SOCIEDAD

Genuflexión versus dignidad: Nelson Delgado Peña

Aunque debí comenzar este artículo con la acepción “dignidad”, debo reconocer también que “genuflexo” merece un privilegio trascendental en nuestra época por estar ligado a la necesidad, si es que admitimos una justificación social válida, precisamente, porque dejó de ser una excepción para convertirse en la generalidad.

Los funcionarios del Estado deberían prestar sus servicios con la finalidad de concretar objetivos o metas de interés social. Algo para lo que, se supone, deben estar preparados, profesional y moralmente, pues más que un empleo es un honor servir con probidad al aparato estatal. No obstante, quienes ejercen el poder del Estado acuden con fines mezquinos y leoninos para satisfacer intereses personales con la más denigrante de las ofensas humanas: someter la voluntad de sus administrados para decidir por ellos, si se arrodillan y llevan el sustento a sus hogares o los dejan postrados en inanición, física e intelectual, perpetua.

Ahora bien, si los sometidos solo fueran los que no tienen nada o tienen poco, las justificaciones llegarían por doquier y quedarían inadvertidos, pero si los genuflexos o arrodillados son miserables egoístas, con corbata, que prefieren que sangren sus rodillas en las noches a cambio de postrar la dignidad de un pueblo para lucrarse, entonces, sí tenemos que realizar un acto de contrición profundo en nuestras sociedades, porque la devastación nos exterminará muy pronto. La avidez por el dinero contagió a pobres y ricos sin medir el desmadre que se viene encima contra nuestra descendencia.

La dignidad, cualidad de respeto personal que supone defenderse a toda prueba, parece extinguirse sin dejar rastro de vergüenza, y solo quedará el recuerdo de generaciones pretéritas que dignamente liberaron, con sangre, nuestras naciones, pero sin prever que fuera solo algo temporal, porque las castas de zopilotes arrasarían con ellas, sin compasión y en poco tiempo.

El preámbulo de nuestra Constitución alude, como uno de sus fines, a la exaltación de la dignidad humana, pero ¿quiénes y cuántos están prestos a propender por su cumplimiento? Seguro que pocos, y lo que más alarma es que esos pocos, con dificultad, llegarán a ejercer cabalmente el poder, porque los genuflexos de ocasión solo dejarán de serlo cuando desangren las arcas del Estado para seguir postrando a los sobrevivientes de la miseria humana.

No hay que olvidar, que la dignidad también enarbola respeto para sí mismo y hacia los demás, y que no debe permitirse la humillación ni la degradación. Entonces, los pueblos que se respeten prefieren ser ¡dignos o genuflexos!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

TRAS APAGÓN DEL PASADO 18 DE SEPTIEMBRE Aeropuerto de Tocumen trabaja en fortalecer el sistema eléctrico

El daño en el sistema eléctrico causó la cancelación de 150 vuelos y provocó inconvenientes a más de 10 mil pasajeros.
LA PRENSA/Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Ubicaron siete víctimas bajo los escombros Rescatistas panameños regresan a la ciudad de México tras labores en Morelos

Campamento panameño en la ciudad de México. Campamento panameño en la ciudad de México.
Campamento panameño en la ciudad de México. CORTESÍA/Sinaproc

El Equipo de Búsqueda y Rescate Urbano (USAR) que está en México ayudando en las labores de rescate tras el sismo de 7.1 ...

320 víctimas fatales Entre homenajes y sepelios, México llora a sus muertos por el sismo

En la calle Amsterdam de la colonia La Condesa se rinde homenaje a las víctimas del terremoto. En la calle Amsterdam de la colonia La Condesa se rinde homenaje a las víctimas del terremoto.
En la calle Amsterdam de la colonia La Condesa se rinde homenaje a las víctimas del terremoto. AP/Rebecca Blackwell

Cinco días después del devastador terremoto de 7.1 grados que deja más de 300 muertos en México, los homenajes y sepelios de ...

NOTA PATROCINADA Las cifras del sistema penal acusatorio

En 2017 se conmemora el primer año de la puesta en marcha del sistema penal acusatorio. En 2017 se conmemora el primer año de la puesta en marcha del sistema penal acusatorio.
En 2017 se conmemora el primer año de la puesta en marcha del sistema penal acusatorio.

Luego de conmemorarse el primer año de la puesta en marcha del sistema penal acusatorio y la implementación completa del nuevo ...