CONGRESO DE ESTADOS UNIDOS

Papa aboga por inmigrantes al reconocer que Estados Unidos aún es para muchos una tierra de sueños

Nuestro mundo, cada vez más, es un lugar de conflictos violentos, de odios y atrocidades, que se cometen incluso en nombre de Dios, dijo Jorge Bergoglio.

La gente de este continente, no le tememos a los extranjeros, afirmó, al referirse a las personas que han hecho de Estados Unidos su hogar, en busca de una mejor vida.

Temas:

El papa Francisco (c) antes de su discurso en el Congreso en Washington DC, Estados Unidos hoy, 24 de septiembre de 2015. El papa Francisco advirtió hoy en un discurso en el Congreso de Estados Unidos de que "ninguna religión es inmune a diversas formas de aberración individual o de extremismo ideológico". El papa Francisco (c) antes de su discurso en el Congreso en Washington DC, Estados Unidos hoy, 24 de septiembre de 2015. El papa Francisco advirtió hoy en un discurso en el Congreso de Estados Unidos de que "ninguna religión es inmune a diversas formas de aberración individual o de extremismo ideológico".
El papa Francisco (c) antes de su discurso en el Congreso en Washington DC, Estados Unidos hoy, 24 de septiembre de 2015. El papa Francisco advirtió hoy en un discurso en el Congreso de Estados Unidos de que "ninguna religión es inmune a diversas formas de aberración individual o de extremismo ideológico". EFE/Jim Lo Scalzo

Migrantes, extremismo religioso, familia, ambiente, tráfico de armas y pena de muerte. El papa Francisco no obvió ante el Congreso de Estados Unidos ninguno de los temas que afectan al mundo hoy y con los que, en una medida u otra, el pueblo estadounidense está identificado y mantiene profundas diferencias.

En una comparecencia que fue transmitida en directo por diversas cadenas de televisión, Jorge Mario Bergoglio también reconoció que Estados Unidos continúa siendo para muchos una tierra de sueños, en alusión a muchos que como él, son hijos de inmigrantes. Les pidió ver a esas personas que hoy huyen de las guerras y de la exclusión como personas y no como cifras, sabiendo que salen buscando libertad, oportunidades, una vida mejor, como la que ellos quieren para sus ciudadanos y para sus hijos.

Fueron casi 60 minutos de discurso, en los que el Pontífice apeló al espíritu de democracia y de libertad que ayudó a forjar Estados Unidos, instando a los congresistas a seguir esa senda y legislar por el bien común, para acabar con la exclusión y dar a todos las mismas oportunidades y los mismos derechos que quieren para ellos.

Para ello, el hilo conductor de su discurso fue el ejemplo de cuatro estadounidenses que conformaron valores fundamentales que durarán para siempre en el espíritu estadounidense, incluso a costa de su propia vida: Abraham Lincoln, Martin Luther King, Dorothy Day, y Thomas Merton. "Tres hijos y una hija de esta tierra, cuatro personas y cuatro sueños. Lincoln, libertad; King, libertad en pluralidad y sin exclusión; Day, justicia social y derechos de las personas; y Merton, la capacidad para el diálogo y la apertura a Dios. Cuatro representantes del pueblo estadounidense", expresó Jorge Mario Bergoglio al hacer una síntesis de su legado para el pueblo estadounidense. 

Dirigiéndose a los congresistas -que le aplaudieron de pie en no menos de cinco ocasiones durante su presentación- el Papa les recordó que a través de sus actividades legislativas tienen la responsabilidad de permitir que su país crezca como nación y que están llamados a defender la dignidad de sus conciudadanos en esta búsqueda consistente del bien común. "Este es el objetivo de todos los políticos, una sociedad política busca como vocación satisfacer las necesidades comunes, estimular el crecimiento de todos sus miembros, especialmente aquellos que están en situaciones de gran vulnerabilidad o en riesgo".

En ese sentido, apeló por los miles de hombres y mujeres que salen a la calle todos los días a buscar la forma de sostener sus vidas y que con sus acciones generan solidaridad; por los ancianos, que, dijo, son un depósito de sabiduría; y por los jóvenes que se enfrentan a muchas situaciones difíciles, a veces, "por la inmadurez de muchos adultos".

EXTREMISMO

El papa Francisco (i) durante su discurso en el Congreso en Washington DC, Estados Unidos hoy, 24 de septiembre de 2015. Expandir Imagen
El papa Francisco (i) durante su discurso en el Congreso en Washington DC, Estados Unidos hoy, 24 de septiembre de 2015. EFE/Jim Lo Scalzo

"Nuestro mundo, cada vez más, es un lugar de conflictos violentos, de odios y atrocidades brutales, que se cometen incluso en nombre de Dios y de la religión. Sabemos que ninguna religión es inmune a esta forma de extremismo individual o extremismo ideológico. Esto significa que debemos estar atentos a todo tipo de fundamentalismo, sea religioso o de otro tipo. Se requiere un equilibrio delicado para combatir la violencia que se comete en nombre de una religión, una ideología o un sistema económico mientras salvaguardamos la libertad religiosa y las libertades individuales", señaló Francisco, no sin advertir que también deben estar atentos a otra "tentación", la del "reduccionismo simplista que ve solo el bien o el mal o si se quiere, los justos y los pecadores". 

Llamó a afrontar cada forma de polarización que afecta el mundo contemporáneo sin dejarse tentar por "alimentar al enemigo interno". "Imitar el odio y la violencia de los tiranos y de los asesinos es la mejor forma de tomar su lugar. Eso es algo que ustedes como pueblo rechazan", afirmó, y pidió dar una respuesta de esperanza y de sanación, de paz y de justicia, a través de corregir los errores, mantener los compromisos y promover el bienestar de los individuos y los pueblos. Los desafíos de hoy, remarcó, requieren que avoquen los recursos y talentos para buscar las soluciones en el marco del respeto a las diferencias y con convicciones de conciencia. 

"En esta tierra las distintas denominaciones religiosas han contribuido en gran medida a forjar y fortalecer la sociedad, es importante que hoy, tal como fue en el pasado, la voz de la fe se continúe escuchando ya que es una voz de fraternidad y de amor, que trata de obtener lo mejor de cada persona y de cada sociedad, ese tipo de cooperación es un recurso poderoso en la batalla para eliminar las nuevas formas globales de esclavitud que han surgido de las injusticias graves, que se pueden superar solo a través de nuevas políticas y nuevas formas de consenso social", apuntó.

REFUGIADOS

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden (izq) y el Presidente de la Cámara John Boehner (der) escuchan al papa Francisco  durante su discurso hoy, 24 de septiembre de 2015. Expandir Imagen
El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden (izq) y el Presidente de la Cámara John Boehner (der) escuchan al papa Francisco durante su discurso hoy, 24 de septiembre de 2015. AFP/Mark Wilson

Al recordar a Martin Luther King, el Papa argentino señaló que en siglos recientes millones de personas llegaron a Estados Unidos para buscar su sueño de forjar un futuro en libertad.

Y remarcó: "Nosotros, la gente de este continente, no le tememos a los extranjeros, porque muchos de nosotros alguna vez fuimos extranjeros. Les digo esto como un hijo de inmigrantes, sabiendo que tantos de ustedes también son descendientes de inmigrantes. Trágicamente los derechos de aquellos que están aquí mucho antes que nosotros no siempre se respetaron. Para esos pueblos y sus naciones, desde el corazón de la democracia estadounidense deseo reafirmar mi mas alta estima y aprecio. Esos primeros contactos fueron a menudo turbulentos y violentos pero sabemos que es muy difícil juzgar el pasado con los criterios del presente. Sin embargo, cuando un extraño nos haga un llamado no debemos repetir los pecados y errores del pasado".

Y aludió a la crisis de migrantes que vive el mundo, a la que pidió responder viendo los rostros de esos refugiados y escuchando sus historias, tratando de responder de una forma que siempre sea humana, justa y fraterna. "Recordemos la regla de oro: hagan con los demás como quieran que lo demás hagan con ustedes. Esta regla nos enfoca en una dirección clara. Tratemos a otros con la misma pasión con la cual quisiéramos que nos traten, busquemos para otros las mismas posibilidades que buscamos para nosotros mismos, ayudemos a otros a crecer como nosotros quisiéramos que nos ayuden. En una palabra, si queremos seguridad, demos seguridad, si queremos vida, demos vida, si queremos oportunidades, demos oportunidades. La vara que usemos para otros será la vara que el tiempo usará para nosotros", aseveró. 

PENA DE MUERTE

Enfocado en la regla de oro en la que pidió basar las acciones frente a las crisis globales y a su llamado para atender a los más vulnerables, Francisco apeló a la responsabilidad de defender y proteger la vida humana en cada etapa de su desarrollo, para introducir su total apoyo a la abolición de la pena de muerte. "Estoy convencido de que esta es la mejor forma porque cada vida es sagrada, cada ser humano está dotado de una dignidad y la sociedad solo se puede beneficiar de la rehabilitación de aquellos condenados por sus delitos...", dijo y ofreció aliento a todos los que están convencidos de que una condena justa y necesaria no debe excluir la dimensión de la esperanza y la meta de la rehabilitación.

AMBIENTE

Al referirse a temas como mejor distribución de la riqueza y la lucha contra la pobreza y el hambre el papa reconoció que tener empresas es una vocación noble dirigida para producir riqueza y mejorar el mundo y que puede ser una fuente de prosperidad para el área donde opera, especialmente, si busca la creación de empleo como una parte esencial de su servicio hacia el bien común.

Y ese bien común, indicó, incluye a la tierra. "Necesitamos una conversación que incluya a cada uno desde el desafío ambiental que estamos pasando y que nos afecta a todos. En Laudato Si hago un llamado para que haya un esfuerzo valiente y responsable para redireccionar nuestros pasos y evitar los efectos más graves del deterioro ambiental causado por la actividad humana. Estoy convencido de que podemos hacer una diferencia. Estoy seguro", y le lanzó al Congreso el desafío de asumir ese reto. "No tengo dudas de que Estados Unidos y este Congreso tienen un importante rol a desempeñar. Ahora es el momento para medidas y estrategias calientes que busquen implementar una cultura de cuidado yun enfoque integrado para combartir la pobreza, restablecer la dignidad a los excluidos y al mismo tiempo proteger la naturaleza", argumentó.

El Papa pidió vislumbrar formas inteligentes para desarrollar y poner la tecnología al servicio de "otro tipo de progreso", "uno que sea más saludable, más humano, más social y más integral. Tengo confianza de que las excelentes instituciones académicas y de investigación de Estados Unidos pueden hacer una contribución vital en los próximos años".

APERTURA AL DIÁLOGO Y TRÁFICO DE ARMAS

Francisco se dirige al Congreso hoy, 24 de septiembre de 2015 en Washington, DC . El Papa es el primer líder de la Iglesia Católica en hacer frente a una sesión conjunta del Congreso, incluyendo más de 500 legisladores, magistrados de la Corte Suprema y los altos funcionarios del gobierno, incluyendo el vicepresidente Joe Biden. Expandir Imagen
Francisco se dirige al Congreso hoy, 24 de septiembre de 2015 en Washington, DC . El Papa es el primer líder de la Iglesia Católica en hacer frente a una sesión conjunta del Congreso, incluyendo más de 500 legisladores, magistrados de la Corte Suprema y los altos funcionarios del gobierno, incluyendo el vicepresidente Joe Biden. AFP/Paul J. Richards

Al introducir el tema de la paz y el diálogo para superar los conflictos, con visión de largo plazo, Francisco recordó el estilo de diálogo que inspiró el monje Thomas Merton, "un hombre de oración, un pensador, que desafió las certezas de su épica y que abrió nuevos horizontes… también fue un promotor de la paz entre pueblos y religiones".

"Desde esta perspectiva de diálogo quisiera reconocer las gestiones que se han hecho para ayudar a superar diferencias históricas vinculadas con episodios dolorosos del pasado... Cuando los países que han estado en caminos distintos reanudan la senda del diálogo, un diálogo que pudo haber sufrido interrupciones por las razones más legítimas, abre nuevas oportunidades para todos. Esto ha requerido y requiere valentía y ser temerarios, que no es lo mismo que decir irresponsabilidad. Un buen líder político es uno que con los intereses de todos en mente aprovecha el momento en un espíritu de apertura, un buen líder político siempre opta por iniciar procesos en vez mantener espacios", mencionó, en una palabras que parecer aludir al proceso de normalización de relaciones entre Estados Unidos y Cuba, iniciado durante el gobierno de Barack Obama, y del cual él ha sido partícipe. 

También señaló que estar al servicio del diálogo y de la paz también significa estar "determinado verdaderamente a minimizar y en el largo plazo poner fin a los muchos conflictos armados que hay en el mundo", y dijo que en este aspecto hay que preguntarse por qué se están vendiendo armas letales a aquellos que planean generar sufrimientos indescriptibles a personas y sociedades.

La respuesta la dio él mismo: Tristemente la respuesta es puramente por el dinero, el dinero que está empapado en sangre, a menudo, sangre de inocentes. Ante este silencio vergonzozo y culpable es nuestro deber enfrentar el problema y detener el tráfico de armas.

LA FAMILIA

En un mensaje final y recordando que su visita a esa nación terminaría con su participación en un Encuentro Mundial de Familias, el Papa señaló que la familia ha jugado un papel importante en la construcción de Estados Unidos pero que no podía ocultar su preocupación porque hoy es amenazada tal vez como nunca antes de todos los frentes.

Sus palabras llegan en momentos en que la comunidad gay celebra que hace unos meses el Tribunal Supremo aprobó como un derecho nacional el matrimonio entre parejas del mismo sexo, cerrando una discusión de dos décadas de litigios de la Suprema Corte sobre el matrimonio y, en general, de los derechos de los gays. 

"Vivimos en una cultura que presiona a los jóvenes a no iniciar una familia porque no cuentan con posibilidades para el futuro, sin embargo, esa cultura también presenta tantas opciones", adujo el Papa.

Al concluir su discurso, el Pontífice manifestó que en sus palabras buscó presentar algo ante la riqueza de la herencia cultural y el espíritu del pueblo estadounidense. "Es mi deseo que este espíritu continíe desarrollándose y creciendo para que tantos jóvenes como sean posibles puedan permanecer y heredar a esta tierra que ha inspirado a tantas personas a soñar. Dios bendiga a Estados Unidos". 

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Videos Kevin Melgar, el mejor jugador de la fecha de la LPF

Kevin Melgar, el mejor jugador de la fecha de la LPF Kevin Melgar, el mejor jugador de la fecha de la LPF Vídeo
Kevin Melgar, el mejor jugador de la fecha de la LPF LA PRENSA/Jonathan Polanco

Kevin Melgar, el exarquero de la selección nacional y del CAI analizó lo bueno y malo de ser futbolista en Panamá.

Videos del día El delantero francés Gignac tiene un 'tocayo' en el zoológico

El delantero francés Gignac tiene un 'tocayo' en el zoológico  El delantero francés Gignac tiene un 'tocayo' en el zoológico Vídeo
El delantero francés Gignac tiene un 'tocayo' en el zoológico AFP

Cientos de niños nombraron al primer tigre de bengala nacido en un zoológico del estado mexicano de Nuevo León Gignac, en ...

LANZAMIENTO DE MISILES Rusia aboga por reducir ejercicios Estados Unidos-Corea del Sur para rebajar tensión

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el pasado 6 de agosto nuevas sanciones económicas contra Pionyang. El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el pasado 6 de agosto nuevas sanciones económicas contra Pionyang.
El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el pasado 6 de agosto nuevas sanciones económicas contra Pionyang. AP/Archivo

El gobierno ruso considera que las tensiones con Corea del Norte disminuirían si Estados Unidos y Corea del Sur reducen los ...