Lugo admite que 'necesidades y demandas superan capacidad respuesta'

Es la primera vez que un gobierno paraguayo presenta un informe del seguimiento del cumplimiento de los Objetivos del Milenio, establecidos por 189 países a nivel de Naciones Unidas, en el 2000.
Lugo reconoció que la reducción de la pobreza y la desigualdad son las principales deudas que tiene su país. Lugo reconoció que la reducción de la pobreza y la desigualdad son las principales deudas que tiene su país.
Lugo reconoció que la reducción de la pobreza y la desigualdad son las principales deudas que tiene su país.

ASUNCIÓN, Paraguay. (DPA).-El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, reconoció este martes que "las necesidades y demandas sociales superan la capacidad de respuesta financiera, humana e institucional" del Estado pero reafirmó su compromiso con los pobres y los más vulnerables de su país. 

Al exponer la situación del país en relación a los indicadores propuestos en el año 2000, en los Objetivos del Milenio, Lugo se mostró satisfecho por los avances de los últimos años, pero crítico respecto de la deuda social que aún persiste. Paraguay "es un país que está avanzando en la construcción y consolidación de un Estado al servicio de la gente". 

"Es un nuevo país que avanza, que está cambiando, con políticas y planes claros y procesos de innovación", dijo Lugo. Pero reconoció que su país "necesita ser más equitativo, igualitario". "Es el gran desafío, por eso estamos comprometidos en orientar nuestros mayores esfuerzos para avanzar en el cumplimiento de los objetivos de desarrollo del milenio", afirmó. 

Asumiendo la "magnitud y complejidad de los problemas" que enfrenta su administración, que se inició en agosto de 2008, el ex obispo católico recordó que su gobierno ubica la cuestión social como centro."Las poblaciones más pobres fueron, son y serán sujetos preferentes del proceso de inclusión y reafirmación de sus derechos. Allí es donde se concentra la mayor cantidad de incumplimientos de derechos humanos fundamentales", agregó. 

Los avances que, sostuvo, ha tenido el país en los últimos años, "deben ser el impulso que permita a todos seguir trabajando juntos para abordar con mayor fuerza los desafíos para lograr un Paraguay para todos y todas". 

Es la primera vez que un gobierno paraguayo presenta un informe del seguimiento del cumplimiento de los Objetivos del Milenio, establecidos por 189 países a nivel de Naciones Unidas, en septiembre del año 2000. 

El informe presentado este martes contiene datos actualizados al año 2010 y en él se recogen los "esfuerzos y empeños realizados por el Estado paraguayo y "con este gesto el gobierno expresa su compromiso de transparencia y apertura al exponer la situación real del país", dijo también el presidente Lugo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

VIDEO Pérdida de máquina pinchadora: Suspenden audiencia

Pérdida de máquina pinchadora: Suspenden audiencia Pérdida de máquina pinchadora: Suspenden audiencia Vídeo
Pérdida de máquina pinchadora: Suspenden audiencia LA PRENSA/Richard Bonilla

El Juzgado Séptimo Penal suspendió la audiencia preliminar a Giacomo Tamburrelli, exdirector del antiguo Programa de Ayuda ...

Videos del día Las setas hacen girar la economía circular en Montreal

Las setas hacen girar la economía circular en Montreal Las setas hacen girar la economía circular en Montreal Vídeo
Las setas hacen girar la economía circular en Montreal AFP

La agricultura urbana florece en Montreal, Canadá, donde muchas empresas adoptan los principios de la economía circular para ...

Posible delito de blanqueo de capitales Mossack Fonseca, 'una organización para ocultar la procedencia del dinero': Ministerio Público

De izquierda a derecha, Ricaurte González, Rómulo Bethancourth y Octavio Nicolau. De izquierda a derecha,  Ricaurte González, Rómulo Bethancourth y Octavio Nicolau.
De izquierda a derecha, Ricaurte González, Rómulo Bethancourth y Octavio Nicolau. LA PRENSA/Richard Bonilla