CRUZADA CIVILISTA NACIONAL

El dolor de cabeza de Noriega

El dolor de cabeza de Noriega El dolor de cabeza de Noriega
El dolor de cabeza de Noriega

La historia de la humanidad está enriquecida con la participación de los hombres que han protestado por las injusticias contra sus derechos naturales y adquiridos, a lo largo de su participación en la estructuración de las civilizaciones. Muy transcendentales han sido las intervenciones de aquellos que han marcado un hito en el avance del bienestar y la salud de los pueblos. Es muy posible que uno de los acontecimientos más sobresalientes de la historia de la humanidad, en cuanto a la lucha que se ha procurado el hombre por la conquista de sus derechos, haya sido la Revolución Francesa, que fijó una fecha a partir de la cual arranca la conquista de los derechos de los hombres.

Nuestra pequeña patria había atravesado por muchas situaciones difíciles desde la fundación de Santa María La Antigua del Darién, pero juzgamos que ha sido durante la Cruzada Civilista Nacional (que cumple 30 años de histórica creación), cuando mejor expuesta quedó la valentía y determinación de los panameños para recobrar la libertad y los derechos que se habían perdido con el advenimiento de la dictadura militar desde 1968 y llevada a su máxima expresión bajo la dictadura del recientemente fallecido Manuel Antonio Noriega.

Todas las patrias americanas y las del resto del mundo, en el presente y en el pasado han surgido de los riesgos que muchos han corrido exponiendo su salud, su libertad y su vida, para que sus hijos puedan gozar de las libertades que vivimos en los momentos presentes, aunque todavía con algunos sobresaltos.

El trabajo de investigación que hemos realizado a lo largo de los hechos que se sus suscitan desde aquel golpe de Estado de 1968 hasta la intervención armada de Estados Unidos en diciembre de 1989, revela que siempre será la pasividad o la rebeldía de los pueblos lo que permitirá que se entronicen las dictaduras, que permanezcan en el poder, o que más temprano que tarde se desplomen de la misma manera violenta como se encumbran. Esta es una verdad acuñada en los capítulos de nuestra historia patria que se escribieron en los 21 años que duró la intervención de los militares en la usurpación del gobierno de la República.

Cruzada Civilista es uno de los nombres que las protestas pacíficas de los ciudadanos han tomado como consigna para alcanzar la victoria en sus propósitos democráticos. El Mahatma Ghandi llamó a su movimiento por la independencia de la India “Resistencia Pacífica” o “Movimiento de la No Violencia”. Si bien es cierto que esa gesta del Mahatma, no fue la primera en manifestarse en la historia de la humanidad, sí es cierto que fue espectacularmente sobresaliente porque se trataba de un pueblo que, aunque numeroso, estaba desarmado ante la fuerza arrolladora del imperio británico.

La Cruzada Civilista panameña es comparable, aunque en grado reducido y modesto, con el heroísmo de Ghandi y sus abnegados y valientes seguidores, porque igual se trataba de ciudadanos desarmados ante la potencia de un ejército profesionalmente preparado y dispuesto a enfrentarse y someter por la fuerza a un número mayor de opositores. Hay que recordar que las “armas” que ostentaban los “cruzados” eran los pañuelos blancos, las pailas y los pitos.

En la formación académica, civil y cultural de la juventud panameña, es altamente valorado el conocimiento que se tenga de esta parte de la historia contemporánea panameña, porque revela que también sabemos defender y consolidar la democracia que nos legaron (con todas sus fallas y limitaciones) nuestros mayores. Si bien es cierto que esta democracia nuestra no es el mejor sistema que hemos sabido desarrollar; también es cierto que tampoco es el peor y que es susceptible de mejorarse, afinarse, perfeccionarse y purificarse hasta su punto óptimo de bondad y ventaja para los pueblos que se constituyen en repúblicas.

Durante la Cruzada Civilista que hoy recordamos con mucha emoción, ocurrieron actos heroicos y sobresalieron muchos panameños ilustres. Pero es posible que la juventud actual ignore sus nombres y no pueda asomarse en ese espejo de patriotismo para emular a aquellos hombres y mujeres que expusieron su libertad, su salud y hasta sus vidas mismas, desafiando toda clase de daños y peligros, luchando denodadamente por restablecer la libertad y salvaguardar el sagrado derecho de creer en Dios, y del sempiterno derecho de elegir y ser elegidos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Videos del día Combaten el estrés en el 'Día de la pereza'

Combaten el estrés en el 'Día de la pereza' Combaten el estrés en el 'Día de la pereza' Vídeo
Combaten el estrés en el 'Día de la pereza' AFP

Con camas, pijamas y bostezos, los colombianos se unieron a la celebración anual del “Día de la Pereza” que busca reivindicar ...

debido a inundaciones Clases siguen suspendidas en cuatro planteles de Juan Díaz

Este martes continúa la entrega de ayuda a los afectados en 23 comunidades de Juan Díaz. Este martes continúa la entrega de ayuda a los afectados en 23 comunidades de Juan Díaz.
Este martes continúa la entrega de ayuda a los afectados en 23 comunidades de Juan Díaz. LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

Las clases continúan suspendidas este martes 22 de agosto de 2017 en cuatro centros educativos de Juan Díaz, una de las zonas ...

Serie Mundial Infantil Venezuela y México, en semifinales de Pequeñas Ligas

El equipo venezolano reaccionó en el momento oportuno para llevarse la victoria. El equipo venezolano reaccionó en el momento oportuno para llevarse la victoria.
El equipo venezolano reaccionó en el momento oportuno para llevarse la victoria. AP

Venezuela estaba a dos outs de quedar eliminada de la Serie Mundial de Pequeñas Ligas, (Béisbol Infantil) pero había colocado ...