[RELACIONES EU-CUBA ]

Obama busca apoyo de empresas para su estrategia cubana

Los ambiciosos planes de los empresarios chocan con el Congreso estadounidense, que tiene la última palabra para acabar con el embargo a Cuba.

Temas:

Restablecidas ya las relaciones diplomáticas con La Habana, la Casa Blanca pone ahora sus ojos en el empresariado estadounidense como la principal baza en su estrategia para completar la segunda –y más compleja– fase de normalización de relaciones con Cuba. Desde el turismo a las nuevas tecnologías, nadie en el sector privado estadounidense quiere perderse el gran pastel de negocios que ve en la isla. Pero al igual que el presidente Barack Obama, los ambiciosos planes de los empresarios chocan con el Congreso, que tiene la última palabra para acabar con el embargo a Cuba. Reclutar al empresariado para hacer fuerza común, tanto en La Habana como en el Capitolio de Washington, es casi un paso lógico.

Ese fue el objetivo principal de una reunión a puerta cerrada en la Casa Blanca el miércoles pasado, dos días después de la reapertura de embajadas en Washington y La Habana, con unos 70 empresarios cubanoamericanos, representantes de industrias y del sector agrícola, abogados, grupos de interés y laboratorios de ideas vinculados a Cuba. En la cita se discutieron los pasos ya dados para contrarrestar el embargo, pero también se analizaron posibles nuevas medidas de flexibilización de las regulaciones existentes, según confirmaron a El País varios de los asistentes.

“Quieren que seamos la avanzada” de los cambios, explicó bajo condición de anonimato uno de los empresarios participantes. “Básicamente nos han dicho: Ustedes los empresarios pueden ir mucho más adelante que nosotros. Busquen los huecos que haya en el embargo donde se puedan colar y díganle al Gobierno cubano que empiece a mostrar interés en trabajar con nosotros, y nosotros vamos a trabajar más”, resumió.

“La Casa Blanca quiere poder contar con estos grupos para lo que se vaya a hacer en el futuro”, corroboró otro invitado a la reunión, auspiciada por grupos que presionan en Washington para convencer al Congreso de que levante el embargo.

En el encuentro participaron altos funcionarios del Ejecutivo de Obama, como su asesor Ben Rhodes, que llevó las negociaciones secretas que derivaron en el anuncio de normalización de relaciones con Cuba el 17 de diciembre. También estuvieron la secretaria de Estado adjunta para América Latina, Roberta Jacobson, y su mano derecha, Mark Feierstein, además del encargado de negocios de la flamante embajada estadounidense en La Habana, Jeffrey DeLaurentis. Por la reunión también se pasó a saludar la asesora y amiga personal del Presidente, Valerie Jarret, quien dio las gracias en nombre de Obama a los presentes por su apoyo a su política hacia Cuba, de acuerdo con las fuentes.

¿Hasta dónde está dispuesto a llegar Obama por su cuenta?, es la gran pregunta. Algunos salieron convencidos de que el anuncio de nuevas acciones ejecutivas para flexibilizar las relaciones comerciales y hasta los viajes individuales a la isla –hasta ahora prohibidos– es “inminente”. Una fuente oficial de la Casa Blanca negó sin embargo tal extremo. “No tengo anuncios sobre próximas regulaciones en materia de viajes”, replicó a una pregunta concreta al respecto.

A la par, la fuente confirmó, también bajo condición de anonimato, que la Casa Blanca cree que todavía hay espacio para una mayor liberalización de los límites a los contactos con la isla, ya sea mediante acciones presidenciales como las que en enero flexibilizaron los viajes y el comercio, o con otros instrumentos.

“El Presidente ha sido muy claro en su apoyo a medidas para mejorar los viajes y el comercio y para aumentar los contactos personales, apoyar a la sociedad civil en Cuba y respaldar el naciente sector privado cubano, así como mejorar el libre flujo de información hacia, desde y entre los cubanos”, recordó.

Mientras se deciden nuevas medidas y sus tiempos, los empresarios son para la administración Obama una forma clave y visible de “presión” continuada frente al Congreso en contra del embargo. El ejemplo esbozado es la empresa Airbnb. Con su desembarco en Cuba en abril, la plataforma de alquiler de viviendas no solo abrió una oportunidad de negocios en la isla, sino que además puso más presión al Congreso para que levante la prohibición de viajar como turista a Cuba, la prioridad declarada de una Casa Blanca convencida de que no hay mejor diplomacia que el turismo y los encuentros cara a cara entre los pueblos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Mundo General de Estados Unidos promete defender a Japón de ataque norcoreano

El general Joseph Dunford estrecha su mano con el primer ministro japonés Shinzo Abe. El general Joseph Dunford estrecha su mano con el primer ministro japonés Shinzo Abe.
El general Joseph Dunford estrecha su mano con el primer ministro japonés Shinzo Abe. AFP

El máximo responsable militar estadounidense reiteró el viernes la promesa de Washington de defender a Japón ante un ataque ...

Videos del día Nuevo récord náutico en travesía entre Cuba y Estados Unidos

Nuevo récord náutico en travesía entre Cuba y Estados Unidos Nuevo récord náutico en travesía entre Cuba y Estados Unidos Vídeo
Nuevo récord náutico en travesía entre Cuba y Estados Unidos AFP

El inglés Nigel Hook y el estadounidense Jay Johnson conquistaron un nuevo récord mundial de velocidad en el cruce desde ...

Mundo Aumentan a 14 los muertos por los atentados en España

Miles de personas guardaron un minuto de silencio en recuerdo a las víctimas fatales. Miles de personas guardaron un minuto de silencio en recuerdo a las víctimas fatales.
Miles de personas guardaron un minuto de silencio en recuerdo a las víctimas fatales. AFP

El número de muertos por los atentados en España aumentó a 14 con el fallecimiento de una mujer ingresada en un hospital ...