Empresa japonesa se culpa por desastre nuclear

La empresa de electricidad que opera la averiada planta atómica japonesa admitió el viernes que merece la mayor parte de la culpa por la crisis nuclear, en sus declaraciones más duras hasta la fecha sobre sus propias deficiencias.
Tokyo Electric Power Co. reconoció en un informe que no estaba preparada para resistir el terremoto y la subsecuente ola gigantesca que arrasaron el noreste de Japón en marzo del 2011. Tokyo Electric Power Co. reconoció en un informe que no estaba preparada para resistir el terremoto y la subsecuente ola gigantesca que arrasaron el noreste de Japón en marzo del 2011.
Tokyo Electric Power Co. reconoció en un informe que no estaba preparada para resistir el terremoto y la subsecuente ola gigantesca que arrasaron el noreste de Japón en marzo del 2011.

TOKIO, Japón. (AP).- La empresa de electricidad que opera la averiada planta atómica japonesa admitió el viernes que merece la mayor parte de la culpa por la crisis nuclear, en sus declaraciones más duras hasta la fecha sobre sus propias deficiencias.

Tokyo Electric Power Co. reconoció en un informe que no estaba preparada adecuadamente para resistir el poderoso terremoto y la subsecuente ola gigantesca que arrasaron el noreste de Japón en marzo del 2011.

Los desastres interrumpieron el suministro eléctrico en la planta atómica Fukushima Dai-ichi de TEPCO, lo que provocó la fusión de tres reactores. Las enormes fugas radiactivas contaminaron el aire, el agua y la tierra en los alrededores, lo que obligó a 160 mil personas a evacuar sus viviendas.

"Nuestra cultura de seguridad, capacidades y habilidad fueron insuficientes", dijo el presidente de TEPCO, Naomi Hiroshe, en una conferencia de prensa.

"Debemos admitir humildemente nuestro fracaso en prevenir el accidente, que deberíamos haber evitado usando nuestra sabiduría y recursos humanos para estar mejor preparados".

El informe dijo que el equipo y las medidas de seguridad de TEPCO fueron inadecuados y que las fusiones de los reactores debieron haberse evitado.

La compañía agregó que demoró la actualización de sus medidas de seguridad hasta después del accidente, al tiempo que reconoció que no informó adecuadamente al público sobre los riesgos y dificultades en la planta.

En su informe de junio del 2012, TEPCO sostuvo que la ola gigantesca fue la principal culpable del peor desastre nuclear en el mundo desde el de Chernobyl en 1986.

Después que la renuencia de la compañía a aceptar su responsabilidad desencadenó manifestaciones de indignación pública, formó un grupo interno, encabezado por Hirose, para investigar la crisis.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Lo último en La Prensa

Entretenimiento Aprueban cuatro nuevas razas de perros

Un perro español de granja, un siciliano cazador de conejos, un ovejero con un distintivo pelambre apelmazado y un robusto can ...