[VERDAD HISTÓRICA]

Mensaje de paz en tiempos de guerra

Obama llega a Hiroshima con una clara visión de los horrores del pasado y la esperanza de que en un futuro cercano se logre limitar la proliferación de armas nucleares

Temas:

Mensaje de paz en tiempos de guerra Mensaje de paz en tiempos de guerra
Mensaje de paz en tiempos de guerra

El presidente Barack Obama pasará a la historia como el primer presidente estadounidense que visita el Parque Conmemorativo de la Paz en Hiroshima. Tras 70 años de distancia del lanzamiento de las bombas atómicas, Obama llega a Hiroshima con una clara visión de los horrores del pasado pero viendo al futuro convencido de la necesidad de detener la proliferación de armas nucleares en el mundo.

Es evidente que durante la ceremonia en Hiroshima, Obama tendrá que asumir la historia, aunque no necesariamente para pedir perdón como algunos quisieran, sino para mandar un dramático y elocuente mensaje sobre el devastador costo de la guerra. En Japón cada vez es menor el número de personas que exige la disculpa, quizá porque entienden que en razonable reciprocidad su país tendría que pedir perdón a los descendientes de más de 20 millones de personas que fueron asesinadas durante la campaña japonesa en Asia. En Estados Unidos (EU) la opinión de los historiadores sobre los bombardeos en Japón está dividida entre quienes piensan que a esas alturas del conflicto no era necesario tirar las bombas, y quienes piensan que con ello se salvaron muchas más vidas de las que se perdieron.

Cualquiera que sea la verdad histórica, Obama sabe bien que hoy la amenaza nuclear ha vuelto a aparecer en Corea del Norte, Irán, Rusia, India y Pakistán. Peor aun, que la posibilidad de que organizaciones terroristas pudieran utilizar materiales nucleares para fabricar y emplear “bombas atómicas sucias”, es cada día más factible y preocupante.

En su mensaje de aceptación del Premio Nobel de la Paz en 2009, Obama habló de la dificultad de “reconciliar dos verdades aparentemente irreconciliables: si bien hay veces que la guerra es necesaria, también hay veces que la guerra no es sino la expresión de la insensatez humana”. Yo creo que Obama es un hombre de paz a quien las circunstancias muy específicas de ser el gobernante de un país como EU han obligado a estar en guerra durante sus ocho años de gobierno. Ningún otro presidente estadounidense ha sufrido la misma suerte, aunque me atrevo a predecir que de aquí en adelante todos sus sucesores tendrán que gobernar al país en estado de guerra perpetuo.

En una entrevista reciente publicada en el Financial Times, el general David Petraeus vaticinaba que Estados Unidos tendrá que seguir interviniendo en el Medio Oriente. “Los espacios ingobernados en el mundo islámico serán explotados por personas que quieren causarnos daño y nadie podrá contenerlos”, dijo Petraeus. “Siria es una verdadera Chernóbil política y habrá tsunamis de refugiados que contribuirán a las actividades extremistas en nuestro país. Por ello, el liderazgo estadounidense es imperativo. No hay sustituto viable”. Tan solo en este año hay más de dos docenas de conflictos armados en todo el mundo, y EU tiene participación activa en varios de ellos.

El viaje de Obama a Japón tiene también otro motivo importante, reforzar el mensaje de la fortaleza de la alianza de EU con Japón en un momento en el que los países de la región ven con incertidumbre el avance de China sobre el Mar del Sur de China.

En el plano personal, Obama tiene otra motivación importante. En su último año de gobierno todos los presidentes estadounidenses se han esforzado por concentrar sus actividades en la formulación de su legado, reordenando la narrativa de sus logros. En el ámbito nacional, aparte de sacar al país de la brutal crisis económica en la que lo dejó George W. Bush, y de la ley sanitaria que permitió darle cobertura médica a millones de personas, Obama es también responsable de una reforma radical al programa de préstamos a estudiantes que benefició a millones de jóvenes de bajos ingresos. Pero hubo también muchos sinsabores, porque la oposición republicana en el Congreso le bloqueó más de 500 proyectos de ley, obligándole a gobernar mediante órdenes ejecutivas.

En el terreno internacional, sin embargo, es donde Obama ha emprendido sus más atrevidas iniciativas, como por ejemplo su apertura a Myanmar, a Cuba, a Irán y ahora a Hiroshima. Son hazañas que pasarán a la historia y marcarán su legado como un presidente conciliador al que le hubiera gustado mantener a su país en paz y concordia.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

TRAS APAGÓN DEL PASADO 18 DE SEPTIEMBRE Aeropuerto de Tocumen trabaja en fortalecer el sistema eléctrico

El daño en el sistema eléctrico causó la cancelación de 150 vuelos y provocó inconvenientes a más de 10 mil pasajeros.
LA PRENSA/Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Valor catastral 10 preguntas sobre el nuevo impuesto de inmuebles

La reforma al impuesto de inmuebles ya fue aprobada en la Asamblea Nacional y  entrará en vigor a partir de 2019.

TENSIÓN Trump: Ensayo de misil iraní pone en entredicho el acuerdo nuclear

El presidente de Estados Unidos Donald Trump. El presidente de Estados Unidos Donald Trump.
El presidente de Estados Unidos Donald Trump. AFP/Archivo

El ensayo de un nuevo misil de mediano alcance por parte de Irán puso en entredicho el acuerdo nuclear con Estados Unidos y ...

SUFRIÓ EN ENERO UN INFARTO AL CORAZÓN Antonio Banderas dice que quedan ‘muchas orejas por cortar’

El actor Antonio Banderas. El actor Antonio Banderas.
El actor Antonio Banderas. AP/Archivo

Antonio Banderas señaló que todavía le quedan “muchas orejas por cortar”, en un guiño a una práctica habitual en el mundo del ...