CASO ODEBRECHT

Basta de corrupción

La corrupción implica darle la espalda a la ética. Es la acción de sobornar, entregar dinero a una o a varias personas en beneficio propio o de otros. Muchos corruptos confunden lo público con lo particular e institucionalizan esa conducta. Administrativamente se destaca un carnaval de quejas y escándalos respecto, por ejemplo, a las multas de tráfico, desvío de fondos a través de falsas oenegés y la manipulación de licitaciones, entre muchas otras situaciones que podrían llenar un libro.

Al final, aunque inconscientemente, los que financiamos esa corrupción somos los ciudadanos comunes. Es decir, los corruptos buscan el dinero público que, en última instancia, es su dinero y mi dinero.

En la medida en que los recursos para construir hospitales y escuelas, saneamiento y otras necesidades básicas se desvíen ante nuestras narices y no tomemos acción seremos cómplices por omisión. Nuestros fondos se utilizan para mantener a holgazanes que adoran el dinero fácil y cada desviación o pérdida de bienes supone la muerte de un proyecto social.

Lamentablemente, en la mayoría de los países latinoamericanos fuimos vencidos por la fatiga. Nos hemos convertido en pueblos apáticos ante la corrupción. Lo que ocurre en Brasil –en donde vivo– es realmente indignante y causa vergüenza. Expresidentes, gobernadores, senadores, diputados federales, ministros y muchas personas más han sido relacionadas con la constructora Odebrecht en el escándalo conocido como la “delación del fin del mundo”.

Los delatores –corruptores confesos– han revelado las intimidades del asunto. El pago de sobornos forma parte de la política de la constructora desde sus inicios, tanto dentro como fuera de Brasil. Para Emilio Alves Odebrecht el pago de coimas era una cosa normal, pero ahora, al vivir preso a una tobillera electrónica, el dueño de la mayor empresa constructora de Brasil está dispuesto a contar todo, a cambio de la rebaja de la pena.

Tanto para Emilio como para su hijo Marcelo, en Brasil nadie ha sido electo sin recibir dinero no declarado y, en tono irónico, han dicho que la sed de dinero de los políticos era insaciable. Se habla de sumas exorbitantes de dinero público que dejó de ser utilizado para la construcción de escuelas, hospitales, reparación de calles y demás servicios públicos. Según han dicho, la empresa Odebrecht no habría podido actuar en ningún país con milicia o guerrillas, sin pagar sobornos.

Cuanto más se investiga la corrupción más apesta; la Operación Lava Jato es un claro ejemplo. Si los electores están impactados por las noticias sobre este caso, eso nos da esperanza de que algo se puede hacer para cambiar la situación. Recobrar la confianza solo será posible si los corruptos son castigados, pero como la corrupción es un crimen subterráneo, la mejor prevención es la divulgación a tiempo de estos crímenes.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Videos del día El difícil renacer del azúcar, otrora rey en Cuba

El difícil renacer del azúcar, otrora rey en Cuba El difícil renacer del azúcar, otrora rey en Cuba Vídeo
El difícil renacer del azúcar, otrora rey en Cuba AFP

Cuba busca dar nueva vida a su industria azucarera y expandir sus líneas de producción, un dulce sueño con desafíos en los ...

Fotografía Coppélia exhibe sus galas

Coppélia exhibe sus galas Coppélia exhibe sus galas Galería
Coppélia exhibe sus galas Panamá/LA PRENSA/ Ana Rentería

informe Francia vincula gas sarín usado en ataque en Siria a Damasco

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia explicó que se tomaron muestras de sangre de una víctima en Siria en el día del ataque, en el cual fallecieron más de 80 personas. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia explicó que se tomaron muestras de sangre de una víctima en Siria en el día del ataque, en el cual fallecieron más de 80 personas.
El Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia explicó que se tomaron muestras de sangre de una víctima en Siria en el día del ataque, en el cual fallecieron más de 80 personas. AFP/Stephane De Sakutin

El análisis químico de las muestras tomadas tras un letal ataque con gas sarín en Siria a principios de mes "lleva la firma" ...