El capitán del crucero accidentado en Italia pide perdón

El crucero había pasado por el lugar del accidente casi seis meses antes, pero en esta ocasión encalló y comenzó a hundirse con más de cuatro mil 200 personas a bordo. De tener una culpa, dijo, es la de no haber estado concentrado.
Francesco Schettino, el capitán del crucero Costa Concordia que encalló en enero cerca de la costa de la Isola del Giglio, Italia. Francesco Schettino, el capitán del crucero Costa Concordia que encalló en enero cerca de la costa de la Isola del Giglio, Italia.
Francesco Schettino, el capitán del crucero Costa Concordia que encalló en enero cerca de la costa de la Isola del Giglio, Italia.

ROMA, Italia. (DPA) - El capitán del crucero "Costa Concordia", Francesco Schettino, se disculpó ante todos los afectados por el accidente del crucero, en el que murieron 30 personas, y se presentó a sí mismo también como una víctima. 

"Mi dolor, mis más sinceros sentimientos a las personas que ya no están", dijo Schettino en una entrevista concedida al programa de televisión Quinta Colonna, del Canale 5.

El barco de la naviera Costa Crociere naufragó ante la isla de Giglio el pasado 13 de enero. Además de los fallecidos hay dos desaparecidos."Nunca pensé que algo así pudiera suceder", explicó Schettino, que se expuso a sí mismo como una "víctima de todo el sistema".

"Es como si se hubiesen apagado todos los botones y todos los instrumentos", señaló. Explicó que dio la orden de una navegación manual y no tenía el mando, pues seguía el rumbo oficial.

El crucero había pasado por el lugar del accidente casi seis meses antes, pero en esta ocasión encalló y comenzó a hundirse con más de cuatro mil 200 personas a bordo. De tener una culpa, dijo, es la de no haber estado concentrado.

De lo contrario, nada tiene que reprocharse, se defendió Schettino. "Al final conseguí evitar un choque frontal (con las rocas)". Explicó además que durante la evacuación, Schettino bajó a tierra, pero le resultó imposible regresar al barco, tal como el oficial de la guardia costera, Gregorio De Falco, le ordenó por teléfono en varias ocasiones.

La fiscalía acusa al capitán de homicidio imprudente y de haber abandonado el barco durante la evacuación. La entrevista con Schettino, que desde hace un par de días ha dejado de estar bajo arresto domiciliario, ha desatado una oleada de críticas según reportan hoy los medios locales.

Hubo peticiones de boicotear la emisión, en algunos blogs se menciona que el capitán cobró al menos 50 mil euros (61 mil 330 dólares) por la entrevista. Los responsables del programa desmintieron esta información.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo más Visto Nuevo Comentado

Lo último en La Prensa

Mundo Papa Francisco reduce sanciones a curas abusadores de niños aplicando visión de Iglesia misericordiosa

El papa Francisco. El papa Francisco.
El papa Francisco. REUTERS

El papa Francisco ha reducido discretamente las sanciones a un puñado de curas pederastas, aplicando su visión de una Iglesia ...

Tecnología BlackBerry presenta su nuevo telefóno fabricado por el chino TCL

Imagen del nuevo Blackberry Imagen del nuevo Blackberry
Imagen del nuevo Blackberry Tomado de Android Authority

El grupo BlackBerry, que intenta relanzarse en el competitivo sector de la telefonía móvil, presentó el sábado en Barcelona un ...

Mundo Obama regresa a Broadway a ver 'The Price', de Arthur Miller

El expresidente Barack Obama y su hija Malia Obama asistieron a una reposición de "The Price", de Arthur Miller. El expresidente Barack Obama y su hija Malia Obama asistieron a una reposición de "The Price", de Arthur Miller.
El expresidente Barack Obama y su hija Malia Obama asistieron a una reposición de "The Price", de Arthur Miller. Tomado de nytimes.com

Los Obama no pueden mantenerse alejados de Broadway. El expresidente Barack Obama y su hija Malia Obama asistieron a una ...