PATRIMONIO MUNDIAL

La historia peligra en Portobelo y San Lorenzo

El sitio arqueológico de Portobelo y San Lorenzo fue incluido en una lista negra de la Unesco. Hasta la fecha sus condiciones no han variado mucho.

El 27 de junio el Comité de Patrimonio Mundial incluyó el conjunto monumental Portobelo-San Lorenzo, Colón, en la lista de sitios en peligro de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés).

Pero un mes después es poco lo que se conoce sobre el futuro de este sitio histórico, a pesar de que en ese momento la delegación panameña se comprometió a mejorar las condiciones del complejo.

El panorama no es alentador. La maleza y la basura ganan terreno y las estructuras siguen en franco deterioro porque los proyectos de restauración no se concretan en el sitio histórico declarado Patrimonio Mundial en 1980.

Hay que mencionar que precisamente por esas razones el Comité decidió inscribirlo en su lista negra. En ese momento se destacaron factores medioambientales, la falta de mantenimiento y el desarrollo urbano incontrolado en la zona. También se resaltó la ausencia de fondos para proteger el sitio.

El Comité, además, solicitó al país una evaluación de riesgos en las estructuras y que reforzara las murallas y baterías, así como las plataformas de los fuertes. Incluso consideró que el conjunto monumental se deteriora a una “velocidad que podría menoscabar el valor universal excepcional por el que fueron inscritos como patrimonio del mundo”.

Ante esta situación, desde la Unesco se ha pedido que se diseñe un programa de conservación integral y se ponga fin al excesivo desarrollo urbano dentro del sitio.

La presidenta del Patronato de Portobelo y San Lorenzo, Yelitza Norse, dijo que siguen trabajando, aunque resaltó que la tarea es complicada porque están haciendo lo que no se había hecho en 30 años.

Según Norse, se hacen trabajos de movimiento de tierra y reparaciones en los fuertes de San Lorenzo, San Jerónimo y Santiago de la Guardia, así como la creación de un centro de visitantes en el fuerte de San Lorenzo. No obstante, reconoció que le gustaría hacer mucho más.

“Luego de la inclusión en la lista en peligro, reforzaremos nuestras jornadas. Queremos que se hagan más visibles los trabajos y estamos solicitando una reunión al Instituto Nacional de Cultura para trazar una agenda de trabajo”, agregó.

El Patronato ordenó cinco estudios sobre ese sitio para identificar las áreas en las que se deben hacer las obras de restauración; además, en los próximos meses propondrá a la Dirección de Patrimonio Histórico un plan de manejo, tal y como debe tener cualquier sitio histórico declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Desde el Instituto Nacional de Cultura (Inac) dicen tener un plan ambicioso para ese sitio histórico. Su directora, María Eugenia Herrera, ha dicho que el Patronato de Portobelo y San Lorenzo trabaja conforme a inversiones, entre 2010 y 2014, por $13 millones.

Eso contempla el mantenimiento, limpieza y consolidación de las fortificaciones, y un proyecto de ordenamiento territorial en el sitio, un centro de visitantes y el estudio topográfico de las ruinas. Sin embargo, todo indica que esos fondos nunca llegarán al Patronato, pues este año solo para inversiones han recibido del gobierno cerca de $300 mil.

LA REALIDAD

A pesar de lo planteado tanto por las autoridades del Patronato como las del Inac, la realidad es otra.

En el caso de los fuertes San Jerónimo, Santiago de la Gloria y San Fernando, todos ubicados en Portobelo, su restauración, a través de los años, ha sido pobre. Pero la falta de atención no es la única dificultad por la que atraviesan estas estructuras.

Algunos fenómenos naturales también han incidido en su deterioro. Por ejemplo, en diciembre de 2010 las lluvias que azotaron las regiones del Caribe y del este del país afectaron el 30% del fuerte Santiago de la Gloria.

El fuerte de San Jerónimo, aunque no sufrió daños por las inclemencias del tiempo, tiene otro problema: gran parte de las aguas servidas de la comunidad de Portobelo desembocan ahí.

También el daño en algunas de sus paredes es evidente. En la actualidad, el Patronato de Portobelo y San Lorenzo hace trabajos de remoción de piedras en el fuerte de Santiago de la Gloria.

En tanto, el fuerte de San Fernando requiere trabajos de consolidación y reconstrucción. Es el más alejado de los fuertes y se encuentra escondido en la selva.

En el caso del fuerte de San Lorenzo la maleza y la falta de restauración predominan en la zona. Este lugar está a una hora del centro de Colón y es de difícil acceso.

EXPERTOS OPINAN

Sebastián Paniza, director en Panamá del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos, por sus siglas en inglés), afirma que la situación en Portobelo y San Lorenzo es “triste”.

Según Paniza, en estos sitios solo se ha hecho limpieza, pero nunca se ha presentado un plan de restauración. En 1980, recuerda Paniza, cuando trabajaba para la Dirección de Patrimonio Histórico, adelantó algunos proyectos, a los que no se les dio continuidad.

Una de las cosas que más le preocupa a este experto en sitios patrimoniales es que en 2013 este conjunto monumental pierda su categoría de patrimonio mundial.

La inquietud es válida, ya que Panamá deberá presentar al Centro de Patrimonio Mundial, el 1 de febrero de 2013, un informe actualizado sobre el estado de conservación del sitio, que será examinado por Unesco.

La lista de sitios en peligro

La inscripción de cualquier conjunto monumental en la lista de sitios en peligro exige que el Comité de Patrimonio Mundial establezca y adopte, en consulta con el Estado parte involucrado, un programa de medidas correctivas y que se ocupe de la supervisión del estado de conservación del sitio.

No se escatimarán esfuerzos para restaurar el valor del sitio y para que se retire de la lista del Patrimonio Mundial en Peligro lo antes posible, sostienen los reglamentos de Unesco. En ese sentido, la clasificación de patrimonio mundial en peligro no debe en “ningún caso considerarse como una sanción”, dice Unesco, sino como un sistema establecido para responder con eficacia a necesidades específicas de conservación.

Si un sitio pierde las características que habían determinado su inscripción en la lista del Patrimonio Mundial, el Comité puede decidir retirar ese bien tanto de la lista del Patrimonio Mundial en Peligro como de la lista del Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Algunos de los sitios inscritos en la lista del Patrimonio Mundial en Peligro son ciudad de Bam, en la República Islámica de Irán; valle de Bamiyán, en Afganistán; islas Galápagos, en Ecuador; ciudad histórica de Zabid, en Yemen. Más recientemente, el puerto de Liverpool, en Inglaterra, y el conjunto monumental de Portobelo y San Lorenzo.

Ambos incluidos en la lista este año.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Cultura VIDEO: Alfred Nobel, el inventor de la dinamita y promotor de la paz

Nacido en Estocolmo, Suecia, Nobel llegó a tener 355 patentes registradas, muchas de ellas relacionadas a sus experimentos con ...

Tecnología Emprendedores prueban los primeros camiones autónomos

Emprendedores prueban los primeros camiones autónomos Emprendedores prueban los primeros camiones autónomos Vídeo
Emprendedores prueban los primeros camiones autónomos AFP

Numerosas compañías como Uber, Tesla y Google están trabajando en vehículos autónomos. Pero, llamando menos atención, ...

Videos El legado de Alfred Nobel

El legado de Alfred Nobel El legado de Alfred Nobel Vídeo
El legado de Alfred Nobel

Nacido en Estocolmo, Suecia, Nobel llegó a tener 355 patentes registradas, muchas de ellas relacionadas a sus experimentos con ...