Avance: Cancillería de Panamá activa el Centro de Coordinación de Información tras terremoto en México.

APOYO AL PRODUCTOR

Arroz, ¿lo producimos o lo importamos?: Hirisnel Sucre S.

Jorge Ramos es un novato productor de arroz que el año pasado sembró la parcela familiar, de 30 hectáreas, en La Gavilana de Loma Bonita, de Chepo, y la cosechó en enero de 2016. Con las primeras lluvias de mayo, los granos de arroz que habían caído, por efectos de la cosecha mecánica, nacieron en forma pareja.

A este productor, como a otros del área, los técnicos de empresas privadas le recomendaron darle seguimiento a esa siembra. Jorge y dos más se arriesgaron e invirtieron para controlar la maleza y abonar, con solo cuatro quintales de urea por hectárea, y aplicaron químicos para la protección de las espigas. Todo transcurrió bien hasta el pasado 5 de septiembre, cuando el novato arrocero inició la cosecha y llenó el primer camión con cerca de 500 quintales de arroz húmedo, pero no encontró mercado para venderlo. Los productores chiricanos ya habían denunciado la misma dificultad ante los medios. El motivo era que recientemente había llegado al país un millón de quintales de arroz en cáscara del extranjero, en virtud del contingente ordinario por desabastecimiento. Por esto, los molinos estaban saturados de arroz en cáscara, seco y limpio, pagado a $14.70, mientras que el producido en Chepo y Chiriquí lo deben pagar a $17 dólares el quintal húmedo, para recibir el subsidio estatal de $7.50 por cada quintal de grano, cosechado aquí, y cubrir el precio al productor de $24.50 el quintal. Deben vender a este precio para poder cubrir sus costos de producción y seguir en la actividad.

Este mecanismo de comercialización rige desde que el gobierno pasado lo estableció para evitar la reducción del cultivo interno del grano. Por seguridad y soberanía alimentaria, es recomendable mantener la producción nacional de este estratégico agroalimento. No obstante, las importaciones que se hagan cerca de épocas de la cosecha nacional impactarán el mercadeo del producto local.

Las cifras demuestran que anualmente nuestro país consume 8 millones de quintales de arroz en cáscara, y en las casi 60 mil hectáreas cultivadas este año se deben cosechar solo 5.5 millones de quintales, lo que nos obliga a importar 2.5 millones de quintales para cubrir el déficit de producción nacional.

En la actividad agropecuaria y en otras, los subsidios promueven la dependencia en “papá Estado”, pero no estimulan la búsqueda de la eficiencia en la productividad para obtener mayor producción en menores áreas cultivadas. Considero que en lugar de entregar el subsidio por el total de la producción del presente ciclo 2016-2017 –que totalizarán aproximadamente $40 millones del presupuesto de inversiones–, se debería utilizar ese monto, o uno mayor, para proporcionar recursos financieros, mediante préstamos blandos para que los productores construyan sistemas de riego. Así se reduciría la relación del área sembrada de arroz en secano, que es del 90%, y se aumentarían las áreas con irrigación, que solo llegan al 10%, ubicadas principalmente en Coclé y Herrera. Esto permitiría dos cosechas anuales, con una producción promedio de 175 quintales por hectárea cultivada bajo irrigación y con limitado uso de agroquímicos.

Los métodos y las tecnologías amigables con la conservación del ambiente se deben masificar en el país, mediante el establecimiento de un sistemático y sostenido sistema de extensión agropecuaria, ejecutado por el Ministerio de Desarrollo Agropecuario, el Ministerio de Ambiente y otras instituciones del sector, para incrementar la producción y la productividad de arroz; como también, la de los demás agroalimentos de la canasta básica. Así se beneficiaría al consumidor local, con productos de calidad a buenos precios, además de incrementar la exportación al nivel que teníamos en el 2008. Desde ese año, por falta de incentivos empezó su significativo decrecimiento hasta la actualidad, dejando de generar muchos empleos y oportunidades en las áreas rurales. Todo esto propicia la migración de los jóvenes del campo hacia las saturadas áreas metropolitanas, incrementando los problemas del suministro de agua, casas y transporte.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo más Visto Nuevo Comentado

Lo último en La Prensa

IDAAN Varias áreas de San Miguelito, sin agua este jueves 21 de septiembre

Trabajos de interconexión. Trabajos de interconexión.
Trabajos de interconexión. LA PRENSA/Archivo

A partir de las 8:00 a.m. y hasta las 5:00 p.m. de mañana jueves 21 de septiembre, será  suspendido el suministro de agua ...

presos políticos necesitan tratamiento adecuado Familias de opositores presos en Venezuela piden a CICR atención humanitaria

Lilian Tintori (c), esposa del dirigente Leopoldo López, dijo que están enviando una alerta internacional. Lilian Tintori (c), esposa del dirigente Leopoldo López, dijo que están enviando una alerta internacional.
Lilian Tintori (c), esposa del dirigente Leopoldo López, dijo que están enviando una alerta internacional. Tomado de @liliantintori

Familiares de opositores presos en Venezuela solicitaron este martes 19 de septiembre al Comité Internacional de la Cruz Roja ...

Hay dos competencias en agenda Rodrigo Merón dirigirá selección nacional para juegos regionales

Rodrigo Merón asume otro reto con el equipo nacional. Rodrigo Merón asume otro reto con el equipo nacional.
Rodrigo Merón asume otro reto con el equipo nacional. LA PRENSA/Archivo

El experimentado técnico nacional Rodrigo Merón fue designado para estar al frente de la selección panameña que estará ...