Guatemala: 52 muertos, 22 desaparecidos y 1.2 millones de afectados

Los gobiernos de los países de Centroamérica, Estados Unidos, Colombia, Ecuador, España, Chile, Canadá, Francia, México, Perú y Venezuela, así como Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos (OEA) expresaron sus condolencias y

GUATEMALA, (AFP) La comunidad internacional se volcó en ofrecimientos de ayuda para los damnificados del terremoto del miércoles en Guatemala, que ya deja 52 muertos, 22 desaparecidos y 1,2 millones de afectados, según cifras oficiales.

Los gobiernos de los países de Centroamérica, Estados Unidos, Colombia, Ecuador, España, Chile, Canadá, Francia, México, Perú y Venezuela, así como Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos (OEA) expresaron sus condolencias y ofrecieron apoyo a  Guatemala para enfrentar la crisis.

Sin embargo, el gobierno estadounidense ha sido el único en concretar su ofrecimiento con una donación de 50 mil 000 dólares en ayuda inmediata, además de poner varios helicópteros para labores de salvamento.

Madrid, Ottawa, Santiago de Chile, París, Quito, Caracas, la ONU y la OEA no precisaron qué tipo de ayuda proporcionarán.

SINAPROC

El Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) ofreció formalmente su ayuda a Guatemala tras el sismo de 7.2 en la escala de Richter que sacudió ese país centroamericano ayer en la mañana y que ha dejado 52 muertos. 

Panamá y Guatemala pertenecen al Sistema de Integración Centroamericano, al que está adscrito el Centro de Prevención de Desastres de Centroamérica. 

El presidente actual de ese centro es el director del Sinaproc, Arturo Alvarado, quien recordó que Panamá es experto en primera respuesta. 

Alvarado indicó que Panamá cuenta con bastones y perros para buscar personas entre los escombros tras un sismo como el ocurrido en Guatemala. 

También posee un equipo especializado para romper estructuras para la localización de sobrevivientes y cadáveres. 

Para que Panamá pueda ayudar a Guatemala existe un protocolo establecido, en el que el país afectado por un desastre natural pide la asistencia a través de la Cancillería. 

Hasta el momento Guatemala no ha solicitado la intervención panameña durante las labores de rescate tras el sismo que dejó un millón 249 mil afectados. 

CALAMIDAD

La agencia Acan-Efe reportó que el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, declaró hoy el "estado de calamidad pública" en cuatro departamentos del noroeste del país, devastados el miércoles por un terremoto de magnitud 7,2 que deja un saldo preliminar de 52 muertos y 22 desaparecidos.

Pérez Molina explicó en rueda de prensa ofrecida en la sede de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) que el "estado de calamidad pública" tendrá una vigencia de 30 días en los departamentos de San Marcos, Quiché Quetzaltenango y Huehuetenango, los más afectados por el fuerte sismo.

El "estado de calamidad pública", que prohíbe las concentraciones, espectáculos públicos, el porte de armas y limita la libre circulación, permitirá al Gobierno atender con más rapidez la emergencia, precisó el mandatario.

Pérez detalló que, según el último reporte oficial de las autoridades de Protección Civil, el terremoto ha dejado un saldo preliminar de 52 muertos, 22 desaparecidos y 200 heridos, el 80 % de los cuales ya fue dado de alta por los servicios sanitarios.

Según estadísticas oficiales, más de 1,2 millones de personas de ocho departamentos del altiplano occidental de Guatemala resultaron afectadas al interrumpirse los servicios de energía, agua potable, comunicación y transporte, aunque la mayoría ya está restablecido.

Otros 6,6 millones de habitantes de esas regiones están en riesgo debido a las 60 réplicas de magnitudes de entre 3,5 y 4,9 en la escala de Richter que se han registrado desde la mañana del miércoles cuando ocurrió el terremoto.

Eddy Sánchez, director del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología dijo a los periodistas que las réplicas "son positivas" para el proceso de "liberación de energía" de las falla sísmica que provocó el terremoto.

El experto precisó que se prevé que "durante los próximos días y semanas" se mantengan una actividad sísmica moderada, conforme se termina de liberar la energía, "hasta que el área epicentral llegue a su estado de reposo".

Hasta hoy, según Pérez Molina, 5 mil 251 personas se encuentran damnificadas, otras 2.966 fueron evacuadas de sus casas, y de ellas solo 762 se encuentran en albergues temporales.

Un portavoz de Conred detalló a Acan-Efe que 554 casas resultaron destruidas, 991 registran daños moderados y otras 538 leves; así como siete edificios y escuelas públicas resultaron afectadas por el terremoto.

El jefe de Estado también informó de que se han detectado grietas en la carretera entre San Marcos y Quetzaltenango, lo que mantiene en una inestabilidad esa ruta.

Países como Venezuela, España, Colombia, México y Costa Rica, según Pérez Molina, le han ofrecido su colaboración ante la emergencia que vive el país centroamericano.

TAREAS DE RESCATE

Equipos de rescate y voluntarios retomaron este jueves, 8 de noviembre, en municipios de San Marcos, en el oeste de Guatemala, la búsqueda de víctimas por el terremoto de magnitud 7.2 en la escala de Richter registrado el miércoles en el país, que dejó más de medio centenar de muertos, 150 heridos y 23 desaparecidos. 

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, anunció la cancelación de todas sus actividades para permanecer concentrado en la atención de la emergencia.

AMANECER EN LAS CALLES

Numerosos guatemaltecos, temerosos de posibles réplicas, se congregaron envueltos en frazadas en las calles frías y oscuras de la localidad montañosa de San Marcos en la madrugada del jueves, un día después de ser azotados por un fuerte sismo que dejó al menos 48 muertos y decenas de desaparecidos. 

Otras personas se concentraron en el hospital de San Marcos, el único edificio que continuó con electricidad luego del temblor. Las cuadrillas de rescate trabajaron durante la noche en San Marcos buscando entre los escombros a posibles sobrevivientes u otras víctimas fatales por el sismo que con una magnitud de 7.4 sacudió el miércoles la frontera de Guatemala con México. 

En el poblado de San Cristóbal Cochu, los bomberos se concentraron en una casa derrumbada con la intención de rescatar a 10 miembros de una familia, incluido un menor de cuatro años, que fueron sepultados por los escombros, informó el vocero Ovidio Pérez a la radio Emisoras Unidas.

Los voluntarios con botiquines comenzaron a llegar en la noche del miércoles a la zona, en el occidente de Guatemala. Eblin Cifuentes, un estudiante de derecho de 26 años de edad, y un grupo de sus compañeros de clase recaudaban suministros médicos como parte de una campaña escolar para suministrar ayuda al único hospital de San Marcos, que se encuentra en una zona pobre de granjas de subsistencia habitada en su mayor parte por indígenas.

Cuando ocurrió el temblor, el grupo decidió llevar todo lo que habían obtenido. "Gracias a Dios nada nos ocurrió, y por eso tenemos que salir a ayudar", dijo Cifuentes.

Con información de Manuel Vega Loo y Urania Cecilia Molina

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Lo último en La Prensa

Política 23 mil votantes del circuito 4-6 irán nuevamente a las urnas mañana

Residentes del circuito 4-6 (Tolé, Remedios, San Félix, San Lorenzo) Chiriquí volverán a las urnas mañana 21 de diciembre para ...

Mundial de Clubes Real Madrid, campeón del mundo

El Real Madrid conquistó su primer Mundial de Clubes imponiendo su fútbol a la batalla que presentó San Lorenzo y plasmando su ...