Biógrafa de Petraeus, devastada por el resultado del romance

El FBI todavía investiga a Paula Broadwell por los documentos confidenciales hallados en su computadora, que supuestamente recabó mientras investigaba para la biografía sobre Petraeus.
Esta composición fotográfia muestra a Paula Broadwell (izquierda), biógrafa y amante del exdirector de la CIA, David Petraeus, así como a Jill Kelley, la otra mujer en el centro del escándalo. Esta composición fotográfia muestra a Paula Broadwell (izquierda), biógrafa y amante del exdirector de la CIA, David Petraeus, así como a Jill Kelley, la otra mujer en el centro del escándalo.
Esta composición fotográfia muestra a Paula Broadwell (izquierda), biógrafa y amante del exdirector de la CIA, David Petraeus, así como a Jill Kelley, la otra mujer en el centro del escándalo.

WASHINGTON, Estados Unidos (ANSA) – Paula Broadwell está devastada por las consecuencias de su relación extraconyugal con David Petraeus, que llevó a la renuncia de éste como director de la CIA, reportaron medios estadounidenses citando a una persona cercana a la mujer que habló bajo condición de anonimato. 

Broadwell lamenta además profundamente lo que ha hecho a su familia y está tratando de reparar el daño y seguir adelante. 

La autora de la biografía All In: The Education of General David Petraeus, de 40 años, su esposo Scott y a sus dos hijos pequeños, regresaron a su casa en Charlotte, Carolina del Norte, después de haber estado una semana en casa de su familiar en Washington para evitar el acoso de la prensa.

El FBI todavía investiga a Broadwell por los documentos confidenciales hallados en su computadora, que supuestamente recabó mientras investigaba para la biografía sobre Petraeus.

Parece que muchos de estos documentos son viejos y posiblemente no sean tan secretos, pese a las etiquetas. Además, la mujer, graduada en la academia militar de West Point y en Harvard, afirmó no haberlos obtenido de Petraeus.

El FBI descubrió la relación extraconyugal entre ambos luego de rastrear unos correos electrónicos amenazantes que mandó Broadwell a otra mujer, Jill Kelley, una voluntaria que organizaba fiestas para militares en Tampa, Florida. En los correos Broadwell pedía a Kelley que se mantuviese alejada de Petraeus.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo más Visto Nuevo Comentado

Lo último en La Prensa

Mundo Uganda confisca tonelada de marfil ilegal; tres arrestados

Aunque sus números han aumentado en años recientes, los elefantes son blanco de cacería esporádica, algunas veces con la ayuda de funcionarios corruptos. Aunque sus números han aumentado en años recientes, los elefantes son blanco de cacería esporádica, algunas veces con la ayuda de funcionarios corruptos.
Aunque sus números han aumentado en años recientes, los elefantes son blanco de cacería esporádica, algunas veces con la ayuda de funcionarios corruptos. Archivo

Las autoridades de Uganda confiscaron una tonelada de marfil ilegal y arrestaron a tres personas de origen africano que ...

Entretenimiento Texas: Procede demanda contra el viudo de Selena

Selena Quintanilla-Pérez, artista de fama internacional, fue asesinada hace 22 años. Selena Quintanilla-Pérez, artista de fama internacional, fue asesinada hace 22 años.
Selena Quintanilla-Pérez, artista de fama internacional, fue asesinada hace 22 años.

Un juez en Texas decidió que sí procede una demanda contra el viudo de Selena mientras el padre de la cantante fallecida busca ...