con los Yankees.
Todd Frazier conectó su primer cuadrangular con los Yankees. AFP

Los Yankees de Nueva York doblegaron este miércoles en las Grandes Ligas a los Rojos de Cincinnati con marcador de 9-5, ...

Fuertes disturbios Una muerte durante huelga contra constituyente en Venezuela

Militares y policías lanzaban andanadas de perdigones y bombas lacrimógenas contra manifestantes, muchos encapuchados enfrentados con piedras y cócteles molotov. Militares y policías lanzaban andanadas de perdigones y bombas lacrimógenas contra manifestantes, muchos encapuchados enfrentados con piedras y cócteles molotov.
Militares y policías lanzaban andanadas de perdigones y bombas lacrimógenas contra manifestantes, muchos encapuchados enfrentados con piedras y cócteles molotov. AP/Ariana Cubillos

Una muerte dejaron los fuertes enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y manifestantes durante la huelga de 48 horas ...