Preocupa a la ONU aumento de violencia de grupos armados en Colombia

El representante en Colombia de la ONU, Christian Salazar, expresó hoy su preocupación por el incremento de la violencia de los grupos armados que operan en el país.
Según el delegado de la ONU, en algunas regiones las bandas emergentes realizaron juicios públicos a habitantes de veredas apartadas. Según el delegado de la ONU, en algunas regiones las bandas emergentes realizaron juicios públicos a habitantes de veredas apartadas.
Según el delegado de la ONU, en algunas regiones las bandas emergentes realizaron juicios públicos a habitantes de veredas apartadas.

BOGOTA, Colombia. XINHUA.- El representante en Colombia de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Christian Salazar, expresó hoy su preocupación por el incremento de la violencia de los grupos armados que operan en el país.

En el Día Internacional de los Derechos Humanos, Salazar indicó que las bandas emergentes, conformadas por desmovilizados de los grupos paramilitares y al servicio de narcotraficantes, mantienen las violaciones a los derechos humanos de la población.

Sostuvo que la tendencia de la violencia por estos grupos ha aumentado en varios municipios del país, por lo que preocupa la situación de los líderes comunitarios en zonas de influencia de estos grupos armados.

Indicó no obstante, que el avance más importante del gobierno del presidente Juan Manuel Santos en favor de los derechos humanos es la creación de la ley de víctimas, que entrará en vigencia el próximo año y pretende indemnizar o devolver tierras a quienes hayan sido objeto de agresiones por parte de los irregulares.

Agregó que "la oficina observó la intensificación de la violencia generada por estos grupos armados ilegales, en 2010, pero esta tendencia se mantuvo en 2011". "Conocimos casos de extrema crueldad en varios municipios del país, cometidos por los ‘Rastrojos’, ‘Urabeños’,

‘Los Paisas’, entre los que se vieron asesinatos, amenazas, maltratos físicos, psicológicos y verbales, extorsiones a gran escala, desplazamientos forzados individuales y colectivos y actos de actos de violencia sexual y explotación a niños y mujeres", añadió.

Según el delegado de la ONU, en algunas regiones las bandas emergentes realizaron juicios públicos a habitantes de veredas apartadas. Además, "se les obligaba a las víctimas llevar etiquetas que indicaban las supuestas razones del juicio", precisó. Salazar aseguró que dichas organizaciones ilegales realizaron reclutamiento de niños y jóvenes para sus filas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Lo último en La Prensa

ESTUDIO Los pájaros tienen un sexto sentido para huir de las tormentas

Las currucas de alas doradas, una especie de gorrión, han demostrado tener un sexto sentido para anticiparse a la llegada de ...

IDIOMA RAE presenta árbol de Navidad hecho con mil diccionarios

La Real Academia Española (RAE) ha querido felicitar este año por la Navidad de una forma muy original: con un árbol situado ...