TEMA A DEBATIR

Bases para una reforma de la universidad

Se viene agitando, con periódico interés, en la prensa y en las universidades panameñas, el asunto de la reforma universitaria, ya debatido intensamente en épocas anteriores. En todos los medios intelectuales del país parece existir hoy una viva preocupación por este problema, uno de los más importantes dentro de la compleja y grave cuestión de la reforma educativa.

Inclusive, de forma responsable, el nuevo rector de la Universidad de Panamá, Eduardo Flores C., se ha referido a este tema. De manera que las reacciones que se consignen alrededor de su discusión en la Asamblea Nacional tendrán la oportunidad de ser consideradas.

Se trata de un asunto de carácter universal y nacional, al propio tiempo, pues si bien existen normas aceptadas y un criterio generalmente admitido sobre lo que debe ser la finalidad y los rasgos generales de la universidad, también hay consideraciones de carácter nacional, y aun regional, que emanan de las peculiaridades de los medios y de los fines históricos que persigue un determinado pueblo.

Desde luego, disentimos del concepto –en que caen a menudo algunas personas medianamente informadas– de que exista un modelo estándar de universidad que debamos aceptar como el prototipo sobre el cual debemos calcar la nuestra.

Ni las universidades europeas ni las americanas se hallan organizadas según una norma general uniforme. Entre Oxford y La Sorbona existe una diferencia orgánica tan notable, como entre Heidelberg y los colegios universitarios de Estados Unidos.

Hasta tal punto es cierto ello, que el profesor Von Holst decía, en Educational Review, que en Estados Unidos no había un solo establecimiento que mereciese el nombre de universidad. Evidentemente, el profesor Von Holst tenía impresa su imagen de universidad sobre la clásica universidad alemana. Goettingen, Berlín y Leipzig eran el prototipo de una institución universitaria.

En contraposición, Nicholas Murray Butler, presidente de la Universidad de Columbia, define universidad como: “Todas aquellas instituciones en las cuales los estudiantes, adecuadamente preparados por el estudio previo de las ciencias y de las artes liberales, entran en el terreno de la enseñanza especial y de la investigación, dirigidos por los maestros de alta competencia y originalidad y, en las cuales, por medio de bibliotecas, museos, laboratorios y publicaciones, se conservan, fomentan y diseminan los conocimientos”.

Este es un concepto más lato, aunque quizás más universitario; el concepto alemán es más clásico y más esquemático.

Sin embargo, en lo que sí parece haber una uniformidad de opiniones es en la consideración de la universidad como el centro en el que se preparan las clases dirigentes de la sociedad.

Yo me atrevería a complementar este concepto con la frase: “en orden a los fines históricos de la nacionalidad”.

Entonces, surge la pregunta de si nosotros vamos persiguiendo un fin histórico definido o flotamos a la deriva en el girar de la vida universal. Esta pregunta es demasiado grave y quizás se quedaría por ahora sin respuesta; mas, justamente, la universidad debe preparar a los hombres que sean capaces de formularla y de absolverla.

Por ahora, precisa atenerse a la consideración orgánica de la universidad y, en este orden de ideas, se me ocurre que no debemos hacer un problema de lo que más allá de los mares separe las opiniones sobre el concepto de la universidad. Los estadounidenses empezaron por copiar las universidades clásicas alemanas y han terminado por imprimirles, como era natural, el sello de su carácter técnico y pragmático.

Lo que sí interesa es no perder de vista las peculiaridades de nuestro medio, los problemas específicos emanantes de la raza, la historia y la geografía panameñas. La sociología y la mesología deben ser las consejeras de todo lo que en este terreno se intente.

Los aspectos que deben considerarse, tratándose de la reforma o de la creación de una universidad panameña, son por ahora los siguientes: la conveniencia o inconveniencia de una centralización de la universidad; la autonomía de la universidad frente al Estado; y el mejor rendimiento cultural de ella.

Este último aspecto comprende, a su vez, el problema de la selección del personal de estudiantes y de profesores.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Videos Kevin Melgar, el mejor jugador de la fecha de la LPF

Kevin Melgar, el mejor jugador de la fecha de la LPF Kevin Melgar, el mejor jugador de la fecha de la LPF Vídeo
Kevin Melgar, el mejor jugador de la fecha de la LPF LA PRENSA/Jonathan Polanco

Kevin Melgar, el exarquero de la selección nacional y del CAI analizó lo bueno y malo de ser futbolista en Panamá.

Videos del día El delantero francés Gignac tiene un 'tocayo' en el zoológico

El delantero francés Gignac tiene un 'tocayo' en el zoológico  El delantero francés Gignac tiene un 'tocayo' en el zoológico Vídeo
El delantero francés Gignac tiene un 'tocayo' en el zoológico AFP

Cientos de niños nombraron al primer tigre de bengala nacido en un zoológico del estado mexicano de Nuevo León Gignac, en ...

LANZAMIENTO DE MISILES Rusia aboga por reducir ejercicios Estados Unidos-Corea del Sur para rebajar tensión

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el pasado 6 de agosto nuevas sanciones económicas contra Pionyang. El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el pasado 6 de agosto nuevas sanciones económicas contra Pionyang.
El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el pasado 6 de agosto nuevas sanciones económicas contra Pionyang. AP/Archivo

El gobierno ruso considera que las tensiones con Corea del Norte disminuirían si Estados Unidos y Corea del Sur reducen los ...