GOBIERNO

El culto a la personalidad

Es inconcebible lo que en estos días viene acaeciendo. Aplacado transitoriamente el problema Odebrecht versus Gobierno, quieto por unos días el movimiento de docentes y jubilados, de los delincuentes enfrentado a las autoridades, resuelto el problema de los diputados “juega vivos” por el reciente fallo de la Corte Suprema de Justicia, etc., parece transcurrir un instante en que al menos se puede respirar.

Sería natural aprovecharlo para preparar sin congojas alguna solución digna y seria a la cadena de problemas que arrastra este régimen policíaco, con solo 33 meses de desgobierno (2014/2017). Los pavores sufridos, las angustias, los peligros debieran haber enseñado a los señores y señoras del régimen de Juan Carlos Varela todas las lecciones de todos los libros y, más que nada, la principal: la de no perder el tiempo ni desaprovechar la ocasión.

Dada la calidad del espíritu público hoy, la mayor demencia es conservar el statu quo. Todos los de este régimen temen que un día amanezca nuestra vida pública alterada y removida por mudanzas profundas; y ante estas posibilidades, su ímpetu en la defensa de los sistemas caducos, adquiere una elasticidad insospechada. Pero todas sus maniobras van perdiendo eficacia.

Ahora advierten que han abusado de todos los trucos y que, de pronto, empiezan a fallar en sus manos los resortes clásicos de la mecánica política. Y he ahí la confusión, la turbidez y el espanto, y el no saber a dónde va la descartada nave del “desgobierno de Varela” ni cómo logrará capear los furiosos temporales que han traído los días modernos.

¡El país parece de momento adormecido! Solo entre algunos grupos de obreros, residentes de barrios en protesta por falta de agua, y entre los jubilados –en quienes ha ido a refugiarse la pasión de la lucha política– surge alguna vez, como una llamada, la inquietud que vivimos.

Pero a pesar de la calma aparente, la situación de nuestros problemas económicos y sociales es todavía peor que antes. No se ha resuelto nada, absolutamente nada. El desgobierno de Varela ofrece a la vida panameña los mismos problemas de antes. No se da un solo paso hacia adelante en la reforma de la organización social y política en Panamá si no la encabeza el presidente.

La prerrogativa real se cierne enigmática sobre el futuro, y nadie sospecha a estas horas cuáles van a ser los destinos de Panamá dentro de pocas semanas o pocos meses.

Es doloroso decirlo, pero en esta progresiva descalificación de los señores y señoras dirigentes de este desgobierno han contribuido, sin duda, la incompetencia, la codicia, el nepotismo, la turbidez y el “culto a la personalidad” del jefe y dueño absoluto del erario, de los recursos y bienes del Estado y del presupuesto nacional.

El régimen policíaco del señor Juan Carlos Varela ha preferido a los mediocres, a los proclives al latrocinio, a los dóciles y fáciles, a los serviles, contestadores de palacio en vez de reclutar a los capaces y honestos, firmes y claros servidores de la nación. Poco a poco ha hecho la selección al revés.

Nada se hace a nivel del gobierno que no lo determine, dirija, encabece o ejecute el propio presidente (nombrar y posesionar ministros, magistrados, procuradores, directores nacionales, comisionados de la Policía Nacional, presidir actos de graduación y de ascensos o condecorar a oficiales de la Fuerza Pública, presidir el “Gabinete ciudadano” fuera de Palacio, inspeccionar obras en construcción, limpiar y pintar escuelas, entregar cheques de subsidios a beneficiarios y de beca a estudiantes, y hasta entregar la llave de una “casita”, con su respectivo escusado rural, a un campesino o campesina, inaugurar cualquier feria o pequeña obra, etcétera).

Resumiendo, todo el régimen de Varela ha sido esto y mucho más. Todo el sistema político varelista gira en torno al culto a la personalidad. Puede ser que ese rasgo se descubra también en situaciones semejantes creadas en distintos países de América, pero no con el supuesto grado de la exaltación que Varela pudo alcanzar en Panamá, en aproximadamente tres años de su maltrecha gestión administrativa (2014-2017).

El sentimiento de egolatría, empero, llevó a Varela, según señalan sus más íntimos amigos, a creerse provisto de dones especiales.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

TRAMA DE CORRUPCIÓN Avanza proceso para enjuiciar al vicepresidente de Ecuador por caso Odebrecht

El vicepresidente Glas pidió el lunes a los legisladores autorizar su vinculación en el proceso penal para defenderse en las cortes. El vicepresidente Glas pidió el lunes a los legisladores autorizar su vinculación en el proceso penal para defenderse en las cortes.
El vicepresidente Glas pidió el lunes a los legisladores autorizar su vinculación en el proceso penal para defenderse en las cortes. AFP/Archivo

El Congreso de Ecuador recibió este miércoles 23 de agosto el pedido para autorizar la vinculación del vicepresidente, Jorge ...

Jugador brasileño El efecto Neymar pone de cabeza al Barcelona

El atacante brasileño Neymar ya ha visto acción en dos partidos con el PSG. El atacante brasileño Neymar ya ha visto acción en dos partidos con el PSG.
El atacante brasileño Neymar ya ha visto acción en dos partidos con el PSG. AFP

Cuando llegó todo fue alegría y emoción; en el camino problemas legales y al decidir partir a probar suerte en otros lares se ...

caso odebrecht Nuevo fiscal de Venezuela niega validez de denuncias de Luisa Ortega contra Maduro

El pasado 5 de agosto la Asamblea Constituyente nombró a Tarek William Saab como el nuevo fiscal de Venezuela. El pasado 5 de agosto la Asamblea Constituyente nombró a Tarek William Saab como el nuevo fiscal de Venezuela.
El pasado 5 de agosto la Asamblea Constituyente nombró a Tarek William Saab como el nuevo fiscal de Venezuela. AP/Ariana Cubillos

Las denuncias de la ex fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, quien este miércoles 23 de agosto dijo en Brasilia tener ...