CAJA DE SEGURO SOCIAL

Seguir intentándolo…

Temas:

Como dije hace varias semanas, Alfredo Martiz está capacitado para dirigir la Caja de Seguro Social. Médico, abogado y con estudios en administración de servicios de salud, tiene el perfil necesario para entender los problemas y hacer un buen trabajo en la dirección de la institución más complicada del país. Hace dos semanas dejó claro su compromiso en una reunión con directores médicos donde, usando un lenguaje sencillo y directo, les pidió lograr el compromiso de los funcionarios para cumplir con los horarios en que deben atender a los asegurados que pagan sus salarios.

Como era de esperarse, una reunión de ese tipo astutamente publicitada a través de las redes sociales generó bastante incomodidad en muchos colegas que se sintieron aludidos por las denuncias y solicitudes expuestas por el director general. A raíz de aquella reunión, volvió a primera línea la eterna discusión de cómo resolver los graves problemas que afectan a la institución. De allí que valga la pena repasar, por enésima vez, algunos de los muchos problemas que aquejan a la CSS y qué posibles soluciones tendrían.

Posiblemente el más grave de todos los problemas que enfrenta la CSS a largo plazo son las jubilaciones. Siendo prácticos, la solución de ese problema es matemática. Si se teme que se agoten las reservas financieras necesarias para pagar las jubilaciones y pensiones, las únicas maneras de enfrentar esa crisis es aumentando los aportes o reduciendo los pagos. Los aportes, únicamente se pueden aumentar incrementando la cuota que se paga, o aumentando el número de cuotas necesarias para obtener el derecho a jubilación. La reducción de los gastos, consistiría en aumentar la edad de jubilación, reducir lo que se paga o reducir la cantidad de personas con derecho a jubilarse. Obviamente, a nadie le agrada ninguna de estas opciones, pero son las que hay. Es un tema matemático, y debe manejarse como tal. Por supuesto, siempre pudiera aumentarse un aporte gubernamental paliativo, pues tarde o temprano no será suficiente en un mundo donde cada vez la gente vive más años.

El otro problema, que fue el que revolvió la bilis en la reunión del Dr. Martiz, es lo referente a la calidad de atención que recibe el asegurado. Antes de seguir, dejo claro que a muchos de mis colegas tal vez no les agrade mi opinión, pero después de veinte años escribiendo, uno se acostumbra a que todo no puede ser del gusto de todos. No faltará tampoco quien me cuestione que, por no trabajar en la CSS, no puedo opinar porque “no entiendo” el problema. Créanme que llevo muchos años escuchando las quejas de pacientes y colegas, y me he podido hacer una opinión bastante informada al respecto.

Hay que tener claro que lo dicho por los médicos después de escuchar la intervención del director Martiz aquel día es muy cierto. Los médicos no son el problema de la CSS. La institución está llena de muchísimos problemas muy serios, pero no pueden negar que los médicos es uno de ellos. Donde se dificultan las soluciones, es cuando se trata de discutir sobre un grupo particular, y termina aceptando sus problemas y se compromete a “buscar soluciones” siempre y cuando se haya resuelto todo lo demás. Si este argumento lo utilizan todos los gremios -como conocimos de primera mano en 2007, después del desastre del dietilenglicol- lo que tenemos es un absoluto estancamiento en el statu quo, donde todos “están dispuestos a cambiar”, pero “después que cambien los demás”.

Como he escuchado a algunos colegas decir, no es posible trabajar en un lugar donde no se tienen insumos para hacer operaciones, donde no hay medicamentos para tratar patologías comunes o cuando la burocracia entorpece cualquier procedimiento. Ante semejante desastre, una opción sería renunciar, pero esa palabra no está en el diccionario de muchos funcionarios. Donde los argumentos pierden fuerza, es cuando la solución a eso resulta ser no ir a trabajar o irse a las tres horas de haber llegado, cuando se recibe salario por ocho. Igualmente, si un médico debe ver veinte pacientes, y termina de verlos en dos horas, lo correcto no es irse a la clínica privada. Es cobrar solamente por dos horas, que es lo que demora en cumplir con su trabajo. Así, algunos se opondrán eternamente a que se lleve un control de tiempo de asistencia, o que se implementen expedientes electrónicos que registran en detalle cuánto demoran atendiendo cada paciente.

Lo crucial es que el médico tiene que entender que, de cualquier manera, él es quien da la cara por la institución, siendo necesariamente sujeto de las quejas si un paciente que madrugó para sacar un cupo, no siente que recibió la atención adecuada. Sea porque faltó la secretaria, la auxiliar o quien tenía que traer los expedientes, el paciente acudió a la cita con el Dr. Fulano, y el Dr. Fulano no lo atendió.

Como era de esperarse, el engendro ese que llaman Comenenal, comenzó a mandar comunicados interminables esgrimiendo todo tipo de excusas para no aceptar las quejas que ha expuesto el director Martiz. En uno, hasta pedían seguros para los médicos que caminan de su carro al hospital. Seguramente, el gremialista eterno que se esconde tras el seudónimo “opinión crítica”, “o directo y de frente”, despotricará como de costumbre. Ya estoy acostumbrado.

Como le sugerí a Alfredo Martiz desde que se le mencionó como director de la CSS, su primera acción debía ser deshacerse de los parásitos gremialistas que tienen nombrados para mantenerlos callados. Alfredo lo intentó pero, como yo lo sospechaba, no tuvo el apoyo político para sacudirse ese problema. Veamos qué pasa pero, a año y medio de elecciones, no me parece que los políticos estén dispuestos a ponerse los pantalones y tomar medidas drásticas. Lo que queda es seguir intentándolo…

El autor es cardiólogo

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

caribe María se aleja de Dominicana dejando miles de casas dañadas e inundaciones

En el noreste de la isla de República Dominicana el huracán castigó a los más pobres. En el noreste de la isla de República Dominicana el huracán castigó a los más pobres.
En el noreste de la isla de República Dominicana el huracán castigó a los más pobres. AFP

El huracán María se alejaba este viernes en la noche de República Dominicana tras dañar más de 4 mil viviendas y provocar la ...

detectan vida bajo los escombros Perdura esperanza de rescatar sobrevivientes de sismo

La espera por noticias de sus familiares los llena de angustia e incertidumbre. La espera por noticias de sus familiares los llena de angustia e incertidumbre.
La espera por noticias de sus familiares los llena de angustia e incertidumbre. AP

Una montaña rusa de esperanza y angustia vivían este viernes familiares de personas reportadas con vida en edificios ...

Videos del día Fisioterapeutas ayudan a rescatistas y voluntarios en México

Fisioterapeutas ayudan a rescatistas y voluntarios en México Fisioterapeutas ayudan a rescatistas y voluntarios en México Vídeo
Fisioterapeutas ayudan a rescatistas y voluntarios en México AFP

Los rescatistas realizaban los últimos esfuerzos para encontrar sobrevivientes del terremoto de 7.1 que sacudió México el ...