ABUSOS Y CRIMINALIDAD

Verdades que ofenden

La inteligencia humana da para investigar y discernir, a la luz de la verdad, la objetividad y la ética, los hechos y manipulaciones que a menudo se conocen u ocultan y ofenden el raciocinio y la dignidad. Es cierto que hay problemas y necesidades en Venezuela, como los hay en muchos países de América, África, Asia y aún en Europa y Estados Unidos; no son problemas exclusivos de un país.

Miles de muertes, torturas, desapariciones y destrucción se registran en Medio Oriente, México, Honduras, Paraguay, Somalia y Palestina; mientras, en Egipto, el general (r) Abdel Fatah Al Sisi continúa gobernando, con igual terror que su antecesor Hosni Mubarak (también militar retirado), y acaba de condenar a muerte, bajo torturas, a seis graduandos universitarios, o en Irak y Afganistán a donde enviarán a 4 mil marines más. Se registran miles de casos de cólera en la devastada y olvidada Haití, al igual que en la bombardeada y bloqueada Yemen por parte de Arabia Saudita –aliada de Estados Unidos–, que ha destruido los sistemas de salud y agua potable. Para colaborar, Trump acaba de firmar un acuerdo para venderle armas, por 110 mil millones de dólares, que parece fue aprobado también por el Congreso estadounidense. Ninguna denuncia, frecuente o destacada sobre tantos abusos y criminalidad contra tantos pueblos. ¿Serán extraterrestres?

Se afirma que a diario Venezuela vende petróleo a Estados Unidos por valor de más de 32 millones de dólares, lo que demuestra la conveniencia de comprárselo, como a otros empobrecidos países americanos del sur. Traer petróleo de sus países aliados y en guerra, del Medio Oriente, le demora en llegar 45 días, mientras de Venezuela –con las mayores reservas del mundo– o de Ecuador, solo tarda escasos cuatro días. Huelgan comentarios sobre los intereses económicos y geopolíticos en juego, cuando además en Sur América hay grandes reservas de gas, oro y minerales estratégicos valiosos; el Canal de Panamá, las selvas y el agua no contaminada, otros tesoros que ya algunos “empresarios” exportan. Entonces, hay suficientes elementos para analizar tantos ataques e irregularidades que se vienen dando en elecciones y desprestigio contra gobiernos electos en otros países, sin irregularidades como la desaparición de los nombres de miles de electores del padrón electoral o que un “colegio electoral” elija y designe un presidente y no el voto del pueblo de EU.

Hay quienes creen que las medidas de fuerza –como bloqueos militares y financieros a Cuba y Yemen, Venezuela o Panamá– o sabotajes y campañas mediáticas desinformadoras son las que deben imponerse en “democracia”, y no el respeto, cooperación y equidad. Vean la realidad en Medio Oriente, investiguen en la historia de los pueblos cuánto daño ha causado el uso de la fuerza. Nadie se pregunta qué países invaden, bombardean y se apropian de territorios y riquezas. ¿Será por temor, conveniencia o complicidad criminal?

No hay escrúpulos y la vida de los pobres no tiene valor. Las pruebas de armas y radiactivas, con seres humanos, –documentadas y con testimonios en islas Marshall-Bikini y otros lugares–, son crímenes de lesa humanidad. Cínicamente, quienes practican el terrorismo acusan a otros de practicarlo, y se atreven a “exigir” democracia, derechos humanos y libertad religiosa. Mientras sigue la carnicería en Irak, aumenta el rechazo y las demandas de investigaciones contra un arrogante Trump por abusos y supuestas faltas a la ética y enriquecimiento derivado de su posición, por parte de gobiernos extranjeros, el pueblo inglés no quiere recibir su visita y en España se profundiza el tema de las irregularidades cometidas por el Partido Popular de Rajoy, a quién se le exige comparecencia personal ante jueces, igual a la familia “real”. La corrupción en el Congreso brasileño aumenta, manteniendo a un espurio e investigado “presidente”; igual, en Panamá, la Asamblea es acusada de innumerables actos de corrupción, los miembros de la Corte Suprema de Justicia se burlan del pueblo, y ninguno de los dos órganos se investiga entre sí. El crecimiento económico es una bofetada al pueblo de este país por las desigualdades. Las relaciones con China son un paso positivo, aunque curiosamente, a la vez, se habla de oficializar nuevamente las bases militares en Panamá. ¿Qué hay detrás, realmente? Analizando estos hechos, sin apasionamientos, condicionamientos políticos ni de clases sociales o influencias mediáticas, y viendo la verdad, esa que ofende, da la impresión de que algo grande viene cocinándose y no parece favorable a la equidad, justicia y paz, que es lo urgente y necesario para la humanidad.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

DIPLOMACIA Pence y Varela se reunirán por una hora y 30 minutos

Mike Pence junto a su esposa Karen a su llegada a Santiago de Chile. Mike Pence junto a su esposa Karen a su llegada a Santiago de Chile.
Mike Pence junto a su esposa Karen a su llegada a Santiago de Chile. AFP

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, se reunirá a puertas cerradas, la tarde este jueves 17 de agosto, con el ...

Expectativa Concurso de Excelencia Educativa realiza hoy su última prueba

Los resultados de las evaluaciones serán revelados el próximo 21 de septiembre. Los resultados de las evaluaciones serán revelados el próximo 21 de septiembre.
Los resultados de las evaluaciones serán revelados el próximo 21 de septiembre. LA PRENSA/Isaac Ortega

Un total de 220 estudiantes de 22 centros educativos del país realiza este miércoles 16 de agosto la última prueba para ...