PANAMÁ, UN PAÍS VULNERABLE

Terrorismo

Terrorismo Terrorismo
Terrorismo

El FBI arrestó recientemente a dos individuos por apoyar al grupo terrorista Hezbolá. De acuerdo con Associated Press (8 de junio), uno de los sujetos estuvo en Panamá para identificar posibles objetivos, entre ellos el Canal interoceánico y las embajadas de Israel y Estados Unidos.

El anuncio produjo alarma en algunos sectores, pero altos funcionarios aseguraron que la situación está“bajo control”. Es evidente que tienen una idea muy precaria del fenómeno y poca noción de cómo enfrentarlo.

El terrorismo es una forma de violencia política que ataca deliberada e indiscriminadamente a la población civil. Tiene motivaciones religiosas, ideológicas o nacionalistas. Dependiendo de quiénes son los perpetradores, puede clasificarse en terrorismo estatal y no estatal.

Panamá es un país vulnerable al terrorismo, no tanto por su posición geográfica (a la que se atribuye, con simpleza, todo lo que pasa acá) como por su débil institucionalidad democrática. Las instituciones panameñas, todo un modelo de ineficiencia y arbitrariedad, están minadas por la corrupción. Estas características menoscaban su capacidad de responder efectivamente al terrorismo.

El terrorismo no estatal opera a través de agrupaciones transnacionales no dependientes de un Estado. En Panamá, las amenazas de terrorismo no estatal provienen principalmente del exterior, esto es, de grupos terroristas domiciliados en otros países que llevan a cabo operaciones internacionales.

La primera línea de defensa contra amenazas procedentes del extranjero es el control migratorio. La mayoría de la gente que entra al país, incluyendo a criminales, mafiosos, pandilleros y terroristas, no se cuela por pasos recónditos en nuestras fronteras. Por el contrario, entra como Pedro por su casa a través del Aeropuerto Internacional de Tocumen.

Allí y en otros puntos de ingreso, el control es incompleto y deficiente. En general, hay gran ineptitud y corrupción en nuestro ámbito migratorio, lo cual atenta contra el orden democrático. El propósito del sistema no es contribuir a la tranquilidad ciudadana, sino enriquecer a abogados maleantes y funcionarios coimeros que prosperan a partir de la trata de personas, uno de los negociados más repugnantes.

Además del control migratorio, la seguridad ciudadana y el sistema judicial deben ser barreras contra el terrorismo. Ninguna de las dos salvaguardias, sin embargo, opera en Panamá.

Los organismos panameños de seguridad, militarizados a partir del pésimo gobierno de Martín Torrijos (PRD, 2004-2009), se caracterizan por su total incapacidad para enfrentar el crimen organizado y sus abusos a las personas que actúan pacíficamente en ejercicio de sus derechos. Su participación en ilegalidades como extorsiones, contrabandos y trasiego de narcóticos es el pan nuestro de cada día, junto con sus atropellos cada vez más osados contra los ciudadanos que tratamos de conducirnos correctamente, conforme a las normas del derecho y la civilización.

El sistema judicial, que en su más amplia acepción comprende desde el organismo penitenciario y el Ministerio Público hasta los juzgados y altos tribunales de justicia, se encuentra en un estado putrefacto. Su elemento sobresaliente es un grupo de jueces y fiscales incompetentes y coimeros, cuyo interés primordial no es promover la justicia, sino tumbar un botín.

Poca protección tenemos, entonces, contra el terrorismo transnacional que, además, encuentra en Panamá fuentes de financiamiento y oportunidades de inversión. Algunos renglones económicos—entre ellos la banca, la actividad inmobiliaria, el comercio, la construcción y otros servicios—reciben capitales derivados de actividades ilícitas, como el tráfico de drogas, de armas y de personas, la explotación sexual de adultos y menores, la extorsión, el secuestro y la piratería, a veces vinculadas al terrorismo transnacional.

En cuanto al terrorismo estatal, no solo fue uno de los pilares de la dictadura castrense de Torrijos, Paredes y Noriega (1968-1989). En la actualidad, plantea un gran desafío a la paz social a partir de la militarización de los servicios de seguridad y su profunda infiltración por la corrupción y el crimen organizado.

El sistema judicial es la primera barrera contra el terrorismo estatal, pero en Panamá no funciona. En momentos en que el Consejo de Gabinete debe acordar con el presidente de la República el reemplazo de dos magistrados en la Corte Suprema de Justicia (La Prensa, 12 de junio), bien podría hacer un esfuerzo por designar allí a juristas probos que combatan el terrorismo, no que lo faciliten con sus conductas delincuenciales.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

CASO ODEBRECHT Proponen que multas a empresas deben ser descontadas del contrato

La propuesta buscaría que el Estado le descuente a Odebrecht. La propuesta buscaría que el Estado le descuente a Odebrecht.
La propuesta buscaría que el Estado le descuente a Odebrecht. LA PRENSA/Archivo

Un anteproyecto de ley que busca que todas las sumas que empresas o contratistas del Estado deban pagarle a la Nación por ...

Pelea en Las Vegas Mayweather promete morir peleando contra McGregor

Floyd Mayweather Jr. (Izq.) y Conor McGregor esperan superar los récords en audiencia. Floyd Mayweather Jr. (Izq.) y Conor McGregor esperan superar los récords en audiencia.
Floyd Mayweather Jr. (Izq.) y Conor McGregor esperan superar los récords en audiencia. AFP

Floyd Mayweather decidió adoptar una retórica más conservadora en la última conferencia de prensa con Conor McGregor, ...

TRAMA DE CORRUPCIÓN Avanza proceso para enjuiciar al vicepresidente de Ecuador por caso Odebrecht

El vicepresidente Glas pidió el lunes a los legisladores autorizar su vinculación en el proceso penal para defenderse en las cortes. El vicepresidente Glas pidió el lunes a los legisladores autorizar su vinculación en el proceso penal para defenderse en las cortes.
El vicepresidente Glas pidió el lunes a los legisladores autorizar su vinculación en el proceso penal para defenderse en las cortes. AFP/Archivo

El Congreso de Ecuador recibió este miércoles 23 de agosto el pedido para autorizar la vinculación del vicepresidente, Jorge ...