Avance: Auditores de Autoridad de Transparencia busca información sobre contrataciones del IMA

En vacaciones escolares se duplica cantidad de menores que trabaja en la calle

Un 50% más de niños recorre las avenidas de la capital vendiendo productos en durante las vacaciones escolares. Los expertos recomiendan no contribuir al fomento del trabajo infantil con la compra.

Un grupo de menores corretea a diario entre carros en una de las avenidas que rodean al Centro Comercial Multiplaza. Son casi una veintena. Venden botellas de agua, bombitas, banderas y productos estrellas para celebrar el Carnaval. 

Las inmediaciones de Multiplaza es junto con la Peatonal de la Avenida Central, la Gran Estación o Transístmica las áreas en donde se concentra mayor cantidad de menores que trabajan en las calles durante estas fechas. 

“Termina el periodo escolar y salen a la calle a vender. Unos llevan el dinero recaudado a su casa y otros simplemente trabajan para  comprarse unas zapatillas de marca”, explica Igmenia Pérez, psicóloga en la Secretaría Nacional de Niñez Adolescencia y Familia. 

Ante esa situación, la recomendación de los expertos es clara. “No hay que comprarles nada para no contribuir a seguir fomentando el trabajo infantil”. La Secretaría Nacional de Niñez Adolescencia y Familia realiza giras semanalmente para detectar este tipo de casos. 

En el año que acaba de terminar Pérez detalla que se su organización atendió  mil 86 casos. De ellos, el 44.3% corresponde a niñas y el 55.7% a varones. 

“El número de chicas trabajando en la calle va en aumento”. Aunque la mayoría de ellas trabaja en casas de tercero como empleadas domésticas. Esa situación es difícil de detectar, explica Pérez, puesto que normalmente son los vecinos  “los únicos que podrían dar la voz de alarma”. 

POR EDADES

Las edades más comprometidas en estas situaciones son las que se encuentran entre los 8 y los 12 años. En un porcentaje alto los menores  suelen ser reincidentes, según los psicólogos. Los padres de los menores, por su parte, suelen buscar “excusas” cuando se les notifica y en muchos casos aducen que “los niños se les escapan de casa”, afirma María Mela, una trabajadora social del centro.

Un patrón que se repite, según el sociólogo Carlos Cedeño, es que los niños provienen de familias desestructuradas. Así el 44% de los casos se relaciona con hijos de familias monoparentales; el 37% pertenece a familias nucleares y el 11% a reconstruidas. Las cifras son muy similares a las de años anteriores.

Las denuncias ante la detección de casos de menores se pueden efectuar llamando a los teléfonos 311 o a la misma Secretaría Nacional de Niñez Adolescencia y Familia  en el 504-4052.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

www.prensa.com Consejo de gabinete no bota a jefe del IMA

A pesar de las múltiples críticas por nombrar a familiares y allegados, el director del Instituto de Mercadeo Agropecuario ...

ACUSADO DE CORRUPCIÓN DE FUNCIONARIO PÚBLICO Sin rastros de Fábrega, no acudió al Juzgado Primero

El exdirector de Supervisión de la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV) Ignacio Fábrega no acudió el pasado lunes al ...

comisiones por pagos de Tocumen, S.A. Investigan posible violación de contrato de gestión de cobros

La asignación de $21.8 millones en comisiones a Cobranzas del Istmo por la gestión de cobro de impuestos morosos de la empresa ...