Ban ensalza el poder de las acciones individuales para lograr cambios

El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, ensalzó hoy el poder de las acciones individuales para lograr cambios globales y elogió el trabajo de quienes auxilian a los más vulnerables, en un discurso con motivo del Día Mundi

NACIONES UNIDAS. (EFE).- El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, ensalzó hoy el poder de las acciones individuales para lograr cambios globales y elogió el trabajo de quienes auxilian a los más vulnerables, en un discurso con motivo del Día Mundial de la Ayuda Humanitaria que se celebra este domingo.

"El Día Mundial de la Ayuda Humanitaria de este año representa una oportunidad histórica para reunir a mil millones de personas de todo el planeta en torno a una poderosa idea: personas ayudando a personas", aseguró Ban en un mensaje distribuido hoy en la sede de Naciones Unidas en Nueva York.

El diplomático surcoreano añadió en ese mensaje que ese "espíritu mejora las condiciones de todos", y destacó que "aunque las acciones individuales puedan parecer pequeñas, colectivamente repercuten en todo el mundo, generando un impulso imparable para lograr un futuro mejor".

El Día Mundial de la Ayuda Humanitaria, que fue designado por la Asamblea General de la ONU en 2008, reconoce a las personas que arriesgan sus vidas para ayudar a los más necesitados y se celebrará este fin de semana en todo el planeta con diversos actos conmemorativos y eventos.

La campaña de este año incentiva a través de las redes sociales a realizar trabajos comunitarios bajo el lema "Yo estuve aquí", para lo que invita a todo el mundo a hacer algo en favor de otro ser humano, con el objetivo de alcanzar mil millones de compromisos para este 19 de agosto.

Naciones Unidas fichó para este año a la estrella Beyoncé Knowles para hacer promoción del DÍa Mundial de la Ayuda Humanitaria y ofreció su apoyo a esta iniciativa prestando su imagen en un vídeo de la canción "I was here", que grabó en la Asamblea General de la la ONU en Nueva York, donde se reunió con Ban.

Beyoncé y la compositora de la balada, Diane Warren, han donado los derechos del tema a la ONU para hacer la banda sonora de la campaña y el vídeo se estrenará el 19 de agosto en todo el mundo, en pantallas gigantes de varias ciudades, como Ginebra, Dubái o Adis Abeba, además de la céntrica plaza de Times Square en Nueva York.

La cantante dijo en una entrevista a los estudios de televisión de la ONU que esta balada lanza el mensaje de "querer dejar tus huellas en las arenas del tiempo, tu marca en el mundo", ya que todo el mundo quiere "saber que su vida significó algo y que con ella hizo algo por los demás, no importa si es grande o pequeño".

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

VIDEO Pérdida de máquina pinchadora: Suspenden audiencia

Pérdida de máquina pinchadora: Suspenden audiencia Pérdida de máquina pinchadora: Suspenden audiencia Vídeo
Pérdida de máquina pinchadora: Suspenden audiencia LA PRENSA/Richard Bonilla

El Juzgado Séptimo Penal suspendió la audiencia preliminar a Giacomo Tamburrelli, exdirector del antiguo Programa de Ayuda ...

Videos del día Las setas hacen girar la economía circular en Montreal

Las setas hacen girar la economía circular en Montreal Las setas hacen girar la economía circular en Montreal Vídeo
Las setas hacen girar la economía circular en Montreal AFP

La agricultura urbana florece en Montreal, Canadá, donde muchas empresas adoptan los principios de la economía circular para ...

Posible delito de blanqueo de capitales Mossack Fonseca, 'una organización para ocultar la procedencia del dinero': Ministerio Público

De izquierda a derecha, Ricaurte González, Rómulo Bethancourth y Octavio Nicolau. De izquierda a derecha,  Ricaurte González, Rómulo Bethancourth y Octavio Nicolau.
De izquierda a derecha, Ricaurte González, Rómulo Bethancourth y Octavio Nicolau. LA PRENSA/Richard Bonilla