[ESPAÑA]

El drama de los sefarditas

Temas:

La ley encaminada a reparar un error histórico, el de la expulsión de los judíos españoles, los sefardíes o sefarditas, en 1492, se ha convertido en un ejemplo excelente de los disparates de la burocracia en España.

Esa ley fue recibida con aplausos que llegaron a la jefatura del Estado, siendo así que el rey Felipe VI se dirigió al conjunto de quienes mantienen a Sefarad –España, en hebreo– en el nombre de su etnia, y que hablan el ladino, un castellano arcaico –donde los haya–, haciéndoles saber cuánto les hemos echado de menos los españoles.

Se trata, sin duda, de un cumplido que solo hace justicia a historiadores, antropólogos y lingüistas, porque para el resto de los ciudadanos el drama de los sefarditas resulta más bien inexistente. En particular para quienes redactaron la ley o, mejor dicho, el reglamento de su aplicación, que convierte en un calvario los trámites a superar para todo sefardita que quiera obtener la doble nacionalidad.

Uno de los requisitos absurdos es el del examen de castellano, de castellano actual, siendo así que si a los sefarditas se les quiere recuperar –en teoría– es precisamente por la lengua que hablan. Aun siendo posible reconocer sus semejanzas, la condición arcaizante extrema hace que el ladino y el castellano sean dos idiomas diferentes.

Así que a los sefarditas se les premia por su lengua y se les castiga porque la hablan. Con la duda añadida acerca de si no habrá en España quienes se expresan en un castellano horroroso por razones que no tienen que ver con la historia, sino con las modas imperantes, y nadie piensa en hacerles examen alguno cuando se van a sacar el pasaporte. Esos exámenes de lengua y de costumbres, de ciudadanía cabe decir, han proliferado como solución para convertir en español a quien quiere serlo sin que esa voluntad sirva por sí sola como parece que debería ser.

El disparate es tal que los especialistas se preguntan, como mejor retórica en contra de la ley, si un Cervantes redivivo pasaría hoy la prueba de la españolidad hablada.

El resultado de las trabas que se les ponen a los sefarditas lleva a que desde que entró en vigor la ley en España el año pasado, solo una persona entre las casi 2 mil 500 que presentaron la solicitud haya logrado superar con éxito la carrera de obstáculos de la burocracia. Y lo más genial de esta historia de despropósitos es que, aun siendo así, la administración ha concedido la nacionalidad española en estos 10 meses que lleva en vigor la ley a cerca de 4 mil 500, pero por la vía de ignorarla. Alegando que las solicitudes se presentaron antes del 1 de octubre de 2015, cede graciosamente la condición de españoles a esos sefarditas.

Dicho de otro modo, el Gobierno de Madrid se ha dado cuenta de que burlar la ley es el único medio que existe para poder cumplir con el objetivo de recuperar a aquellos españoles perseguidos y expulsados hace cinco siglos y 23 años. A lo mejor es de eso, de picaresca, de lo que había que examinarles.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo más Visto Nuevo Comentado

Lo último en La Prensa

Operación Rescatistas panameños buscarán a desaparecidos en Linda Vista

Equipo USAR Panamá arriba a suelo mexicano. Equipo USAR Panamá arriba a suelo mexicano.
Equipo USAR Panamá arriba a suelo mexicano. Cortesía/Sinaproc

Rescatistas de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) ya se encuentran en México para reforzar las labores de rescate y asistencia ...

cifra de muertos sube a 245 México aún lucha para rescatar sobrevivientes tras sismo

La señal de silencio (el puño en alto) en la escuela Enrique Rébsamen se da para que los rescatistas puedan escuchar algún ruido que les señale dónde hay una persona con vida. La señal de silencio (el puño en alto) en la escuela Enrique Rébsamen se da para que los rescatistas puedan escuchar algún ruido que les señale dónde hay una persona con vida.
La señal de silencio (el puño en alto) en la escuela Enrique Rébsamen se da para que los rescatistas puedan escuchar algún ruido que les señale dónde hay una persona con vida. AP/Marco Ugarte

A pesar de la lluvia que caía sobre la Ciudad de México la noche del miércoles, rescatistas seguían trabajando con ...

CINE 'Una mujer fantástica' podría hacer historia en los Oscar

Daniela Vega, de 28 años, protagoniza la cinta de Sebastián Lelio Una mujer fantástica. Daniela Vega, de 28 años, protagoniza la cinta de Sebastián Lelio Una mujer fantástica.
Daniela Vega, de 28 años, protagoniza la cinta de Sebastián Lelio Una mujer fantástica. AP

Una chilena ofrece una de las actuaciones más comentadas del año y algunos esperan que sea la primera actriz transgénero en ...