Un oficio de cultura

Temas:

It´s raining cats and dogs... ¿llueven perros y gatos? O ¿Llueve a cántaros? El diccionario de la RAE define como traducir “expresar en una lengua lo que está escrito o se ha expresado antes en otra”.

Resulta esta una definición sencilla para una compleja tarea. La ejecución de ese verbo “expresar” tiene como sujeto agente al traductor.

Esa persona que logra hilar fino en las redes del lenguaje, el propio y el adquirido, para lograr verter un texto, oral o escrito, a otra lengua y hacerlo comprensible y a la vez con sentido para el oyente o lector. Hoy, 30 de septiembre, los traductores celebran su día internacional. La fecha fue escogida por corresponder en el santoral al día de San Jerónimo, santo patrono de los traductores, quien tradujo la Biblia del hebreo y griego al latín. Esta traducción, una de las más famosas de Occidente, es la Biblia Vulgata, el texto oficial de la Iglesia católica romana que ha llegado hasta nuestros días.

MÁS QUE IDIOMAS

En definitiva, la palabra es uno de los objetos del pensamiento más maleable y de gran apertura a posibilidades. Si con ellas pueden hacerse maravillas y desgracias en el idioma materno, sortear escollos en dos lenguas no es tarea fácil.

Para la presidenta de la Asociación Panameña de Traductores, María Ana de Antoniadis, fungir como intermediario entre dos lenguas requiere “hacer uso de mucho más que del conocimiento de los idiomas involucrados para incluir el aspecto cultural. No se puede hacer una buena traducción si solo se traduce literalmente y no se le imprime al producto el sentido cultural de las palabras”.

Esto se logra a través de la investigación, la lectura y la práctica constante, explica Antoniadis, doctora en medicina y formación en Canadá con 23 años de experiencia en traducción español-inglés y viceversa.

Al hablar de lo más gratificante de ser traductor, estos profesionales resumen las razones en la diversidad de conocimiento al que están expuestos.

La traductora de español-inglés-francés Zaideé Sucre, con estudios de la Universidad de Poitiers, Francia, comenta que “cuando voy a interpretar una conferencia muchas veces son interesantísimas. La variedad de temas es muy rica y uno se entera de muchas cosas, se nutre del cambio”.

En opinión de la columnista del periódico La Prensa e intérprete de inglés-español desde 1978 Ana Alfaro, “lo mejor es cuando te toca traducir a alguien inteligente y que domine su tema. Igual que leer un buen libro, es un gran placer y tratas de dar lo mejor de ti para no bajar la calidad del trabajo original”.

También agrega que es especialmente emocionante cuando se ejerce como intérprete (verbal) simultáneo en conferencias.

“Lo mejor de ser intérprete simultáneo es cuando dominas un tema y estás totalmente sumergida en tus 20 minutos o media hora. Es como si tuvieras el ´coco´ partido en dos: recibes un idioma por las orejas y sacas el otro por la boca. Una adrenalina comparable a muy pocas cosas. Es un deporte extremo, pero mental”, confiesa Alfaro.

FIDELIDAD

En su ensayo Decir casi lo mismo. La traducción como experiencia, el filósofo, semiólogo y también traductor Umberto Eco aborda el concepto de la fidelidad en el paso de uno a otro idioma así como el trabajo de extracción del matiz de sentido de la palabra.

Tal como Eco, Zaideé Sucre está convencida de que “la calidad de la traducción tiene mucho que ver con la precisión lingüística”.

“Muchas veces en traducciones simultáneas el instinto me dice que tengo la palabra de significado cercano y yo rápidamente la utilizo. Pero si es una traducción escrita buscaré sinónimos hasta que encuentre la que considero le va más. Tiene que ver con qué tanto esfuerzo uno está dispuesto a poner para hacer un buen trabajo”, explica Sucre.

María Ana de Antoniadis, por otro lado, opina que la traducción es un “arte destinado a que el producto refleje de la manera más fiel posible el significado que le imprimió su autor en el idioma original”.

Esto vale no solo para palabras, sino también para expresiones, añade.

Así, Sucre recuerda la ocasión en una conferencia en la que el expositor latinoamericano, frente a un público europeo, intercaló la frase “me han quitado mi arepa”. “Lo que inmediatamente deduje fue que el ponente quiso decir ´me han quitado mi sustento”.

VICISITUDES

Sin embargo, aunque gratificante, el oficio no es un lecho de rosas.

Ana Alfaro comenta que es intolerable, como en cualquier otro, “la falta de formalidad, un trabajo mal hecho, una fecha de entrega no cumplida. Es terrible tener que traducir para quien no maneja bien su tema. O documentos de personas que torturan al idioma solamente porque creen que las palabras rimbombantes los hacen ver más eruditos”.

Para Antoniadis, “es intolerable que los clientes sacrifiquen la calidad por pagar menos. Que no se considere al traductor como un profesional en todo el sentido de la palabra, con todo lo que implica llegar a serlo”.

Por su parte, Sucre destaca que además del aspecto formativo, el traductor debe ser una persona íntegra y con ética.

“Jamás aceptaría que me paguen por poner mi sello cuando la traducción no la he hecho yo. O cuando me piden más del centenar de páginas para el día siguiente. No se puede hacer en ese tiempo porque es mentira que va a tener la calidad que quiero”, asegura Sucre.

EL MERCADO EN PANAMÁ

Es el Ministerio de Educación el que, a través de un trámite legal y académico, otorga la licencia de Traductor Público Autorizado que permite ejercer el oficio.

¿Cómo se presenta la demanda para servicios de traducción en Panamá? “Está aumentando”, apunta María Ana de Antoniadis, presidenta de la Asociación.

“En la medida en que el turismo aumente y las relaciones diplomáticas y comerciales internacionales, habrá un mercado para los traductores”, dice.

“Con frecuencia nos piden para traducir de lenguas no habituales en nuestro medio, como el farsi o persa, catalán, árabe, danés, mandarín, entre otros e incluso al español de Latinoamérica, lo que indica que hay demanda”.

Por su parte, Sucre asegura que se cambió del empleo de ejecutiva en una compañía al de traductora por las ganancias que le genera y la independencia de horario.

Sin embargo, comenta que con el vertiginoso desarrollo de la tecnología, el rol de la persona que sirve de intérprete entre dos lenguas podría cambiar.

“Si ahora se pone un texto en un traductor de Google, yo diría que el 50% son errores, pero, ¿qué sucedería si lograran perfeccionar eso?”, expresa Sucre.

Con esa interrogante se abre un debate del que solo el tiempo tendrá la respuesta.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

CONTROVERSIA FARC pedirán perdón a familias de diputados asesinados

El único diputado que sobrevivió fue Sigifredo López por encontrarse, por esos días, apartado de sus compañeros. El único diputado que sobrevivió fue Sigifredo López por encontrarse, por esos días, apartado de sus compañeros.
El único diputado que sobrevivió fue Sigifredo López por encontrarse, por esos días, apartado de sus compañeros. REUTERS/Archivo

Como parte de la pacificación de la guerrilla de las FARC, los rebeldes reconocerán y pedirán perdón a las familias de doce ...

Solidaridad tras tragedia El fútbol europeo rindió tributo al Chapecoense

Los jugadores del Barcelona y Real Madrid juntos para rendirle tributo al Chapecoense. Los jugadores del Barcelona y Real Madrid juntos para rendirle tributo al Chapecoense.
Los jugadores del Barcelona y Real Madrid juntos para rendirle tributo al Chapecoense. AFP

Las grandes ligas del fútbol europeo rindieron este sábado emotivos homenajes al Chapecoense, en que los jugadores recordaron ...

Mundo Cenizas de Fidel Castro llegan a Santiago de Cuba

Los restos de Fidel Castro reposarán en el cementerio de Santa Ifigenia de la segunda mayor ciudad de Cuba y cuna de la revolución cubana. Los restos de Fidel Castro reposarán en el cementerio de Santa Ifigenia de la segunda mayor ciudad de Cuba y cuna de la revolución cubana.
Los restos de Fidel Castro reposarán en el cementerio de Santa Ifigenia de la segunda mayor ciudad de Cuba y cuna de la revolución cubana. AP/Dario Lopez-Mills

Entre un mar de banderas cubanas y al incesante grito de "¡Fidel, yo soy Fidel!", miles de personas dieron la bienvenida a la ...

Destacados