MALESTAR EN LAS VÍAS

Oficios extraños

Los paseadores de perros, maquilladores de cadáveres o vendedores de sueños son un detalle al lado de otros oficios surgidos al fragor de la necesidad. Ahora hay “dispensadores” de estacionamientos en espacios públicos, conocidos como los “bien cuidao”. También hay “dispensadores” de estacionamientos por minuto y sus “auxiliares”, comisionados en la remoción de vehículos en las vías públicas, me refiero a los administradores de grúas de remolque.

A estos últimos les dedico este artículo. Son entidades encargadas de “inmovilizar” los automóviles, ya sea por estar mal estacionados o producto de siniestros o hechos de tránsito. Algunas veces, por el capricho de los inspectores que se visten con la legalidad del Decreto 640 y sus reformas, que le dan ese matiz de rigor, y en sus palabras, por todas aquellas conductas administrativas que les permita el menú de infracciones, para referirse al Reglamento de Tránsito.

Hecha la ley hecha la trampa, a las cosas hay que llamarlas por su nombre. Percibo una sospechosa relación entre la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre y los prestadores del servicio de grúas; ellos aluden que es un beneficio para la sociedad, toda vez que –generalizan–“los conductores son una lacra que incumple las leyes de tránsito, y llevarse los vehículos, aunque parezca una medida extrema, es la única manera de que entren en cintura”. Ese parece ser el norte y la justificación de tal castigo o penalización, pero más bien pareciera que hay intenciones subterráneas. Estos “consorcios” no tienen una tarifa fija y, de forma arbitraria, le cobran al supuesto infractor por trasladar, maniobrar y almacenar el vehículo, sin que pueda intervenir la entidad que los encargó, porque se trata de una “empresa privada”.

Lo más extraño es que, cual buitres, están al acecho del posible infractor para devorarlo, una vez hayan sido avisados por sus socios, y encomendada la acción no hay argumento que valga para hacerlos desistir del traslado forzoso del vehículo. Otras veces no queda rastro ni vestigio de adónde se han llevado el bien, con la incertidumbre y el temor de que hemos sido víctimas de un hurto, por no dejar aviso de ello. Pero alegan que tienen una línea 311 que da las indicaciones y coordenadas del vehículo, argumento falaz porque esta dirección telefónica es tan eficiente como el Seguro Social para procurar una cita médica.

El Estado pareciera tener interés en favorecer las ganancias que generan tales compañías. ¿Será un matrimonio de conveniencia u otra caja menuda, por aquello de las comisiones que se alegan son pagadas con cada traslado de los infractores?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INVESTIGACIÓN Revelan que los padres de Papadimitriu recibieron dinero de Odebrecht

Papadimitriu también dijo a El País que sus padres son “exitosos empresarios” que empezaron su vida en el sector privado con un restaurante.
LA PRENSA/Ana Rentería

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Mundo El huracán María devasta Dominica y amenaza Guadalupe

María pasó por Dominica, país de 72 mil habitantes. María pasó por Dominica, país de 72 mil habitantes.
María pasó por Dominica, país de 72 mil habitantes. AFP/Cedrik-Isham Calvados

El huracán María, "potencialmente catastrófico", se dirige hacia Guadalupe con categoría 4 tras haber devastado Dominica y se ...

ESPECIE El viaje de Soca

Tortuga baula Tortuga baula
Tortuga baula LA PRENSA/Alexander Arosemena

Las tortugas baula o canal suelen tocar tierra solamente para anidar, y en mayo de este año, Soca, un ejemplar de esta ...

CONTENIDO PATROCINADO Las medidas cautelares en el proceso penal

El proceso penal El proceso penal
El proceso penal

El cumplimiento de la sentencia, existen normas de carácter judicial que establecen las medidas cautelares. El propósito ...