EDUCACIÓN

El aprendizaje del futuro hoy: Isabel Revollón Santamaría

El aprendizaje de hoy es diferente. Aunque ya lo supiese desde hace bastante tiempo, lo he recordado después de haber leído ¡Cómo se divertían! (1951), de Isaac Asimov. En la época en la que empezó a escribir (allá en el siglo XX), Asimov predijo muchísimo de lo que ocurre hoy: desde el perfeccionamiento y sofisticación continuos de la tecnología, la forma en la que se utilizaría, hasta cómo sería la educación del futuro.

Ocurre que en sus historias Asimov discurre por la relación de aprendizaje entre máquina y alumno. Programada esta (la educación) según las necesidades del usuario, su curiosidad se vería estimulada hasta ver el aprendizaje como algo divertido, procurando más y más saber. Más allá del paralelismo de lo descrito con algunas ofertas académicas en red, ¿esta premisa no les suena a Howard Gardner y sus inteligencias múltiples o a Jean Piaget y su constructivismo?

Hoy, en Panamá hay quienes descubren a Gardner y sus inteligencias múltiples con ingenua sorpresa. En las redes sociales circulan desde comentarios, videos hasta artículos acerca del porqué no se aplica este modelo de aprendizaje en las aulas del país. Explico, Gardner llegó a Panamá en la década de 1990, y sus inteligencias múltiples se promovieron para facilitar el aprendizaje de idiomas, aunque eso no signifique que no puedan aplicarse a otros aprendizajes. Debo admitir que mucho de lo que Gardner expresaba ya se materializaba en educación, a través de docentes muy dinámicos e intuitivos.

Algunos dirán que eso no se nota. Concedido, diremos nosotros. Puede que el enfoque pedagógico de este siglo no esté muy claro para algunos docentes, pero en ello intervienen diversos factores que imposibilitan su sana asimilación. Por un lado, la falta de sistematización, de guía o eje conductor que empiece por erradicar prácticas pedagógicas nada funcionales. Por el otro, lamentablemente, la atención está centrada en aspectos que son solo la punta del témpano, pues lo medular está tan enmarañado que haría falta una reingeniería en el sistema educativo (tomaría años y voluntad), para que el modelo de gestión educativa, con el que sueñan algunos especialistas aflore, se asimile y se practique de manera uniforme y empiece a rendir frutos. Por el momento, aún nos quedan esfuerzos individuales, fruto de la vocación. Sino ¿por qué seguir otorgando la orden Manuel José Hurtado a la excelencia docente?, ¿por qué se registran experiencias satisfactorias de aprendizaje, especialmente en áreas donde los recursos tecnológicos sofisticados son inexistentes y todavía predomina la tiza y el tablero? O, en el otro extremo, ¿Por qué existe la oferta de algunos colegios particulares de élite que incorpora de manera, no sabemos si tan efectiva o no, recursos tecnológicos de primera línea?

Asimov y los suyos –me refiero a los escritores de ciencia ficción– encajan en ese grupo de intelectuales que durante casi una década del siglo pasado nos prepararon para los cambios político–ideológicos, y cómo todo ello devendría en lo que conocemos por globalización. Por lo pronto, Asimov nos hace un guiño cómplice frente a este frío futuro de máquinas –emocionante por lo novedoso– cuando reconoce, en la curiosidad de uno de sus personajes de ¡Cómo se divertían!, que la escuela todavía será ese espacio de interacción social entre pares, con sus matices y desequilibrios. Con un docente para muchos estudiantes, aún nos divertimos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Destacados

Lo último en La Prensa

CADENA NACIONAL Presidente de México pide calma tras 'dura y muy dolorosa' prueba

Enrique Peña Nieto, presidente de México (centro). Enrique Peña Nieto, presidente de México (centro).
Enrique Peña Nieto, presidente de México (centro). Tomada de Twitter @PresidenciaMX

El presiente mexicano Enrique Peña Nieto pidió el martes en la noche a sus compatriotas mantenerse en calma tras el terremoto ...

situación de jóvenes inmigrantes Honduras y Guatemala piden en la ONU por los 'dreamers'

El presidente guatemalteco Jimmy Morales y su homólogo hondureño Juan Orlando Hernández en la Asamblea General de la ONU. El presidente guatemalteco Jimmy Morales y su homólogo hondureño Juan Orlando Hernández en la Asamblea General de la ONU.
El presidente guatemalteco Jimmy Morales y su homólogo hondureño Juan Orlando Hernández en la Asamblea General de la ONU. AP/Frank Franklin II