Con la mente en internet

Temas:

La palabra “Google”, nombre del famoso buscador de contenido en internet, ha pasado de ser un sustantivo a crear un verbo.

Desde que se lanzó este buscador, en 1998, muchas personas han utilizado el neologismo googlear para referirse a la acción de buscar información en www.google.com.

Incluso, la Sociedad Americana de Dialectos seleccionó en 2009 el verbo “to google” (googlear) como el más útil de ese año.

La Real Academia Española aún no registra el término en su diccionario, pero se ha anunciado la posibilidad de hacer su inserción.

Precisamente sobre la tendencia social de buscar contenidos en el portal, la psicóloga Betsy Sparrow, de la Universidad de Columbia, en conjunto con otros investigadores, efectuó cuatro investigaciones sobre cómo el uso del motor de búsqueda de Google impacta sobre la memoria, denominándolo el “Efecto Google”.

El artículo Google Effects on Memory: Cognitive Consequences of Having Information at Out Fingertips, redactado por Sparrow junto a Jenny Liu y Daniel M. Wegner y publicado en la edición online de la revista Science, señala que hoy cuando el ser humano se encuentra con preguntas difíciles de responder no se esfuerza tanto en recordar lo aprendido sobre el tema, sino que tiende a pensar primero en los buscadores de internet para resolver sus preguntas, convirtiéndose la red de redes en la principal forma de memoria externa o transactiva, donde la información se almacena fuera de nosotros.

La publicación cita que “con el advenimiento de la internet, el acceso a la información se ha hecho tan fácil con tan solo levantar un dedo. No mucho tenemos que hacer para encontrar la información que buscamos. Podemos googlear a un viejo compañero de clases, encontrar artículos online o hallar el nombre del actor que tenemos en la punta de la lengua”.

El artículo señala que los resultados de los estudios sugieren que “cuando nos topamos con preguntas difíciles, las personas tienden a pensar primero en computadoras, pero cuando estas esperan tener a futuro acceso a la información, tienen una menor tasa de recuperación de la información por sí mismas”.

Estos estudios sugieren que la memoria humana se adapta a las nuevas tecnologías. “ Nos estamos convirtiendo en simbióticos de las herramientas de computación, creciendo en sistemas interconectados que hacen que se recuerde menos información al saber dónde podemos encontrarla”, cita.

ACERTIJOS DE ESTRATEGIAS COGNITIVAS

Evidentemente, mientras menos esfuerzo se hace en almacenar información en la mente, más complicado será recuperar algo que jamás se guardó, afirma la psicóloga Ericka Matus, decana de la Facultad de Ciencias de la Educación y Desarrollo Humano de la Universidad Latina. “Los procesos psicológicos que intervienen en la forma como nos relacionamos directa o indirectamente con la información se ven disminuidos o aumentados, dependiendo mucho más por el tipo de actividad que desempeñamos y de la frecuencia con que lo hacemos y puede variar en cada persona”.

Empero, fuentes locales advierten que el uso de los buscadores no debe ser considerado como perjudicial para los cibernautas.

El advenimiento de la tecnología y el creciente uso de esta no puede catalogarse como negativo, advierte la neuropsicóloga Emelyn Sánchez, directora de la Clínica Neuropsicológica de Panamá, ya que cada uno de los cambios externos ha sido producido por el cerebro y estos cambios a su vez modifican al cerebro. “Tener internet en nuestras manos no es más que un proceso al que adaptarse, tal como nos adaptamos a la aparición del lenguaje oral y escrito”, indica.

La especialista agrega que no es posible que una herramienta como los buscadores de internet disminuyan la memoria. Si bien es cierto, “esta cae en desuso y las conexiones neuronales pierden fuerza, pero la simple acción de leer en internet está ejercitando otras áreas cerebrales igual de importantes que la memoria. Para entender lo leído es necesario el uso de la memoria a corto plazo”.

Por ello, recurrir al internet no debe ser visto como negativo, recalca. “Debemos poder enfocarnos en nuevos procesos que son más complejos que la memoria, como lo son la comprensión, el análisis y la automonitorización”.

Incluso, las consultas en internet fortalecen la memoria, dependiendo de la cantidad de “mecanismos cognitivos que utilizamos para buscar información”, dice el psicólogo Rodolfo Justine, de la Clínica Transiciones.

En este sentido, “si nos sentamos frente a la computadora, elaboramos nuestra pregunta, escogemos la respuesta que consideramos es la correcta; luego, la leemos y entendemos o si no nos satisface, y volvemos a buscar. Estos son mecanismos que deberían fortalecer la formación de dicha información”, enumera.

Y es que el hecho de que uno se “organice” y busque en el internet ayuda a la memoria, recalca el psicólogo, “ya que involucra una serie de pasos que ayudan a que se fortalezca más la memoria. La internet y su uso no es muy diferente de la función de las bibliotecas, y creo que nadie piensa que las bibliotecas son una amenaza a la memoria”.

El psicólogo resume que las estrategias cognitivas –es decir, cómo se usan los recursos del cerebro– al buscar información, tanto en internet como en la biblioteca, son las mismas para realizar la acción. “Lo mismo ocurre si utilizamos el teclado para escribir y no utilizamos lápiz y papel, el mecanismo cognitivo es el mismo: la representación semántica e ideográfica de la palabra. Tal vez son cambios de formas y nuevas tecnologías, pero todas giran en torno a las mismas funciones y a las mismas necesidades”.

Matus añade que no todo lo nuevo es bueno, ni todo lo antiguo es malo. “Si consideramos la internet como una fuente de información, eso está muy bien; considerar que no necesito saber nada porque toda esa información está en internet, eso es una historia diferente”. Mientras más se usa el cerebro, mejor funciona.

LA MEMORIA Y SU MUNDO

La memoria es, indica Matus, un proceso mental en el que se recibe, organiza, guarda y desecha información. Por ello, se habla de memoria a corto plazo y a largo plazo, “considerando en general que se recibe la información, se organiza y en ese momento se mantiene en la memoria a corto plazo. Si esa información tiene emociones, sensaciones o más información asociada, se puede guardar en la memoria a largo plazo; si eso no ocurre se desecha esa información”.

La memoria ayuda a definir “quiénes somos, de dónde venimos y hacia dónde vamos”, aclara. “Gran parte de nuestras conductas, actitudes y prejuicios están basados en nuestras experiencias, que se guardan en nuestra memoria a largo plazo y nos permite ser quienes somos día a día”.

Para Sánchez, la memoria es la forma de “economizar energía” a nivel neuronal, ya que permite evocar aprendizajes y no tener que aprender a cada instante.

La memoria envuelve un mecanismo y una función cognitiva que involucra una serie de factores que van desde la motivación, atención, emociones, órganos sensoriales hasta la fijación de la memoria asociada con el hipocampo, indica Justine.

Explica que existen muchas formas de clasificar la memoria, algunas por el órgano sensorial “responsable” del recuerdo (memoria visual, auditiva); otras veces tomando en consideración la función de la memoria (memoria de ejecución, semántica), mientras que algunas por el tiempo de duración de la memoria, ya sea corto o largo plazo.

HERRAMIENTAS PARA ESTIMULAR LA MEMORIA

El psicólogo Rodolfo Justine comenta que la memoria es un complejo, y no depende de un solo elemento, sino de un sistema.

“Depende mucho de cómo comemos, qué bebemos, si hacemos ejercicios, si somos activos, si fumamos o no fumamos, si bebemos alcohol o no bebemos. Depende de la cantidad de estrés que manejemos y cómo lo manejemos”.

La memoria se puede fortalecer al leer, al hacer apuntes de las cosas que hacemos, al llevar un diario, al aprender algo nuevo como un idioma o aprender a tocar un instrumento musical. “Utilizar juegos como sudoku, rompecabezas, crucigramas, así como reír mucho y rodearse de las personas que nos quieren” influye positivamente en la memoria, enumera.

La neuropsicóloga Emelyn Sánchez añade que para tener una buena memoria hay que dormir lo suficiente, mantener una dieta balanceada, practicar ejercicios y mantener bajos los niveles de estrés.

Pasear o viajar a lugares que nunca se han visitado y detenerse a observar detalles de estos sitios y contar historias son algunas de las recomendaciones de la psicóloga Ericka Matus.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Mundo Angela Merkel gana reelección como jefa de la UDC alemana

Angela Merkel no tuvo oposición para el liderato de la Unión Demócrata Cristiana (UDC). Angela Merkel no tuvo oposición para el liderato de la Unión Demócrata Cristiana (UDC).
Angela Merkel no tuvo oposición para el liderato de la Unión Demócrata Cristiana (UDC). AFP/ Tobias Schwarz

La canciller alemana Angela Merkel ganó un nuevo período de dos años como líder del principal partido conservador alemán el ...

Deportes Río 2016 fue el más perfecto de los Olímpicos imperfectos: COI

Imagen que muestra a Usain Bolt mientras ingresaba a un estadio para participar en competencia en Río de Janeiro. Imagen que muestra a Usain Bolt mientras ingresaba a un estadio para participar en competencia en Río de Janeiro.
Imagen que muestra a Usain Bolt mientras ingresaba a un estadio para participar en competencia en Río de Janeiro. AP

Los Juegos de Río, que según el Comité Olímpico Internacional “salieron bien” a pesar de las numerosas dificultades, fueron ...

BALANCE Historia de que Hillary Clinton ganó 57 condados es falsa

Según el recuento de la AP, Clinton venció a Trump por 1.5 millones de votos en Nueva York. Según el recuento de la AP, Clinton venció a Trump por 1.5 millones de votos en Nueva York.
Según el recuento de la AP, Clinton venció a Trump por 1.5 millones de votos en Nueva York. AP/Cliff Owen

Una historia popularizada en las redes sociales según la cual Hillary Clinton ganó 57 condados en las elecciones ...